Últimas noticias:

Día Internacional de la Niña. Cruda realidad.

El 11 de Octubre ha sido llamado “International Day of the Girl Child” o “Día internacional de la Niña”. Nadie parece percibirlo debido a los tiempos turbulentos en que estamos viviendo, en donde noticias escandalosas son las que ocupan los noticieros, sin tomar en cuenta que son otras las noticias que verdaderamente deberían escandalizarnos, sobre todo tratándose de menores de edad.


Dia internacional de la niña


Hoy, viendo el noticiero en la televisión, hubo una entrevista a una persona representante de Save the Children, Carolyn Miles,  quien llamaba la atención al hecho de que 7.5 millones de niñas están ilegalmente casadas . Ella se refería principalmente al Continente Africano, por lo que lanzaron una campaña denominada “She’s Worth More” o “Ella Vale Más” con el objetivo de llamar la atención internacional sobre el gran valor que representan las niñas.

Este Día de la Niña recae sobre problemas que el mundo enfrenta en la actualidad. Entre ellos sólo por mencionar algunos: los desplazamientos forzados, el cambio climático y el extremismo violento. Ya sea que sean causados por conflicto armado o por un desastre natural, las crisis humanitarias siempre afectan a mujeres y niñas ya que ellas representan el 75 por ciento de los refugiados  y desplazados por el riesgo de guerras, persecuciones y desastres naturales. Éstas son también vulnerables al abuso sexual y la explotación.

Ya el Nuncio Apostólico de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, durante la 68ª Asamblea General había llamado la atención sobre la inminente necesidad de proveer de salud materna para prevención de muerte infantil y puntualizó que esto sólo tiene significado cuando al bebé se le otorga el derecho a la vida y la supervivencia, lo cual tiene mucho que ver en cuanto a los derechos del niño y niña tanto “antes como después de su nacimiento” – expresó el Nuncio.

La semblanza de la infancia, es la imagen de nuestra condición moral como adultos. Una civilización que lucha contra la infancia, ni siquiera puede llamarse civilizada. Los niños y niñas en la indigencia, vejados, golpeados, explotados representan un crimen contra la humanidad. Según la Organización Mundial de la Salud, 50 millones de niños y niñas no están inscritos en ningún registro. Se efectúan 100 millones de abortos anualmente en el mundo. Más de 120 millones de niños y niñas, carecen de los alimentos básicos, 50mil niños menores de cinco años agonizan de hambre cada día. También uno de cuatro menores de 5 años experimenta los efectos de la depauperación, anemias, minusvalías, deficiencias físicas y mentales.

Las cifras de mortalidad infantil cambian según las zonas; en países ricos será de 6 niños nacidos por cada mil nacidos vivos, en Hispanoamérica es de 31 por cada mil y en África Subsahariana alcanza hasta el 169 por mil.

Casi son 25 millones los menores de 18 años que residen en zonas de refugiados y se estima en 16 millones los niños y niñas huérfanos, en una cuarta parte por el virus del SIDA. El 80 por ciento habitan en África.

Se estiman en 400 millones los menores esclavos bajo el despotismo de la explotación. Entre ellos, se encuentran los encadenados a trabajos, forzados  por la indigencia y la carencia en la que sobreviven sus parientes: en la agricultura, en yacimientos de minas, en industrias y como esclavos de terratenientes. Son ya 500mil niños soldado y cerca de 2 millones son traficados(as) como objetos sexuales.

Lo que causa más estupor es que, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) que debía realmente estar al tanto del bienestar infantil (Ver: http://yoinfluyo.com/mundo/100-panorama-global/21113-cada-10-minutos-muere-una-nina-en-el-mundo-unicef) en realidad no cumple con su cometido, por el contrario, lanza documentos  que violan gravemente los derechos  infantiles. Hace apenas un par de años emitió una declaración oficial sobre “orientación sexual e identidad de género” en la que urge a los países a reconocer a las parejas del mismo sexo. Esto además de que censura las normas que restringen la promoción de la homosexualidad en la infancia. Todo ello supuestamente para proteger los derechos de niños y niñas y velar “por su mejor interés”. Pregunta: ¿Es que existe un derecho especial para adoctrinar a la niñez en ideología de género?

Tal parece que UNICEF olvida que el mal llamado “matrimonio” homosexual no está reconocido en ningún tratado internacional y lo peor de todo es que atenta gravemente contra los intereses del menor y el principio de no injerencia. Olvida también que todos los niños y niñas necesitan ser criados por un padre y una madre. Incluso Citizen-Go lanzó una campaña al respecto para llamar la atención sobre la gravedad de las declaraciones de UNICEF.

Otro de los temas en los que incide UNICEF se refiere a declarar que “niños y niñas tienen ‘derecho’ a servicios confidenciales sobre sexo”, esto sin el consentimiento de sus padres. Interpreta dos tratados sobre derechos humanos de la ONU: sobre Discapacidad y sobre Derechos de los Niños, para incluir un derecho infantil a “información y servicios confidenciales de salud sexual y reproductiva durante la adolescencia y temprana adultez”. UNICEF define l adolescencia entre 10 a 19 años de edad. Aclaro que ningún tratado menciona este derecho. El Vaticano reprendió hace unos años al comité que monitorea el tratado por interpretarlo erróneamente.

El Vaticano también ha hecho énfasis a través de sus representantes ante instancias internacionales en que existe un deber de todos los países en tomar pasos concretos para ayuda y apoyo a los padres de familia en su papel correcto de criar a sus hijos, tal como está inscrito en la Declaración de los Derechos del Niño, ya que cada niño debe recibir oportunidades y facilidades, por ley y por otros medios para dotarlo de medios para su desarrollo físico, mental, espiritual y social de una manera saludable y normal en condiciones de libertad y dignidad.

México es el país que tiene la mayor tasa de violencia física, abuso sexual y asesinato de niños y niñas menores de 14 años y en donde más de 3.6 millones de niños trabajan, de los cuales 1.1 millones tienen entre 5 y 13 años.

México es el segundo país de América Latina con el mayor número de población infantil. Según el censo de 2010, los niños de 0 a 17 años eran 39 millones, el 35 por ciento de la población. Según la Organización Mundial del Trabajo, en el norte de México casi el 32 por ciento de la mano de obra indígena está formada por niños y niñas emigrados de otras partes del país. Las condiciones en las que viven son alarmantes: muchos viven en las calles, son víctimas de la delincuencia, la pobreza, la prostitución forzada, el tráfico de órganos, no tienen acceso a la educación, son maltratados y víctimas de abusos, completamente solos y sin ninguna asistencia de base.

Del total de niños que trabajan, 68 por ciento son niños y 32 por ciento niñas, lo que significa que la tasa de ocupación de varones es de 14.1 por ciento y de las niñas el 6.8 por ciento según datos del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía). Esto a pesar de que la Ley Federal del Trabajo especifica la prohibición de que los niños menores de 14 años trabajen.

Según el INEGI, 44.1 por ciento del total nacional no recibe ingresos por su trabajo realizado, 39.1 por ciento no asiste a la escuela, 4.4 por ciento ha sufrido accidentes de trabajo y 4.1 se dedica a servicios domésticos y el 36.8 por ciento de la población infantil que realiza servicios domésticos tiene una jornada de trabajo de 35 horas o más.

Creo que estas cifras deben llamarnos la atención si es que deseamos una sociedad más sana. Y para terminar, copio unas palabras dirigidas por el Nuncio Apostólico mencionado ante las Naciones Unidas:

“Mientras que la protección de los derechos de niños y niñas comienza con el total respeto por los mismos niños en todas las etapas de su desarrollo, desde el momento de la concepción en adelante, los padres de familia por su parte, poseen un indispensable papel en su formación y educación, y la familia es el lugar apropiado para su desarrollo. 

La defensa de los derechos del niño y niña requieren, como corolario necesario, la defensa de la familia, de la que los beneficios sociales son obvios. Es la familia, no el Estado, quien provee hogar a los niños y niñas, los alimenta, los instruye y cría a la siguiente generación de la sociedad. Recordemos la Declaración Universal de los Derechos Humanos que reconoce el ‘derecho prioritario’ de los padres a la educación de sus hijos (Art. 26.3), esto es, un derecho previo al del Estado o a cualquier otro, especialmente en el ámbito de la libertad religiosa que incluye la sexualidad humana, el matrimonio y el estatuto de la familia”

 

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar