Últimas noticias:

“Hágase la voluntad de dios, pero…”

Sabiduría campirana

Mi santa abuela solía sentenciar dos frases: “Los dichos de los viejitos, son evangelios chiquitos”, y el otro refrán era y sigue siendo tan ingenioso como veraz: “Hágase la voluntad de Dios, pero en los bueyes de mi compadre”, mismo que tiene más aplicaciones que el Iphone300 que todavía no se inventa.


Educación


Ambas frases vienen al comentario de este aprendiz de escribano, por las recientes declaraciones -bravatas- de dos liderazgos de la impresentable Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Sin miedo al descuento

La periodista Sonia del Valle, en Reforma, recogió el comentario del propietario ad in aeternum de la Coordinadora, el comandante Rubén Núñez, mismo que aseguró que sus agremiados todos -¿dónde estará el tamaño de la muestra?- no le tienen miedo a los descuentos ordenados por Aurelio Nuño, por abandonar las aulas, dedicarse a la grilla y proteger encapuchados.

Desde luego, también amenazó con continuar “su luchita” a pesar de que les descuenten los días o los meses por faltar a trabajar.

Recibiendo los ingresos que le llegan al dueño de la CNTE, cualquiera resiste paros, protestas, vandalismos y/o mesas de diálogo eternas. El señor y sus corifeos pueden aguantar hasta “que se derogue la Reforma Educativa”.

En los bueyes del compadre

Una de las preguntas que este escribano se hacía en corrillos amistosos era, ¿los hijos de los condóminos de la CNTE, serán víctimas directas o sólo un daño colateral debido al activismo radical del liderazgo de sus padres? ¿Núñez, Villalobos y asociados, participarán en la sociedad de padres de familia de sus vástagos?, ¿exigirán que los maestros de sus hijos sean evaluados para mejorar la calidad académica de los planteles?

Se me hace que no. En una nota difundida por el equipo de Claudio X. González de Mexicanos Primero, se comentan un par de temas interesantes:

Primero, los desprestigiados y alicaídos dirigentes de los profes de la Sección 22, tienen inscritos a sus hijitos en escuelas particulares. Si eso es correcto, significa que -de acuerdo con la nota- obviamente pagan colegiaturas mensuales, que fluctúan entre 1,300 hasta 4,700 pesos.

Y, como dijese el destacado pensador contemporáneo -Roberto Gómez Bolaños- “¡Chanfle!”, en virtud de que el accionista mayoritario del gremio, inscribió a su hija en el Instituto Cumbres.

A no dudarlo, el tema es de cuidado, toda vez que los Legionarios se encuentran en grave riesgo de sindicalizarse y ser obligados a asistir a marchas, mítines, protestas, secuestro de autobuses y bloqueo de casetas y vialidades.

Como se dice en mi pueblo: ¡Aguas!

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar