Últimas noticias:

Corrupción y mariguana

Este aprendiz de escribano tiene alta estimación por el maestro Aguilar Camín, pero ahora –dijera Castillo Peraza– disiento en serio y en serie.


Legalización marihuana


Las razones

Seguramente, con mi disenso, don Héctor no podrá dormir y hasta el apetito se le habrá ido. Pero, no le hace.

1. Aguilar Camín dice que la regulación de la mariguana debe impedir que se criminalice a los consumidores. ¿A todos? ¿Sólo a quienes se pongan mafufos? ¿Sólo a quienes provoquen una falta administrativa y/o un delito configurable? ¿Sólo a quienes la compren en el mercado negro de Tepito, San Felipe o la colonia Buenos Aires?

2. Dice que se trata de no fomentar el consumo, ni creando un mercado legal competitivo, y menos con afanes recaudatorios. ¿Cómo se lograrán tan infausto ideales? ¿Con puestos de tacos de mixiote como en el exterior del Auditorio Justo Sierra de la UNAM? Si el propósito es evitar un mercado legal competitivo, la mejor forma es ¿generando un monopolio estatal sobre la producción, transporte, consumo y seguimiento a los problemas de salud que trae la mariguana a sus consumidores?

3. En un modelo de libre mercado, ¿los campesinos tendrán sus propios guardias rurales –como en Michoacán– para cuidar los sembradíos, transportar la hierba hasta los centros de acopio, y entregarla a la paraestatal que la revenderá?

4. ¿Cómo evitar que los “clubes cannábicos” –transformados mágicamente y controlados por ONG’s sin fines de lucro (sic)– se conviertan en nuevas versiones de El Heaven o los demás antros que se han visto envueltos en temas de violencia a lo bestia?

5. Un organismo especializado se encargará de cuidar las calidades de la mariguana a distribuir. ¿A semejanza de los verificentros?

6. La publicidad y venta dirigida a menores de edad, ¿se realizará mediante carteles en las tienditas, o evidenciando con una calaverita –como cajetillas de cigarros– lo dañino que puede ser fumar mota?

El debate no deja de ser interesante, pero este escribano insiste en que, ahora que anda de moda la inclusión, se escuchen también los testimonios de las familias con un marido, una hija o un hermano mariguanos.

Que se asiente en el acta “los enormes beneficios” que traería para las familias, que con la descriminalización, verían que el familiar que se mete mariguana, alcohol, cerveza, solventes, heroína y cocaína, ya no se roba bienes de la casa para venderlos y comprar más, aunque sea sin factura.

¿Ya habrán escuchado a los familiares golpeados y amenazados de muerte por un hijo intoxicado? Es pregunta.

Preocupa que surja un tema híbrido, porque corrupción, violencia y mariguana podrían ir de la mano.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar