Últimas noticias:

La acción política de los cristianos

MEJORES PLUMAS

El tema se ha abordado por mejores plumas, y más calificadas que las de este aprendiz de escribano; pero, francamente, la entrevista con José Saraiva Martins, de la Congregación para la Causa de los Santos, invita a seguir escarbando en sus conceptos.


Participación política


¿POLÍTICOS SANTOS?

Dice el Prefecto que esto es completamente viable, como se señala en la Lumen Gentium, dentro un llamado a la plenitud de vida y la perfección en la caridad. Así lo hicieron Robert Schuman con Alcide De Gasperi que hoy día se encuentra en proceso de beatificación.

LAS RAZONES

Saraiva destaca que la actividad de los políticos se subordina al Bien común. Si esto es así, quien ejerce la vocación a la autoridad pública, también puede encontrar un camino para santificar la acción política y la propia trascendencia.

Es sustantivo entender que la Iglesia, dice el Prelado, no canoniza un sistema político, sino a la persona, al político que haya practicado en grado heroico las virtudes, y que, en consecuencia, en el ejercicio de bien gobernar haya actuado aplicando tales virtudes, con verdadera competencia –no improvisación– en la búsqueda continua del bien de la sociedad, no de los propios intereses.

El impacto de las acciones de gobierno se contextualiza, toda vez que las acciones en el ejercicio de gobernar y el establecimiento de políticas públicas tienen una repercusión extendida en diversos campos. Por lo mismo, además de la vida en específico del candidato a canonizar, se revisan con especial mirada las repercusiones de su actuar desde el poder político.

PROPUESTA PROGRAMÁTICA

Alberto Marvelli –beatificado y en proceso de canonización– es presentado por Saraiva Martins con varios atributos aplicables a los políticos de hoy. En principio, dice el Prelado, una entrega total y sin miedo a Jesucristo, no abstracta ni vergonzante, sino total y audaz.

Con este enfoque, Alberto sostenía: «No hemos hecho nada para las elecciones, hay que trabajar más en profundidad. En algunos sitios se trabaja mucho, pero no se hace nada. Hay que trabajar en la gracia de Dios…». Interesante, en particular para los jacobinos decimonónicos.

En una misma línea de acción política, pero con enfoques y acentos diferentes, Robert Schuman y Alcide De Gasperi destacan por su acción política a favor de una verdadera integración europea, haciendo –en frase de Don Angelo Sodano– que la virtud religiosa y virtud civil se saldaran al servicio del trabajo político.

El proceso de beatificación de Carlos de Habsburgo arroja nuevas perspectivas. En el proceso se proclama la santidad de vida de Carlos, y no se aborda “ningún juicio de valor” sobre las acciones y decisiones de gobierno. La causal de santidad no es a favor del Imperio Austriaco, ni tampoco de un régimen político, sino de la persona en concreto.

SU VIGENCIA

Por un minuto, imaginen mis bellísimas lectoras y amables lectores, que los candidatos de los diversos partidos contendientes destacaran por llevar las virtudes a un grado heroico… Imposible no es, si empezamos a formar una nueva camada de líderes políticos con esta visión. Al tiempo.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar