Últimas noticias:

¿Se puede torcer la ley?

Doctores de la Ley

Igualito que hace veinte siglos, existe gente que se aferra a la “verdad histórica” de la ley, cerrando el camino a las verdades trascendentes.


México; torcer la ley


El fariseísmo en la sociedad contemporánea no es nuevo. Para esos modernos Caifás, lo más relevante es “imponer” la ley, “caiga quien caiga”, aunque la realidad que los mexicanos apreciamos es que para algunos la elasticidad legislativa es maravillosa, mientras que para otros, simplemente “Lex est Lex”. Y no importa la forma en que la tortura permita arrancar declaraciones de culpabilidad a cualquier costo. Lo acabamos de ver en el video viral donde agentes federales torturan a una mujer.

Para los “doctores de la ley”, si no aparece en Youtube, no existió jamás. Dicho de otra forma, se tiene que ventilar y litigar en los medios, para que alguien “de arriba” pueda hacer caso y hacer justicia. De otra manera queda cancelada la impartición de.

La importancia

Quienes actúan como “doctores de la ley”, al más puro estilo farisaico, cierran los caminos a los derechos humanos, a las garantías individuales, a las atenuantes que surgen del bien jurídico protegido, para regir su comportamiento bajo el principio de los cargadores de la Central de Abastos: “¡Va el golpe!” Por ello jamás consideran las circunstancias de las personas.

¿Resultado? A la mujer golpeada y torturada, forzada así a dar información de lo que haya sido, los agentes de la “justicia” le acaban de abrir la puerta para que, si hubiese cometido algún delito, ahora no pueda entrar a la cárcel. La autoridad se vería peor.

La historia, efectivamente, se repite. Desde Juana de Arco, pasando por la llamada “cacería de brujas” instrumentada gracias a la histeria colectiva y al imaginario social, donde miles de mujeres fueron quemadas en la hoguera, acusadas de practicar la brujería. Bastaba que un testigo supusiera que la interfecta era “bruja”, para que los “doctores de la ley” la condenaran a morir en una pira. Y todo por no adaptarse a la estricta letra de la ley impuesta por los sedicentes juzgadores.

Por ello mismo, desde el espíritu de la ley y el sano juicio del juzgador, se tienen que considerar todos los campos del actuar, el querer, el deber y el necesitar de las personas.

Fundamental

Es básico tomar en cuenta –tanto en el terreno de la educación, como en la impartición de justicia– los considerandos del arrepentimiento, no sólo el esquema de la ley. Los comportamientos contrarios han acuñado frases como “que caiga todo el peso de la ley” sobre alguien. A este escribano le parece un equívoco, porque la ley delimita los casos y la gravedad de los hechos, desde el Código hasta la Jurisprudencia de la Corte.

Pregunta para mis adorables lectoras y amables lectores: ¿Cuántas personas se encuentran en la cárcel, abusando del concepto “prisión preventiva”?

La investigadora Elena Azaola (publicado en http://www.animalpolitico.com/2015/04) estima que 109 mil 86 (42%) personas están presas sin la sentencia de un juez. Esto significa que 4 de cada 10 presos se encuentran en esta situación.

Esto significa –como se ve en forma reiterada en el país– que la ley puede ser torcida a voluntad del poderoso. ¡Qué pena!

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar