Últimas noticias:

Intensamente

Si alguna vez te has preguntado ¿Qué pasa por la cabeza de una adolescente que puede transitar por varios estados de ánimo en minutos y sin mayor explicación?... La respuesta, en forma de aventura intensa y divertida, es el tema que aborda la nueva película de Disney Pixar: Intensamente.


Cine para la familia


Todos hemos experimentado un alud de sentimientos y emociones en nuestra vida que -en ocasiones- resultan más evidente en los demás, particularmente si se trata de niños en la etapa de convertirse en jóvenes adultos, en la llamada pubertad, en la que las emociones son aparatosas, arrebatadas, cambiantes y parecen tomar el control de la vida misma.

Intensamente es una cinta que cuenta la historia de Riley, una niña de 11 años que debe enfrentarse a un imprevisto cambio de casa. Una mudanza que parecía entusiasmante, pero que en realidad genera una serie de incertidumbres en el interior de la pequeña niña y van más allá de los retos externos de la nueva vida en San Francisco.

El verdadero drama de la historia se desarrolla en su cabeza, donde la Alegría, la Tristeza, la Ira, el Temor y Repulsión aparecen como unos curiosos personajes que compiten por dirigir los impulsos, decisiones y actitudes de Riley.

En el intento por estabilizar las reacciones de la niña (ante el cambio de ciudad, de escuela, de dejar atrás a sus amigos y, por si fuera poco, de una confusión en el transporte de la mudanza que hace que su familia tenga que improvisar el entorno en su nueva descolorida casa en San Francisco), las emociones en su interior se conmocionarán por completo.

Mientras la Alegría intenta hacerse presente ante todos los momentos de adversidad, Ira, Temor y Repulsión se quedan al frente del Cuartel General. Es ahí cuando Tristeza y Alegría se vuelven inseparables y se pierden en la zona de la memoria profunda intentando regresar al cuartel para evitar que las referencias centrales de la memoria -esas experiencias positivas que se quedan guardadas y ayudan a generar una personalidad saludable- se vean trastocadas y todo se descomponga en el interior de la cabeza de Riley.

El director de la cinta, Pete Docter, hizo una detallada exploración -durante cinco años- sobre el complejo funcionamiento de la mente humana, para convertirla en una de las más inteligentes y creativas historias de Pixar.

Intensamente es un entramado de aventuras divertidas en la que todos nos sentimos identificados, pero también es un viaje fascinante a través de los distintos estratos de la mente. Resulta muy interesante la referencia que hace la trama a los episodios de la vida que nos han marcado profundamente a los que llaman pensamientos centrales y que se convierten en una hoja de ruta que orienta en algún sentido nuestra personalidad. Son aquellos recuerdos que dan estabilidad y seguridad a las personas. Éstos son la isla de las aficiones y la honestidad, es decir, los éxitos y fracasos superados, que proporciona una referencia de fortaleza e individualidad.

¡Qué decir de la simpática isla de las boberías!, que nos recuerda las ilusiones de la niñez y todas aquellas cosas que casi nadie entendería, que aunque simples y sin sentido, suelen tener el poder de dibujarnos una sonrisa o aun provocarnos una carcajada.

Sin duda la más importante de las islas, que permanece en la memoria profunda y que es el bastión que nos cobija y aguarda siempre, es la isla de la familia, que se convierte en el lugar más seguro en el que nos refugiamos cuando todo en el exterior se torna incierto. Es nuestro remanso cuando buscamos seguridad y paz, y se convierte en nuestro trampolín de impulso cuando tenemos que esforzarnos por sacar lo mejor de las situaciones que vivimos.

Profundo y con diversos niveles de complejidad, este viaje de aventuras de las emociones de Riley es una magistral cátedra del funcionamiento de las afectividad y lo importante que es este aspecto de la vida, que muchas veces tenemos descuidado o desconocido. ¿Por qué sufro cuando sufro? ¿Por qué manifiesto enojo, cuando en realidad siento inseguridad o tristeza? ¿Por qué dejo que las emociones tomen el timón de mi vida? O en el otro extremo ¿Por qué siento cosas que no puedo expresar y mucho menos dejo salir?

Esta película de animación es tan divertida como didáctica; nos invita a explorar, a reírnos y a entender este mundo tan poderoso como desconcertante de las emociones. Una invitación también a conocer, profundizar y aprender el mejor manejo de estas emociones que -aunque la cinta las presenta como inofensivos y coloridos personajes- en realidad son como un caballo brioso; si aprendemos a manejarlos positivamente, nos abren enormes posibilidades para transitar a lugares desconocidos; pero, si no los gobernamos con inteligencia y pericia, pueden desbocarse y llevarnos al borde de arriesgar la estabilidad. Un mundo complejo expresado en ideas gráficas del cual mucho contenido pasará inadvertido para los niños pequeños, pero que puede dar ocasión para iniciar un camino hacia la inteligencia emocional.

Nuevamente Pixar nos da una razón para profundizar en la pérdida (en esta ocasión la de la infancia), nos ayuda en algún sentido a explicarla; lo que sería mejor es que nos propongamos asumirla. Tal vez conviene aclarar lo que la cinta deja un poco confuso sobre la diferencia y relación entre los sentimientos, emociones, pensamientos y recuerdos. ¡Sería peligroso interpretarlos como sinónimos!

Una cinta que muy atinadamente se refiere al amor de la familia como el recurso más poderoso para mantenernos de pie ante las diversas circunstancias de la vida. Y en fin, una divertida historia que nos recuerda que la felicidad es una tarea interior, cuya puerta se abre de adentro para afuera.

Dirección y guión: Pete Docter y Ronaldo Del Carmen.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar