Últimas noticias:

Margarita Luna Ramos y el interés superior del niño

El principio jurídico del Interés Superior del Niño -también conocido como el Interés Superior del Menor- es un conjunto de acciones y procesos tendientes a garantizar un desarrollo integral y una vida digna en la niñez.


Familia Natural


Aunque los mexicanos claramente han dicho no, tarde o temprano la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) -obedeciendo a una agenda que no atiende al interés nacional- tratará el tema de la adopción por parte de las parejas del mismo sexo.

Hace dos años una casa encuestadora (Parametría) preguntó a los mexicanos si estaban de acuerdo en que las parejas integradas por dos hombres o dos mujeres pudieran adoptar niños y el 75% del país claramente dijo no.

El mundo más civilizado enfoca en estos días su mirada en el tema de la adopción de niños, pensando que éstos deben quedar siempre en las mejores manos posibles. El tema de la adopción, no sin razón, está en la lupa.

Todos sabemos sobre la decisión de Dios y sus leyes para la entrega a los niños y no debemos esperar menos de legisladores y jueces.

En algunos estados de la Nación, los Congresos han sido muy específicos e incluso estrictos en cuanto a las leyes de adopción, por ejemplo, en Campeche no se permite adoptar a los solteros.

Contando en la corte con una jurista de la talla de Margarita Luna Ramos, de indiscutible abolengo judicial, con 40 años de carrera, doctora en Derecho y Profesora en la Universidad Panamericana (UP), debemos estar seguros de que en el tema de adopción por parejas del mismo sexo, se buscará siempre el Interés Superior del Niño.

Aun sabiendo que pueden existir parejas del mismo sexo que puedan educar muy bien y algunos matrimonios que eduquen muy mal, la regla general será -inspirada en las leyes naturales- que lo mejor para el niño es contar con una mamá y un papá.

“Al niño adoptado se le debe dar educación y afecto y es injusto que no pueda contar con el modelo de padre y madre, conforme a su naturaleza, modelo indispensable para la formación de su propia identidad de género. Cualquier persona sin esa identidad está incompleta en lo más íntimo”.

Para quienes tienen la atracción al mismo sexo mi total comprensión, apertura e inclusión, sin embargo, en el caso de adopción, va mi memoria a la Universidad de Salamanca donde en piedra está grabado un viejo proverbio latino convertido ahora en lema de la Universidad: “Quod natura non dat, Salamanca non præsta”.

Margarita Luna Ramos nos podrá explicar con claridad que no se trata del derecho a adoptar o del derecho de los adultos a ser padres, sino del derecho de los niños a ser adoptados.

@pablomieryteran

@yoinfluyo

pablom@mieryteran.net

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar