Últimas noticias:

¿Cuáles son los principios clave de la moderna oratoria?

En este tiempo en que se habla y se escribe tanto sobre el diálogo, la apertura, la capacidad de escuchar la opinión de los demás y la importancia de aprender a comunicarse bien, el Dr. Alberto Gil, profesor de Retórica en la Universidad de Sarre (Alemania), pone bajo los reflectores una visión, quizá olvidada, sobre el arte de la conversación e intercambiar conceptos para llegar a la verdad.


Oratoria


¿A qué me refiero? A que nos brinda, de una forma magistral y con una prosa magníficamente cuidada, la riqueza de la Retórica que nos han legado los Clásicos Grecolatinos, pero anclada en el respeto a la dignidad de la persona humana y los valores perennes. Dicho en otras palabras, que en todo diálogo deben de prevalecer los principios éticos (1).

Explica cuál es el secreto de una argumentación convincente (la sencillez estilística y la concisión) y la relevancia que adquieren el orden en la exposición y el ser un orador que inspire confianza y tenga un discurso sugerente para inducir a los interlocutores a conclusiones similares, con base en una argumentación lógica. Se detiene en reflexionar sobre cómo puede la otra persona aceptar mejor los argumentos esgrimidos y generar una positiva y constructiva empatía.

Hace hincapié en la personalidad misma del orador: debe de ser cordial, amable, con apertura hacia la amistad y  capacidad de convivir gratamente, con sentido de humor. Y sostiene que un orador gana autoridad, cuando vive la veracidad, la sencillez, el optimismo y la humildad para reconocer sus propios errores, y corregirse, cuantas veces sea necesario.

También sostiene que hace falta comprender bien la situación psicológica y emocional del interlocutor; el saber tener corazón para estrechar los lazos de amistad, al igual que saber pedir perdón y buscar la reconciliación, si ha ocurrido algún pequeño roce, y estar siempre dispuesto a comprender, perdonar y disculpar a los demás.

Sobre las fases de la concepción y realización de un discurso, considera que, ante todo, se debe descubrir cuál es el tema central alrededor del cual girará toda la exposición. También, comenta que conviene prepararse con la bibliografía adecuada. Después, elaborar detallada y cuidadosamente ese material, de manera que tenga una estructura ordenada y lógica, que conduzca a descubrir la verdad y llegar a unas conclusiones claras, convincentes y persuasivas. Es éste un punto de capital importancia.

Sugiere, también, entrenar de memoria el discurso, a fin de lograr una adecuada expresión oral; y recomienda que el orador esté atento y vigilante sobre cómo mejorar la corrección gramatical, la claridad en sus conceptos y la elegancia en el uso del lenguaje; y, finalmente, utilizar de manera acertada las formas de expresión no verbales (el porte exterior, la entonación de la voz, la mímica, los gestos).

Concluye reflexionando sobre la actual manipulación en la retórica y en sus antídotos. Y anima el autor a los lectores a sentar las bases hacia una cultura del debate fincada en los valores. En suma, se trata de un valioso manual, de enorme utilidad, para quienes se dedican a la oratoria, como políticos, legisladores, funcionarios públicos, así como directivos de instituciones privadas; o bien, a los que se desempeñan en la labor magisterial; y, en general, es un libro recomendable -por la riqueza de su contenido- para los comunicadores, escritores e intelectuales.

FICHA:

(1) Gil, Alberto, CÓMO CONVENCER EFICAZMENTE, Ediciones Palabra, Madrid, 2014. 163 páginas.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar