Últimas noticias:

El dinero, la fama y el poder

Vacaciones forzadas

Después de unas vacaciones forzadas por una cirugía, el escribano vuelve a la carga. Ha sido una espléndida oportunidad para darle un nuevo orden a las prioridades, de esas oportunidades que Dios facilita para hacerlo.


México; Danone, justicia social


Las cantidades de información sobrepasan, con mucho, la capacidad de análisis y síntesis de un simple amanuense. Sin embargo, una de mis adorables lectoras nos hizo llegar uno de esos mensajes que llegan en una coyuntura. Se trata del mensaje de Emmanuel Faber, CEO de la empresa Danone, durante la graduación de estudiantes de su alma mater.

Sin coreografía

Lejos del rococó y lo almidonado que se acostumbra en estos casos, el discurso de Faber se centró en destacar la vocación y la responsabilidad de quienes concluyeron la carrera de negocios. Lo hizo de manera directa, sin asumir posturas doctorales.

El CEO corporativo de Danone destacó varios puntos que resulta valioso compartir.

1. Señaló que la justicia social es parte de una perspectiva humanista de la economía. Es decir, colocando a la persona humana y la familia en el centro de la actividad económica. No son “el mercado” ni la Bolsa o las empresas calificadoras lo relevante, sino el ser humano y su entorno inmediato, la familia. Y alrededor de ello, las políticas públicas de salud, de medio ambiente, de crecimiento y desarrollo, de progreso material y mejoramiento de la persona, proyectado en la comunidad.

2. Es frecuente que en la búsqueda de un mejor estatus y de una posición económica boyante, se olviden o pasen a ocupar un lugar secundario las cosas extraordinarias de la vida. Recordó el mensaje que su hermano le enviaba todos los días a su celular, para que, estuviera donde estuviera, escuchara el sonido del manantial al que, juntos, solían acudir. Faber destacó la importancia de nunca olvidar el lugar de donde provenimos.

3. Aclaró que, para quienes tenemos un techo donde dormir, un hogar que nos aguarda, una comida que recibir y gente que nos acoge al rodearnos de cariño y amor, existen tres “enfermedades” graves: el dinero, la fama y el poder.

4. Al conceptualizar la gloria y la fama pública, Faber indicó que es un tema que se trata de una carrera sin fin, que no lleva a ninguna parte. Tiene razón, por eso existen las “estrellas del momento” que esporádicamente se ubican en las primeras posiciones de un ranking cambiante y cruel, que olvida pronto a quienes encumbró, con la misma facilidad con la que los elevó, porque pasado su cenit, a nadie más le importan.

5. La segunda enfermedad es el dinero. Sin importar su condición socio-económica, hay gente que es esclava del dinero por falta de, o por exceso de. Se trata de ser libres, de no depender de él para vivir la vida, para disfrutar del cariño de la gente que nos ama. Se trata de no atarse ni esclavizarse a lo que se gana, que bien sabe Dios lo que requerimos.

6. Al hablar del poder, los señalamientos fueron igualmente claros. Hay personas, dijo Faber, cuya única preocupación es conservar el que ya tienen y centrar su atención en las formas de adquirir más. De esta forma, destacó el empresario, que el poder que trae consigo el liderazgo sólo encuentra justificación cuando se emplea para servir a quienes han sido confiados a nuestro cuidado.

Así sabremos de qué estamos hechos.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Comentarios  

#1 JUAN JOSE HERRADA 07-07-2016 20:20
Desafortunadamente un mal de nuestra época que ha dejado el poderío de la educación normal, para "empoderar" a los futuros líderes con cursos costosos que antes los recibíamos gratis.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar