Últimas noticias:

México y la cuarta revolución industrial

Recientemente, Jair López, reportero de El Financiero, realizó una entrega interesante sobre la que vale la pena un par de comentarios y reflexiones.



La moda

Efectivamente, la llamada “Cuarta Revolución Industrial” se ha puesto de moda como concepto y forma de actuar, entre varias empresas de todo el mundo, pero –como señala Jair López– para México podría significar un riesgo de importancia. La razón: el empleo de tecnología para descentralizar los procesos de manufactura.

Mientras que para KIA, Sanmsung, Honda o cualquier otra empresa de estos calibres la digitalización es un cambio en el diseño de productos y su manufactura, la gran incógnita en México radica en los procesos, aun dramáticamente centralizados y ausentes de “democratización”, es decir, del indispensable “empowerment” para instrumentar una nueva cultura de Kaizen y mejora continua.

Cambios de época

Que mis bellísimas lectoras y gallardos lectores piensen por unos momentos en lo que Helmuth Ludwig, Vicepresidente ejecutivo y director general de Digital de Siemens, asegura: “Si piensas en la impresión 3D, no son 100 o mil máquinas en una fábrica. Ahora son mil fábricas con una máquina, porque lo puedes hacer todo descentralizado”.

El riesgo, para las autoridades gubernamentales encargadas del tema y para los empresarios mexicanos es simple: Si estos cambios no se asumen con todo lo que los mismos implican, las manufacturas nacionales podrían irse por la alcantarilla.

Vocaciones emprendedoras

En este mismo sentido, le parece al escribano, tienen que caminar los Programas Emprendedores de las instituciones públicas y privadas de México, pero esto mismo tiene que ir acompasado por acciones efectivas de gobierno y políticas públicas de fondo que con eficacia contribuyan a solventar los cambios. Porque existe un riesgo grave y las consecuencias económicas pueden resultar insospechadas.

Por dónde empezar

Entender en su total dimensión el contenido, profundidad y alcances de la “Cuarta Revolución Industrial”, parte de comprender que la oportunidad se sustenta en dos elementos fundamentales: Construir una empresa socialmente responsable, altamente productiva, familiarmente responsable y profundamente humana, cuya divisa sea la de CREAR Y APOYAR decididamente EL CONOCIMIENTO Y EL ELEMENTO HUMANO. Y en este esfuerzo, el sector público juega un rol definitorio cuando se trata de asegurar a los trabajadores.

Botones de muestra

Es el mismo caso de Siemens, buscando incrementar su productividad. 

Local Motors evidenció que la “producción en serie” es cosa del pasado. Ahora se manufacturan autos en 48 horas, bajo el modelo de “Demanda”.

Las claves

David Woessner, CEO de Local Motors, destaca que no se trata de instalar una gran fábrica de producción en serie, sino el gran propósito es implementar “microfábricas” que no ocupen espacios grandes en la fabricación de los vehículos. En este sentido, Local Motors abrirá entre 50 y 100 microfábricas en todo el mundo.

Es prudente destacar que Local Motors fabrica autos en impresión 3D, en 40 horas, aun cuando Woessner señala que piensan llegar a hacerlo en solamente 12 horas.

Indudablemente, el gran movimiento industrial tiene sus “asegunes”, pero de nuevo la formación y desarrollo del ser humano en la empresa se vuelve clave para el éxito. Al tiempo.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar