Últimas noticias:

¿Desde cuándo se inicia la vida humana?

En el libro “La Bioética y la Nueva Embriología”, escrito por S. F. Gilbert, A. L. Tyler y E. J. Zackin, se expone con claridad que las etapas del desarrollo humano, científicamente comprobadas, son:


El inicio de la vida


Día 1: El óvulo es fertilizado y la vida humana comienza.

Día 6: El embrión comienza su implantación el útero.

Día 22: El corazón comienza a latir con la propia sangre del niño.

Tercera semana: La columna vertebral y el sistema nervioso se comienzan a formar, lo mismo que el hígado y los riñones. Los intestinos comienzan a adquirir también su forma.

Quinta semana: Comienza el desarrollo de los ojos, piernas y manos.

Sexta semana: Las ondas cerebrales son detectables. Se pueden observar la boca y los labios. Comienzan a desarrollarse las uñas.

Séptima semana: Se forman los párpados y los dedos de los pies. El bebé puede dar pequeñas patadas y nadar.

Octava semana: Cada órgano está en su lugar (organogénesis). Los huesos sustituyen a los cartílagos. Se comienzan a formar las huellas digitales. El niño, a partir de esta semana, puede escuchar sonidos desde el vientre de su madre.

Novena y Décima semanas: Están en plena formación los dientes y las uñas. El bebé puede girar su cabeza, fruncir el ceño y tener hipo.

Onceava semana: El niño puede resoplar el líquido amniótico y orinar. Igualmente puede tomar objetos con sus pequeñas manos. Todos los sistemas orgánicos están funcionando. El bebé ya tiene la estructura ósea y la de sus nervios. Ya está en operación su sistema circulatorio.

Doceava semana: El niño puede experimentar el dolor. Ya tiene nervios y médula espinal. Sus cuerdas vocales están completas e incluso se puede chupar el dedo.

Decimoséptima semana: El niño ya puede soñar.

Vigésima semana: El niño puede reconocer la voz de su madre.

En síntesis, estamos frente a un ser humano con todas sus características. Pensaba en cuántas autoridades civiles, madres, médicos, enfermeras y ciudadanos que practican o están a favor del aborto, por una mera ignorancia científica, y se realizan graves crímenes con esos pequeños indefensos que se encuentran en el vientre de sus madres.

¿Por qué redacto esto? Primero, porque me resulta muy didáctica esta exposición y no deja lugar a ninguna sombra de duda de que lo que va a nacer es un ser humano y no un amorfo amasijo de células, como equivocadamente sostiene la propaganda abortista.

En segundo lugar, porque este SÁBADO 25 DE ABRIL a las 10.00 de la mañana habrá una manifestación pacífica que partirá del Monumento a la Madre a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. Se trata de comunicar a la opinión pública lo que millones de mexicanos deseamos: que se respete la vida del ser humano desde el momento de la concepción en que el óvulo es fecundado hasta su nacimiento y luego, como adulto, hasta su muerte natural. Es decir, transmitir un rotundo “sí” por la vida humana.

Precisamente ahora que se acerca el veredicto de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre un caso en particular de aborto en el estado de Tlaxcala, que de dar un fallo en favor del aborto, por los casos anteriormente votados en el mismo sentido, se declararía sentencia. Dicho en otras palabras, con esos dictámenes en contra de la vida de los niños no nacidos, la Suprema Corte de Justicia estaría legalizando el aborto en la República Mexicana

¿Cómo es posible que unos cuantos Ministros decidan la vida de millones de inocentes en el seno materno y en contra de lo que demuestra con tanta claridad la ciencia?

Te invito a que participes en esta manifestación con tu familia, también invitando a muchas otras familias, parientes, amistades, compañeros de estudio, colegas de trabajo... porque en la defensa de la vida de los bebés no nacidos y los valores de la familia, se juega el futuro, no sólo de México, sino de la humanidad entera.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar