Últimas noticias:

Coincidencias tan extrañas de la vida

LA NOTA

Uno de mis gentiles lectores hizo llegar a nuestra mesa de trabajo la nota sobre la reciente sentencia recibida por Leopoldo López, opositor al impresentable desgobierno de Nicolás Maduro.


Caso Venezuela


¿Qué pide y alega López en su lucha? Algunos elementos que si estuvieran pintados de otro color –algo así como un “socialismo en rojo mayor” – ya habrían logrado marchas y protestas progresivas de los cientos de miles de membretes que pululan en las izquierdas, desde las más sonrosadas hasta las radicales.

En una grabación, dice la nota en comento, realizada en octubre del 2014 en la cárcel militar de Ramo Verde, y que, por supuesto, convierte en delito su difusión, López destaca: “Por una Venezuela en donde todos los derechos sean para todas las personas. Que no haya discriminación. Que no se abuse del poder. Que no se le violen los derechos a nadie, que todos tengan acceso a la salud, al trabajo, a una vivienda. Todos los derechos para todas las personas...”.

Esas aspiraciones le costaron una sentencia de 13 años, 7 meses, 7 días y 12 horas. Todo por tener la ocurrencia de enfrentar a Maduro. Adiós democracia, pluralidad y libertad de expresión. Los membretes de izquierda de siempre, guardan un tan extraño, como sospecho y cómplice silencio.

EL PARAÍSO SOCIALISTA

Otro elemento coincidente es la filosofía dictatorial. Una parte es la bandera de los pobres, no importa si es Marcos, Chávez o Evo Morales. El problema radica en que, a pesar de voces sensatas y coherentes, desde el bloque soviético hasta nuestros días, impera una grave crisis de desbasto, campea la devaluación, no se resuelve el tema de la pobreza, y la inflación se dispara.

No es sólo el fenómeno de la megalomanía y el ejercicio de un nazi-fascismo rampante. Es también la idea del exterminio de quienes se oponen a las ideas del dictadorzuelo. Obvio, la democracia no existe y/o se combate. Por lo mismo, la Iglesia –desde siempre el “opio del pueblo”– pasa a formar parte del club de los adversarios a vencer con presiones, cárcel y hasta muerte. Pensar en desacuerdo al régimen imperante y señalar a la dictadura se vuelve, entonces, una acción criminal y punible. Es decir, la persecución política a todo lo que da.

SORDERA SELECTIVA

El síndrome impide escuchar las demandas de paz, de mejora en la calidad de vida, la necesidad de comida y salud. Todos están mal porque son incapaces de ver las bondades que derivan de las políticas públicas y las acciones de gobierno. Coincidirán también mis hermosísimas lectoras y amables lectores, por eso la megalomanía conlleva un subproducto: hablar y hablar hasta la saciedad. Recuérdese a Fidel o a Echeverría.

MANEJO DE SU COMUNICACIÓN

El propósito no es convencer al electorado sobre estrategias, programas o bondades de alguna ocurrencia. Es auto-escucharse, auto-persuadirse y auto-demostrarse que se está bien, porque los disidentes no entienden.

Las coincidencias resultan interesantes. Al tiempo.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar