Últimas noticias:

Ayotzinapa: que siempre no

Verdad histórica o histriónica

Es interesantísimo ver y revisar la evolución del tema de Ayotzinapa, porque merece un sitio de honor en el histrión, que, dicho sea de paso, el diccionario explica que posee un doble significado: 1. Actor del antiguo teatro grecolatino que representaba su papel disfrazado, y 2. Actor de teatro, en especial cuando interpreta a su personaje exagerando sus reacciones y sentimientos.


Caso Ayotzinapa


El caso ha caído en ambos espacios de definición. De acuerdo con los comentarios de mis bellísimas lectoras y gallardos lectores, ¿ha habido actores que, disfrazados, realizan la parte del script que les corresponde? La respuesta es SÍ; pero a un tiempo alguno de los actores protagonistas, antagonistas, de reparto o extras, ¿han exagerado sus reacciones, movimientos en escena y sentimientos que el  papel demanda? Segunda respuesta: SÍ. Y los ha habido de uno y otro lado. De parte de la autoridad, la sociedad, las ONG’s, la academia, los especialistas argentinos y del GIEI, la CIDH, los medios, la sociedad, y esto acabó generando una cortina de incertidumbre brutal, en donde nadie ahora le cree a nadie.

Excélsior, La Jornada y Ricardo Alemán en Milenio nos ofrecen un panorama que resulta interesante compartir.

Situaciones “a modo”

Para Ricardo Alemán, es “interminable” el listado de mentiras del GIEI exigiendo que soldados del 27 Batallón de la SEDENA declararan ante los “expertos”. Esta es una exigencia contra la Ley en sus ´diversos órdenes, Constitucional, Castrense y la normatividad que rige las labores del Ministerio Público, porque en términos reales, los señores del GIEI quisieran suplantar a las instituciones, además de contar con dinero público que mis lectoras, lectores y este aprendiz aportan religiosamente.

A fin de calmar las ansias de novillero del GIEI, los expertos formularon 916 peticiones –como si México fuera Santa Claus– de las que la PGR ya respondió el 60 por ciento; otro 20 por ciento más está en proceso de entregarse la respuesta, y lo que queda se analiza. Como debe ser.

El quid

La parte medular que contabiliza el periodista Ricardo Alemán vale la pena transcribirla a riesgo de quedarme sin espacio: el Ministerio Público Federal sometió a declaración ministerial a un total de 40 militares, 30 de ellos elementos de tropa, seis oficiales y cuatro jefes. Además, la PGR amplió la declaración de nueve elementos de tropa y cuatro oficiales. Y el resultado de la indagatoria es que a ningún militar se le probó haber participado en la detención, secuestro, tortura, asesinato e incineración de los normalistas. Lo que en buen español significa que, contra los supositorios de los expertos de la CIDH, no participó un solo militar. Es decir, las hipótesis del GIEI se caen a pedazos. Por ello, ya se empieza a hablar de “crimen organizado” contra los normalistas. O sea, ¿no?

Por otro lado

En sus Frentes Políticos, Excélsior destaca un par de trascendidos sobre los que es necesario detenerse un poco. Vidulfo Rosales, el abogado de los padres de los 43 estudiantes, ahora –dice Excélsior– reconoce que el cártel “Guerreros Unidos” es el responsable de la desaparición. Y, desde luego, la declaración se presenta cuando el señor abogado evidenció que no entregó dinero enviado por el grupo criminal a los padres de familia. ¿Algún adelanto de gastos, costes y honorarios?

El crimen sí fue de “Estado”… del Estado de Guerrero

El agudo mentor don Carlos Marín cierra un círculo a su estilo singular. Siguen, dice, corriendo consignas, insinuaciones y suposiciones que van desde la exigencia más descabellada (“Vivos se los llevaron, vivos los queremos”), pasando por el slogan que genera más dividendos en términos mediáticos y económicos: “Presentación con Vida de los desaparecidos”.

Flaco favor les hacen tales exigencias y el aliento que inspira Vidulfo a los familiares, porque si se llega a comprobar –como ellos aseguran– que “la versión oficial” y “el crimen de Estado” es una farsa, los 120 consignados recuperarán su libertad.

Reculando un mucho, Vidulfo le indicó a Loret de Mola que “lo que más queremos es que se castigue a ‘Guerreros Unidos’. Como ya estoy diciendo, nuestra preocupación es que ‘Guerreros Unidos’ siguen estando intacto” (sic).

La agitación que viene

El aprendiz de tundemáquinas no entiende cómo los servicios de inteligencia del gobierno mexicano no han comprendido que Ayotzinapa es un tema con raíces ideológicas fuertemente arraigadas en la lucha de clases y del derrocamiento de todo de tipo de autoridad. Por eso los “anarcos” siguen como rémoras, aparejados a la movilización social que el tema produce.

La Jornada acaba de consignar en una entrega que varios “estudiantes” de la Normal Isidro Burgos se enfrentaron a la Policía Federal y estatal. El enfrentamiento se dio en la carretera Chilpancingo-Tixtla.

Como se está agotando el tema de Ayotzinapa… ¿estarán buscando otros muertitos para que se oiga la consigna: “Gobierno escucha, el pueblo está en la lucha”?

El tema ya parece de urgente resolución porque muchas empresas están cerrando, el déficit económico aumenta, la inestabilidad y tranquilidad ciudadana aumenta, y la gente que se está quedando sin empleo ve cómo un pequeño gobernador está ausente de todo.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar