Últimas noticias:

Margarita Zavala, sin PAN es mejor

Las mejores victorias del proceso 2015 son sin duda las de los independientes, máxime porque ninguno de ellos hubiera ganado de no ser porque voluntaria o involuntariamente tuvieron el arrojo de contender sin el caparazón de un partido a cuestas.


Elecciones 2018


Ni Pedro Kumamoto, en Jalisco; ni Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, en Nuevo León; ni Clouthier, en Sinaloa; ni César Valdez, en García, N.L.; ni Alfonso Martínez, en Morelia –sólo por citar algunos– hubiese ganado sin la visión clara de que la gente está cansada de los partidos.

Excepto Morena, que ha tenido el tino de presentarse más como movimiento ciudadano que como un partido, la votación por los partidos no fue buena en el proceso 2015. De hecho, dos terminaron en funeral.

Para llegar bien a las elecciones del 2018, hay que observar con detenimiento lo que sucedió en el 2015, año en el que las candidaturas independientes debutaron con el pie derecho, obteniendo en la elección federal para renovar la Cámara de Diputados (tomando los resultados que obtuvieron en sus distritos 22 aspirantes independientes) un promedio de votación de 9.24%, superior al Partido Verde (7.06%), Nueva Alianza (3.74%), Movimiento Ciudadano (5.99%), Partido Humanista (2.14%) y Encuentro Social (3.30%).

¿Qué tendremos hacia el 2018, candidatos o partidos?

La derecha tiene, según dicen los expertos, tres gallos: Madero –medio dueño del PAN–, Margarita –a quien el PAN le estorba– y Moreno Valle –medio dueño del PAN también.

La izquierda dicen que tiene sólo dos gallos: uno con un partido que parece movimiento ciudadano, llamado Morena, y otro muy picoteado, llamado Marcelo.

Finalmente, el PRI, ni izquierda ni derecha, donde el partido lo es todo. Donde Manlio, Aurelio y Osorio estarán al final fieles y sumisos –según se vea– a las órdenes de un partido que siempre pone candidatos.

Lo estamos diciendo con tiempo: las elecciones del 2018 serán elecciones de candidatos, no de partidos; será un proceso donde la persona pesará más que la estructura.

En el reciente proceso, la figura de “El Bronco” diluyó quizá a una más nítida y valiosa, la del candidato independiente a la alcaldía de Morelia. Estamos hablando de Alfonso Martínez, egresado de la carrera de ingeniería industrial y virtual presidente municipal de la capital del estado.

Alfonso fue sin duda el mejor caso de candidato independiente, no sólo porque ganó con una planilla ciudadana el cabildo con el que gobernará y porque decidió ir sin partido una vez que Felipe Calderón le cerrara el paso a la gubernatura, sino porque si usted lo ve y platica con él parece más un ciudadano que un político.

El nuevo alcalde de Morelia tiene, ponga usted atención, mirada, lenguaje, voz y expresión ciudadana. Y le digo que ponga atención, porque esto no se improvisa y será pieza vital en el próximo proceso.

De los ocho gallos formados para el 2018, sólo dos se parecen a los independientes que ganaron, y de ellos, Margarita es la más ciudadana. Su origen, sencillez, carisma, experiencia, le dan muchas posibilidades de ser la primera mujer que gobierne el país.

En el 2018, Andrés Manuel con Morena y Margarita sin Partido podrían protagonizar una final de pronóstico reservado.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar