Últimas noticias:

Venezuela: el Día “E”

Después del “Día D”

Es natural que los gobiernos quieran guardar, minimizar, esconder o maquillar la realidad cuando –como decimos en México– se ha “metido la pata”. Sucede en todas partes, pero sobresale el make over empleado por las administraciones de Cristina Fernández y Nicolás Maduro.


Caso Venezuela


Para ambos todo iba bien, sus gobernados fascinados con los éxitos gubernamentales, el nivel de vida recibido y los mecanismos democráticos de cada país. La realidad es que en ambos casos, Cristina y Nicolás –aunque parezca título de telenovela cursi– perdieron. Su gente los castigó en las urnas, y ojalá que lo entienda Evo en Bolivia.

Lo que empieza en Argentina es motivo de otra entrega, pero huelga decir que el beneplácito de la gente afuera de la Casa Rosada se evidencia como un enorme despliegue de alegría democrática y consenso con el proyecto que encabeza Mauricio Macri.

Venezuela, igualmente, abre nuevos horizontes. Lograr la mayoría legislativa, hará posible aprobar la amnistía para los líderes apresados por el dictadorzuelo. Dos escaños más y estarán en condiciones de destituir ministros.

Según AFP, ya existe un nuevo balance en el ejercicio del poder. De ahí a dar un paso más complejo para impulsar una nueva Asamblea Constituyente, demandar la remoción de magistrados del Tribunal de Justicia y designar a nuevos miembros del CNE, es algo bastante viable. Es decir, Maduro tendrá que sentarse a negociar en un esquema que no le favorece. De no hacerlo, el conflicto puede agravarse.

Primeras acciones de Maduro

Aunque el hijo de Chávez –así se autodenominó– reconoció a regañadientes el triunfo de la oposición, ya inició los primeros movimientos. Renunció a todo su gabinete para hacer un proceso de restructuración, renovación y reimpulso profundo de todo el gobierno nacional, según señaló.

De todas formas, la costumbre de amenazar no se le quita. Maduro olvida que su proyecto y él son los grandes perdedores. Y, a pesar de ello, anunció que no aceptará una ley de amnistía para liberar a los presos políticos. Eso coloca al dictador de frente y en contra de la Mesa de Unidad Democrática. El mensaje fue teledirigido a Leopoldo López.

Ubicado de nuevo en el papel de semidios tropical, Maduro volvió a amenazar con la Ley de Estabilidad Laboral que no permite despedir empleados, a menos que el gobierno lo autorice. Necio, nuevamente, aseguró que “ganaron los malos”. Mis adorables lectoras y gentiles lectores podrán constatar el alto nivel del debate democrático y sentido republicano.

Buenos deseos

Nuestros hermanos venezolanos merecen un mejor gobierno. Se necesita gran visión republicana y un enorme sentido del bien común y la responsabilidad social, como para que los nuevos liderazgos no se pierdan en venganzas estériles. La historia se encargará de darle a Maduro el posicionamiento que se ha ganado a base de violencia, estupidez y autoritarismo. Al tiempo.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar