Últimas noticias:

Verde de la pena

MIRADAS QUE MATAN

Durante las semanas recientes los mexicanos de a pie, como este aprendiz de escribano, amén de mis maravillosas lectoras y gallardos lectores, pudieron constatar expresiones, evidencias, sucesos curiosos y datos insólitos de la forma en que se hace política electoral en este México de los amores.


Elecciones 2015


Muchos de estos impactaron fuerte a los institutos políticos y a los propios interesados; sin embargo, el golpe mayor los recibió la ciudadanía, en un elemento semejante a la imagen que la señorita Laura proyecta de los mexicanos en el extranjero, aunque diga, reitere y repita hasta la saciedad, que “la Virgen de Guadalupe es la patrona” de su talk show.

El tema es delicado porque, de suyo, la madurez cívica y la participación ciudadana en aconteceres políticos es sumamente magra, y con lo publicitado en estos días, el desangelamiento del electorado parece crecer, a excepción de los llamados votos duros de los partidos, porque los escándalos merman y erosionan fuerte el interés por propuestas, proyectos, programas y hasta por los utilitarios que se regalan en campaña.

ARDIENTES PUPILAS

Lo vemos y lo vivimos hasta el hartazgo: un señor que, a cambio de favores sexuales, ofrece empleos; lo golpean con el látigo de los estatutos de su partido, y todo acaba en que un miembro de su familia se registra por una candidatura plurinominal.

Una alcaldesa en el Bajío, defenestrada y aislada por sus copartidarios, porque sus resultados de trabajo lastimaron gravemente a la estrategia priista, y se le premia –con fuerte tufo a “más ayuda quien no estorba”– con una diputación federal, también pluri.

En el PAN las cosas no marchan mejor. La grilla interna por los distintos cotos de poder ha alejado al albiazul del celebérrimo aserto gomezmoriniano que rezaba: “aquí, nadie viene a obtener”, en particular por la historia aquella de los “moches” y los pleitos internos fundamentados en el clásico “ahora me toca a mí”.

Por su parte, las tribus negriamarellas no se quedan atrás. La guerra de guerrillas y el litigio de sus problemas en los medios, dan la impresión de que “la mano que mueve la cuna”, admite un gran interés por exterminar al PRD y fortalecer al sospechosamente silencioso Andrés Manuel y su estrategia MORENA.

La “chiquillada” no canta mal los temas vernáculos. A Encuentro Social le renuncia su candidato a gobernador de tierras potosinas y los directivos no dejan fluir los dineros para las campañas. Movimiento Ciudadano acoge, también por la vía de no hacer campaña, a Marcelo Ebrard, protagonista estelar de la “Línea 12”, y los Humanistas no dan color, pues siguen grabando spots con su celular.

Obvio, los grandes temas nacionales están por arribar al poder: la actuación, las clínicas de fútbol y la impresentable propuesta de un partido político que no está formado por políticos, convierten el escenario en un molusco-invertebrado-gaseoso.

NOCHE CUANDO DUERMEN

No obstante, “el Óscar” a las mayores genialidades en campaña se lo lleva el Partido Verde, que tiene mucho de partido, poco de verde y nada de ecologista.

Es incomprensible para quienes somos de lento aprendizaje, tratar de entender varias cosas: de inicio, candidatos y directivos que han protestado cumplir y hacer cumplir la Constitución Federal y las leyes que de ella emanan, se han pasado por la impenetrable obscuridad de los genitales toda normatividad, para “caravanear con sombrero ajeno” y publicitar una serie de logros que, con todo y artistas bien parecidos, violan todo lo violable y faltan a la equidad.

Las multas, una tras otra –más las que se acumulen en esta semana– han dejado al Verde al borde de la caridad pública, boteando en las casetas de peaje o contratando operadores de la CNTE para generar recursos de cualquier parte.

Su filosofía quedó al descubierto. Un porcentaje interesante de los 185.6 millones de pesos por concepto de sanciones obedece también a que sus materiales de campaña NO USAN MATERIALES RECICLABLES, como es el caso de los cuatro millones de calendarios repartidos, además de no haber presentado ante la autoridad el plan de reciclaje de la propaganda.

Mi agüe decía: “El buen juez, por su casa empieza”. Este escribano cree que por todo esto, deben estar “verdes de la pena”.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar