Últimas noticias:

La confianza nuestra de cada día, dánosla hoy

Aunque no quieras tú, ni quiera yo

De verdad que, aunque este aprendiz de escribano quisiera ver la cosas de otra forma, los hechos apuntan en otra dirección.


México; desconfianza


La autoridad –así parece– está empeñada en sembrar desconfianza, en apostar todo contra su credibilidad, en generar incertidumbre entre la ciudadanía, y fomentar la falta de participación de la sociedad en las decisiones de gobierno.

El tema es complicado, más de lo que parece, porque el hartazgo social se hizo presente en la reciente elección de junio, aunque el PAN haya ganado con candidatos emanados del PRI.

El panorama

¿Puede escalar el conflicto con las hordas del CNTE? El panorama parece alentar esta posibilidad. En efecto, ya llegó el tiempo y el tiempo se agotó, pero, ¿de qué estamos hablando? Mis adoradas lectoras y amables lectores cuestionan al aprendiz de escribano: ¿Se agotó el tiempo de soportar la barbarie? ¿Se acabó el tiempo para regresar a la legalidad? ¿Se agotó el tiempo para que la sociedad civil empiece a actuar frente a una notable ausencia y/o contradicciones de las autoridades?

Los escenarios de cara a las elecciones en el país del norte tampoco son muy alentadores. Ahora contienden por la Casa Blanca, alguien que no quiere a los que aún no nacen, contra un señor que no quiere a los vivos, salvo a los que dicta su hitleriano sueño. Roberta Jacobson ha evidenciado habilidad y conocimiento, pero no se manda sola. Hay preocupación sin duda.

La reforma energética y las demás, no acaban de convencer al ciudadano nuestro de cada día. La pérdida del poder adquisitivo del peso es brutal, tanto como la falta de empleos. Cierto, la baja en los precios del petróleo, en teoría, debieran favorecer nuestra presencia y competitividad en el mercado. El problema es que el mejor de nuestros clientes ya no quiere comprar, lo que significa que seguimos dependiendo de los Estados Unidos y la inversión productiva se debilita.

Expectativas

No es suficiente con que Enrique Ochoa llegue a la presidencia nacional del PRI. Se necesita un golpe de timón que va desde el cambio y evolución del desgastado discurso de Manlio Fabio, hasta pasar del amenazante mensaje de Aurelio Nuño que se desdibuja frente a la posición de Osorio Chong que hacen que la coyuntura se quede en el etéreo.

Como dice Carlos Elizondo Mayar Sierra, la existencia de un nuevo PRI se verá, cuando varios gobernadores, dirigentes sindicales y no pocos funcionarios colocados para “taparle el ojo al macho”, sean sometidos a procesos judiciales. Hacer lo contrario enervará el mal humor de la sociedad y podría detonar un estallido social, más allá de la exitosa guerra de guerrillas de la CNTE.

El periodista Enrique Quintana lo resume espléndidamente: No se trata de optar por el menor de los males, sino por el mayor de los bienes. Hacer lo contrario significa darse un balazo en el pie, porque la confianza se gana cada día.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar