Últimas noticias:

Cubilete: 40 mil jóvenes en marcha

Esta es la historia de un muchacho que celebró sus 14 años este fin de semana de una manera poco común. Todo empezó cruzando la frontera hacia México, porque vive en Estados Unidos; allá es un estudiante de secundaria, recientemente admitido también a la universidad para desarrollar el potencial de jóvenes con liderazgo y capacidades de aprendizaje sobresalientes.


México; Cubilete, marcha Cristo Rey


Junto con otros amigos viajó en autobús poco más de 24 horas para llegar al centro geográfico de México: el cerro del Cubilete. Al llegar a la falda del cerro, se unió a otros 40 mil jóvenes en una peregrinación escalando a lo largo de 18 sinuosos kilómetros hasta llegar a los pies del Monumento a Cristo Rey.

Esta caminata se organizó para recordar al recién canonizado José Luis Sánchez del Río, joven santo mexicano de 14 años que caminó con sus plantas sangrantes al lugar donde fue martirizado, durante la persecución religiosa en México. El lema de la marcha juvenil fue: “Por mi Fe doy la vida por México”. Una extraordinaria manera de poner en contexto la vida y muerte del valiente mártir mexicano, y que al mismo tiempo representa una interpelación para los miles de jóvenes mexicanos de cada generación.

Una peregrinación que implica escalar un camino donde por momentos se ve la imagen del Cristo, pero que por las curvas del cerro, a veces no se alcanza a ver. Es una metáfora de la vida. El protagonista de esta historia, a pesar de que vive con su familia, recientemente sufre junto con sus hermanos la separación de sus padres, una tragedia que comparten muchos jóvenes en México y el mundo.

Este viaje lo hizo acompañado de amigos, pero también de primos que sudaron el camino. La presencia de la familia cercana es también una experiencia que representa la realidad de muchos que encuentran apoyo frente a la división de sus padres, o incluso por los conflictos que se dan entre hermanos o compañeros de la escuela; y en el cerro, todos estos jóvenes subiendo juntos, cantando, platicando, compartiendo el sendero.

El nuevo Nuncio Apostólico en México, Monseñor Franco Coppola, se mostró feliz y motivado por la presencia de tantos jóvenes, a quienes llamó “la parte mejor de México”, y agregó: “Aquí está México, el presente y el futuro, es un futuro que da muy buena esperanza; si ustedes se preparan al futuro caminando, peregrinando, es un muy buen futuro. Nuestra vida es una peregrinación, una peregrinación bajo la guía del Señor y a donde Él quiera enviarnos”.

Como otro signo de la nueva realidad de México, una joven mujer habló a nombre de los peregrinos y reclamó al gobierno la falta de compromiso en la lucha contra la corrupción y la violencia, y dijo: “Los jóvenes de México no nos sentimos escuchados por nuestros gobernantes”. Y muchos jóvenes tampoco se sienten escuchados por sus padres, ni por sus maestros, ni por sus pastores. Y sin embargo, los jóvenes escuchan y peregrinan.

El Nuncio sintió la necesidad de acompañar a los jóvenes y se comprometió a que el próximo año no llegará en helicóptero, sino que caminará junto con los muchachos. Esos gestos son los que entienden los jóvenes: que los escuchen, que caminen con ellos, que los acompañen en el camino de la vida que a veces es difícil y no se sabe con claridad a dónde va.

Miles celebraron sus esperanzas y alegrías junto con este cumpleañero que lleva el nombre de un apóstol. Después de la misa, la oración y la peregrinación, algunos pudieron también –como buenos jóvenes– divertirse y descansar en Guanajuato.

Que el ejemplo de San José Luis Sánchez del Río y la peregrinación, los anime a vivir su vida en un camino ascendente hacia Cristo Rey de la paz.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar