Últimas noticias:

Que desaparezca el “Día Del Niño”

¿DESCABELLADO?

Ni tanto. El planteamiento tiene su lógica. ¿Para qué “celebrar” el Día del Niño, si todo está planteado para evitar tener niños?


La niñez mexicana


 ¿Por qué celebrarlo “en su día”, cuando las autoridades de salud fomentan por todos los medios evitar que alguna mujer se embarace?

¿Para qué celebrar, si se promociona la pastilla “de emergencia” como el mejor remedio para eliminar la posibilidad de un hijo inesperado?

¿No es idiota promover el empleo de anticonceptivos para evitar los hijos y hacer campañas consumistas para festejar “a los reyes del hogar”?

¿No se favorece la adopción de mascotas para evitar traer hijos al mundo?

ALGUNAS INCONGRUENCIAS

1. En el reciente Congreso Internacional de la organización Dilo Bien, realizado en la ciudad de León, en el estado mexicano de Guanajuato, se hablaba de más de 138 mil abortos en el Distrito Federal desde la modificación a las leyes locales. La pregunta es también obligada: ¿Entonces, por qué destinar recursos del presupuesto gubernamental para festejar a los niños, cuando la idea es que, precisamente, haya menos niños evitando que nazcan?

2. Es inexplicable un Día del Niño, cuando los señores Asambleístas impulsaron y aprobaron el artículo 45 de la ley, para que niñas y niños –obviamente, no se requiere la presencia, consentimiento y/o autorización de los padres de familia– realicen un cambio de sexo.

3. Es incomprensible un Día del Niño, cuando se recomienda abortar a menores de edad y jóvenes –es decir, evitar a los niños– sin conocimiento de los papás.

4. ¿No es estúpido promover que una niña desde los 12 años de edad tenga “derecho” a sostener relaciones sexuales con otra persona –aclaramos porque la zoofilia también se puede poner de moda– sin que los papás y/o las mamás tengan conocimiento, de acuerdo con los artículos 35 y 42 de la misma ley?

Sin duda, hay un doble discurso, una doble moral y una incongruencia supina, por no decir una estupidez galopante.

Lo que queda en el ambiente es simple: Todas las campañas para celebrar el Día del Niño desaparecerán, porque la tendencia de los partidos de izquierda –desde la sonrosada hasta la más radical– es que ya no haya niños en el planeta. En consecuencia, la promoción de juguetes, eventos especiales, festivales públicos, conciertos, grupos infantiles y juveniles, dejarán de ser un buen negocio.

Como ya no habrá niños qué festejar, el Día de las Madres también está condenado a desaparecer, porque muchos ya no tendrán madre… qué festejar. Naturalmente, lo mismo pasará con el minusvaluado Día del Padre.

Santa Clós y Los Reyes Magos carecerán de sentido y no se justificará que tales personajes se presenten, cuando los niños –el destinatario de sus quehaceres– dejen de ser viables y económicamente rentables. Obvio: el Niño Dios se verá como un ataque y delito de lesa humanidad.

¿Día de la Familia?... ¿cuál familia? Se quedará en el mejor de los casos en el “Día de los Dos solos”.

El tufo a fascismo e intolerancia china es tremendo. Lo único que falta es agregar a la Reforma Fiscal y al Código Penal, la multa y la sanción privativa de la libertad, por andar queriendo niños y tener la peregrina ocurrencia de traerlos al mundo. Mejor, que desaparezca el Día del Niño.

@yoinfluyo

comentarios@yoinflyuyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar