Últimas noticias:

Sísifo en Los Pinos

PRECISIÓN

La verdad es que las siguientes divagaciones no tienen nada que ver con el fundador y rey de Éfira –hoy Corinto–, sino que, a efecto de que mis hermosísimas lectoras y gallardos lectores comprendan las realidades de este “mexican and magical moment”, vale la pena el comparativo.


Proceso electoral 2015


Y sólo para una recordación asistida –así dicen los expertos en marketing–, según se desprende de algunos papiros encontrados en vetustas vecindades de varios asentamientos humanos como el de Tepitópolis o el de  la Odisea de La Lagunillensis, existe un parangón fenomenal entre aquellos espacios y los tiempos políticos nacionales.

Es muy seguro que mis cultísimas lectoras y eruditos lectores recuerden que ese tal don Sísifo, se cocía aparte, en expresión de la autora de mis días. Y como este aprendiz de escribano no pretende agotar su espacio en detalles mitológicos –porque para eso están los libros, donde siempre, decía Cri Cri, se aprende cómo vivir mejor–, pasamos directamente al análisis objeto del presente libelo, aunque toda esta parte del texto tenga un fuerte tufo similituoso a Murillo Karam, conocido en el argot artístico como “Jefe Procu Cansado”.

EJERCICIO INTELECTUAL DE ALTA COCINA

¿Por qué la analogía con los sucederes cotidianos de Los Pinos? Pues, porque está sucediendo prácticamente lo mismo, sólo que los nombres han sido cambiados para proteger a los inocentes… de la época de Sísifo.

Sacando cuentas, el presidente Peña tiene abiertos tantos frentes de trabajo, como baches de la Delegación Iztapalapa, o puestos de fritangas en la Delegación Gustavo A. Madero. Y que conste que no escribí “Gustavo Enrique Madero”, que no es lo mismo, pero es casi igual.

En apenas dos años de gobierno, al mandatario le han crecido los enanos… por todas partes. La falta de credibilidad en las instituciones nacionales y en los funcionarios que las dirigen, se convirtió en la piedra de toque de este sexenio. Y adicionalmente, todo lo que estamos presenciando a diario se suma a una percepción feroz de impunidad, por lo que puede afirmarse que “el horno no está para bollos”.

SÍSIFO EN EL “MEXICAN MOMENT”

Este escribano es de aquellos que piensan que si le va mal al presidente, le va mal a México; pero no es aceptable quedarse haciendo mutis o hacer las bufonadas de los narco-anarquistas-saqueadores, que, a nombre de los difuntitos de Ayotzinapa, se roban pantallas led de 60 pulgadas, para llorarlos mejor, porque las que “regala” el gabinete presidencial están “súper-chafas”, según el mexicanismo de una tía del suscrito.

De tal suerte que todo lo que intenta el Presidente para ganar terreno, algo sucede… y ¡chín!, igualito que a Sísifo, se le cae el teatrito y tiene que volver a empezar. Los casos se suceden uno a uno: Florence Cassez y Raúl Salinas están a punto de ingresar al santoral. Calderón Hinojosa no estaba tan equivocado como aseguraba la campaña del PRI, por lo que se dio seguimiento a la lucha contra el crimen organizado.

Las expectativas de crecimiento, desarrollo económico y educación, que se señalaron para México, como si estuviéramos hablando de Finlandia, se vinieron abajo porque calcularon mal los costos del petróleo –que sigue, para estos momentos, debajo de los 40 dólares–; el turismo se mueve solamente en función del que patrocinan la CNTE, o de cualquiera que se ponga un paliacate y pida “su navidá” en las casetas de peaje.

Según don Emilio Chuayffett, hasta dentro de 10 años veremos los frutos de la reforma educativa y su “elefante blanco reumático” (el secretario citó a Reyes Heroles padre, en entrevista con Carlos Puig de Milenio TV). Las seis pistas del nuevo súper y archi-requete-contra moderno aeropuerto internacional de la Ciudad de México estarán listas para el año 2050, exactamente cuando los aviones despeguen y aterricen en forma vertical. Así, todo lo demás será un gran estacionamiento.

Y a pesar de que Christine Lagarde diga que la Comunidad Europea debería aprender de la economía mexicana –porque ella vive en París– los ajustes –estando bien en la intención primigenia– evidentemente van a pegar, una vez más, en el freno del desarrollo nacional. Lo mismo se puede decir del tren México-Querétaro, que quiere, pero como que no puede. No le hace que los actores de Televisa se vean obligados –por la circunstancia– a afiliarse al Verde, de todas formas, diría Leo Zuckermann, se nota a leguas que es un apoyo empresarial más, para un priismo agotado, con esclerosis múltiple y que apuesta por la desaparición del PRD, para fortalecer –tal vez, no querido, pero presente– los intereses de MORENA.

A estas alturas del partido, un “Sisifazo” de nuevo, sería muy riesgoso. ¿O no?

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar