Últimas noticias:

Los más vulnerables ¿a qué se encamina el mundo de hoy?

La semana anterior al terremoto, se había hablado mucho en los medios de las mujeres, de su vulnerabilidad, en especial de una mujer asesinada en Puebla. También se ha hablado de la “violencia contra la mujer” por el horrendo asesinato de la joven Mara Fernanda Castillo, e incluso senadoras de partidos políticos se pronuncian al respecto.



No deseo comentar el abominable crimen que ya es investigado y del que ya se ha dicho suficiente, sino que la referencia a esto nos conduce a otro tema muy importante también: el derecho a la vida y la muerte de inocentes.

Ardientes comentarios compasivos fueron pronunciados por ejemplo por la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y secretaria de la Comisión de Equidad de Género, quien declaró que “Las mujeres en México son discriminadas, golpeadas, acosadas, violadas, torturadas, desaparecidas, vendidas, asesinadas, revictimizadas (Nota: “revictimizadas” – palabra inexistente en la lengua castellana), sin que haya responsables, sanciones, y mucho menos justicia.” (sic). Segundo ejemplo, otro senador se atrevió a decir que la violencia contra las mujeres es una grave violación a los ‘derechos humanos’ de las víctimas y sus familiares…

Todo esto nos conduce a varias reflexiones. Si los compasivos senadores y senadoras que tan exaltadamente están en contra de tan abominable crimen, ¿qué opinará sobre el crimen del aborto, quien encabeza la Comisión de ‘igualdad de género’? ¿Qué pasa con la muerte de una víctima inocente y vulnerable que, sin culpa alguna, es vilmente asesinada antes de ver la luz, por su propia madre? ¿Aquí no hay culpables? ¿Y qué pasa entonces con la “violación a los derechos humanos? Pues ¿un bebé antes de nacer, no es un ser humano? O ¿eso es lo que hacen creer a madres embarazadas arrepentidas de su embarazo?

• El INEGI reporta cinco asesinatos diarios contra mujeres. (No toma en cuenta a niños y niñas no-nacidos que son también asesinados)

• La entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer en su reporte “La Violencia Feminicida en México” declara “impunidad” de castigo ante muertes violentas. (No considera muerte violenta el desmembramiento de un ser vivo en el seno de su madre)

• La Alerta de Violencia de Género ni siquiera incluye a las víctimas femeninas por abortos.

Hay tanta alegría al encontrar a una persona con VIDA debajo de los escombros de un edificio derrumbado a causa del sismo, sobre todo cuando se trata de un niño o una niña, entonces ¿por qué privar de la vida a un bebé que lo único que desea es simplemente VIVIR?

Habría que responder también a preguntas tales como:

¿Se llama asesinato matar a otro durante una guerra?

¿Se llama asesinato matar a un inocente vivo, o se ‘disculpa’ el asesinato porque otra persona demanda su ‘derecho’ de matarlo?

Debe haber alguna manera de explicar el valor de la vida humana. Es difícil decirlo, pero nos encaminamos a un mundo en donde algunas vidas ¿valen más que otras?

Veamos qué ha pasado a nivel internacional.

Ningún tratado de la ONU menciona el aborto, y ningún tratado de la ONU puede ser interpretado con veracidad en el reconocimiento del aborto. Es un hecho que la ley internacional tiene la presunción a favor de la protección de la vida en el útero, tal como los Artículos San José, que fueron elaborados y firmados por más de 30 expertos en derecho internacional. Y sin embargo, todos los cuerpos de tratados han caído presa de una elaborada argucia, para establecer un ‘derecho internacional al aborto’ de facto, insertando la lectura de aborto en cada posible tratado de derechos humanos, esto con la ayuda de grupos de aborto y la burocracia de la ONU.

El resultado de esto resulta sorprendente, cientos de recomendaciones son enviadas a los países para que liberalicen o despenalicen el aborto. Aunque pueda ser debatible el hecho de que puedan legítimamente cambiar las obligaciones legales de los Estados miembro bajo la ley internacional, su éxito no puede ser negado. Lento pero seguro, los comentarios del sistema de derechos humanos de la ONU sobre el aborto están remodelando el panorama legal.

La semana pasada, el Parlamento Europeo (PE) tomó acción con respecto a la vida. Adoptó un reporte parlamentario en donde declara que: “la negación de servicios de salud y derechos sexuales y reproductivos, incluyendo el aborto seguro y legal, es una forma de violencia en contra de mujeres y niñas”. Esto ocurrió durante la convención para endosar la “Convención de Estambul”, que constituye el Tratado del Consejo de Europa para prevenir y combatir la violencia en contra de mujeres y niñas.

Lo anterior quiere decir que emiten una fuerte condena a leyes que puedan estar –en contra del aborto--, e igualan la falta de acceso legal al aborto con “violencia en contra de mujeres y niñas”. Ni siquiera se molestan en condenar el llamado “aborto por selección de sexo”, que es el primer acto de violencia que se dirige a niñas no-nacidas para su eliminación, por el simple hecho de ser de sexo femenino. Este reporte del Parlamento Europeo además omite la consideración de las leyes internas nacionales en contra del aborto.

Así como los senadores mexicanos hicieron furiosas declaraciones en contra del crimen cometido en contra de esta joven mexicana llamada Mara, de la misma manera furiosa, el miembro del Parlamento Europeo Steven Wolfe, se levantó de su asiento durante la discusión del documento que se estaba elaborando y pidió que antes de aprobar el reporte se revisara su contenido.

El Sr. Wolfe de inmediato, expresó sus opiniones por medio de Facebook diciendo que este documento era “escandaloso”, y continuó con una pregunta: 

¿A qué se encamina el mundo de hoy?

“Imaginemos un mundo en donde oponerse al aborto, por cualquier razón, no sea una cuestión de opinión que otros puedan rechazar o aclamar, sino que constituya una ofensa delictiva.

Imaginemos si simplemente por expresar este sentimiento (de oposición al aborto), lo convierte a usted en delincuente culpable de cometer violencia en contra de mujeres y niñas.

Ahora, independientemente de lo que usted piense del aborto, imaginemos el precedente que esto establece para otras ideas…

Pronto, usted no tendrá necesidad de imaginar este mundo, porque esto es lo que la Unión Europea está tratando de hacer”.

Debemos decir que tanto este reporte, como otros documentos emanados de instancias internacionales, fracasan en el reconocimiento de que las vidas de mujeres y niñas –de todas sin excepción--, necesitan y deben ser valoradas desde el principio, desde su inicio de vida, desde su concepción, y no sólo después de nacer.

Hemos de dejar claro que no existe un derecho internacional al aborto debido a que gran cantidad de países se han opuesto a este ‘derecho’. El lenguaje de consenso de la ONU indica que los Estados miembro han acordado ayudar a las mujeres a ‘evitar’ el aborto y agencias de la ONU tienen prohibido promover el aborto como método de planificación familiar. Sin embargo, cuerpos de monitoreo de tratados de la ONU, no dejan de insistir en términos como “derechos reproductivos” o “derechos sexuales” o “violencia de género”, términos que han sido imitados en países como el nuestro precisamente por entidades legales tales como el INMUJERES o la Comisión para la Igualdad de Género, y otras. Esto, a pesar de que ahora ya es evidente para todo público que el concepto de “género” es una categoría de conflicto neo-marxista, en realidad, es el alma del marxismo cultural en el que no existe realmente “igualdad de derechos”, sino que constituye el pensamiento de un grupo único para imponerlo al resto de la sociedad.

Finalmente, recordemos la Declaración Universal de los Derechos Humanos que inscribe en su Artículo 3:

“Todo individuo tiene derecho a la Vida, a la Libertad y a la Seguridad de su persona”

Pregunta

¿Por qué entonces algunas vidas son más importantes que otras?

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar