Últimas noticias:

El Chapo: Dudas razonables

DE ENTRADA

Salió don Monte Alejandro Rubido, como siempre, a tapar las goteras que a esa hora ya parecían cataratas. No contestó preguntas de nuestros compañeros de los medios –¡de guaje lo hace! – y toda explicación se quedó en el aire.


Fuga Chapo Guzmán


El problema de comunicación es también el de siempre. Se habló de las cámaras de seguridad y vigilancia permanentes; se habló de cada uno de los pasos del protocolo, mismo que se siguió con religiosidad yihaidista; se mencionó la cantidad de cosas instrumentadas, como cierre de aeropuertos, revisión en carreteras, vigilancia en todo el espacio aéreo, 18 personajes del Altiplano trasladados al D. F. para interrogatorios; materiales, distancias, alturas, equipos especiales, mapas de ubicación del túnel, y toda la retórica que se emplea en casos así. Pero nadie dijo que, probablemente, El Chapo Guzmán olvidó su cepillo de dientes y su hilo dental. Ni modo.

Por eso se dice por ahí, que si Jesucristo hubiera muerto en México, la Comisión Especial y la Fiscalía nombrada por las autoridades, todavía estarían averiguando quién fue. Como dice mi adorada Cristina Pacheco, “aquí nos tocó vivir”. No le hace.

¿CÓMO FUE? NO SÉ DECIRTE CÓMO FUE

Como dice uno de mis hijos, “la risa es la que cala”. Y tiene razón. Sólo TV Azteca cubrió desde temprano la nota. Del otro lado, silencio.

Pero, independientemente de todo, de verdad, la risa es la que cala, porque hoy –como decía Robert Stack– el asunto se convierte en uno más de la serie “Unsolved mysteries”. Mucho que investigar, mucha tela de dónde cortar, y aún hay más preguntas que respuestas.

Quizá algunas de mis preciosísimas lectoras y amables lectores coincidan, aparecen un catálogo de cuestionamientos.

1. Si, como se dice, se siguió rigurosamente el protocolo de fuga de reos, ¿cómo fue que no se siguió el protocolo de vigilancia hasta antes de imaginar, presuponer, adivinar, dudar… y enterarse de que El Chapo se había evaporado?

2. ¿Cómo llegarían ahí los tanques de oxígeno, la madera para cimbra, las herramientas, maquinaria, cableado, energía y los demás enseres correspondientes a la industria de la construcción?

3. ¿Quién es el propietario o, en su caso, arrendatario de la construcción en obra negra que se ubica a 1,500 metros de la celda que ocupó Guzmán Loera?

4. De pura casualidad, ¿alguien habrá escuchado que “alguien” más –desde dentro o desde afuera– estaba cavando un túnel con las características, equipo, instrumental y trabajadores que se mencionaron en la rueda de prensa?

5. Considerando el tiempo y la cantidad de gente que se necesita para cavar un túnel de 1,500 metros, durante todo ese tiempo que la obra demandó, ¿nadie escuchó pasos, ruidos extraños o cuando menos efectos especiales, en los muchísimos días previos a la fuga?

6. ¿Habrá habido quien le ayudara al Chapo, desde dentro del penal, o actuó a la Edmundo Dantés… solito y su alma?

7. ¿Quién o quiénes patrocinaron todo el proceso para una fuga exitosa?

8. ¿Cuánto tiempo pasó, desde que lo vieron la última vez, hasta el momento de dar la alerta por fuga de reos?

9. ¿Habrán pagado ya la luz, los alimentos de los trabajadores, el ISR, el traslado del cascajo, las tortas, las chelas y la botanita; le pagarían al chofer del taxi que se llevó al capo?

Evidentemente, son dudas razonables. Si ya saben cómo es…

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar