Últimas noticias:

Derechos humanos, hipocresía y simulación

Es probable que a ninguna de mis hermosísimas lectoras y gentiles lectores, les diga algo el nombre de Cosmas Shi Ensian, este escribano tampoco lo había escuchado.


Los derechos humanos en el mundo


LA TRAMA

En la información que amablemente nos hicieron llegar, destacan varios elementos que es prudente compartir en este espacio que, con generosidad, nos ofrece nuestra casa editora.

De inicio, es necesario llamar la atención sobre el aspecto toral de la información: Cosmas Shi Ensian era prelado de Yixian, que según entendemos, se encuentra al norte de China.

Su nombramiento fue “in pectore”, una figura que el Derecho Canónico permite, para que el Papa emita ese tipo de nombramientos en lugares en donde la Iglesia trabaja en condiciones de persecución. En el caso de Mons. Shi Ensian, fue nombrado obispo en secreto por el Papa Juan Pablo II en 1982.

Diversas agencias especializadas dieron la noticia: El prelado ha muerto en la cárcel donde había pasado sus últimos 14 años de vida, de acuerdo con el portal católico Uca News. Las autoridades chinas notificaron el 30 de enero a la familia del obispo, de 94 años, que había fallecido, pero sin precisar la fecha ni la causa de la muerte. El prelado estuvo en total 40 años encarcelado, en diferentes periodos de su vida.

¿DÓNDE ESTÁN LOS “DEFENSORES”?

Es verdaderamente patético lo que sucede. Frente a estas claras violaciones a los derechos humanos más fundamentales, no se ven por ninguna parte los ardorosos defensores, los más virulentos activistas; aquellos que defienden a los delfines y las ballenas, pero que, en casos como éste, hacen un simple mutis, a manera de clonación actitudinal de avestruz.

No hay protestas, no hay marchas, no hay pancartas ni cruces en las embajadas de China por todo el mundo. Ni Solalinde, ni la señora Lamas. No hay legisladores que se trepen a la tribuna y con frases incendiarias denuncien los atropellos. Ni partidos de izquierda ni de derecha. Siempre habrá cosas más importantes que un obispo muerto en la cárcel, porque en la legislación china sólo la Asociación Patriótica Católica –del grupo de esbirros del régimen– es la única autorizada por el Estado –viva la separación con la Iglesia– para nombrar obispos.

De acuerdo con Uca News, el escenario es poco alentador. Hoy, en China, sólo quedan Mons. James Su Zhimin, que actualmente está procesado y confinado en una cárcel secreta. A ello, habrá que agregar que el obispo de Shangai, Thaddeus Ma Daqin, no ha sido visto en público durante años y se cree que está en una especie de arresto domiciliario, en un seminario, al que fue llevado en el 2012.

La conclusión no es tan complicada: Si se trata de militantes de la izquierda ideológica, de activistas radicales, surgen los más ardorosos defensores de los derechos humanos. Los demás, son desechables.

¿Será que en esta materia, la hipocresía y la simulación tienen predominio?

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar