Últimas noticias:

El peligro de la CSE para tus hijos

Recientemente fue publicada una iniciativa de reforma del Partido Acción Nacional para adicionar y reformar el Artículo 33 de la Ley General de Educación.



Es probable que el diputado Luis A. Rodríguez, quien propuso la iniciativa de reforma, se haya percatado de la manera ‘progresista’ en que el Estado desea volcar en los niños, niñas y adolescentes cierto tipo de des-educación que deforma la mente, los valores y la consciencia de los menores de edad con respecto a su sexualidad, e incluso “la iniciativa menciona que sería la propia institución gubernamental la que formará en valores y en principios a los menores”, tarea que es responsabilidad del padre y madre de familia” (López, J. “Iniciativa que opina que los Padres de Familia educan con prejuicios”; Yo Influyo, 28 Octubre, 2016).

Esta usurpación de derechos por el gobierno, que realmente corresponden a los padres de familia, no debería ser tolerada por la familia mexicana. Más detalles sobre el contenido de esta radical y dañina educación que quieren imponer a nuestros hijos, leer abajo.

La organización no gubernamental Family Watch International (FWI) se ha abocado a la tarea de luchar en contra de esta dañina corriente y de los activistas de derechos sexuales que la promueven. Esta ideología se ha ido implantando de manera exponencial, tanto en Estados Unidos como en países subdesarrollados como el nuestro.

Si usted desea participar activamente en detener esta dañina des-educación, sugerimos llevar a cabo los siguientes pasos:

* Usted o su organización pueden convertirse en socios de “Stop CSE” presionando click AQUÍ otorgándonos la información requerida.

* Usted puede ayudarnos conectando a individuos y organizaciones que se encuentren luchando contra la CSE en varios lugares, llenando un formato en nuestro sitio web AQUÍ.

* Después, trataremos de ponerlo en contacto con otras personas que trabajan en esto, ya sea en su país, provincia o Estado. Nuestro objetivo es estar seguros de que todos los grupos en este esfuerzo tengan información unos con otros, y aquellos individuos que quieran ayudar puedan conectarse con estos grupos. O en donde no hayan comenzado aún esfuerzos de “StopCSE”, podremos iniciarlos.

* Usted puede mantenerse informado explorando la cantidad de información que revela la CSE y la agenda que la respalda en StopCSE.org.

* Puede renviar esta alerta a cualquier persona que piense que desea involucrarse en este esfuerzo.

Con objeto de dar a conocer realmente lo que se enseña a los menores en la escuela, FWI elaboró un interesante video-documental en donde son entrevistadas personas que tienen suficiente conocimiento y experiencia en este tipo de educación sexual, tales como académicos de renombre mundial, médicos psiquiatras, delegados de países ante la ONU, expertos en educación y representantes de organizaciones pro-familia quienes explican por qué esta educación provee de ideas sexuales a los menores y es sumamente dañina. El video ha sido traducido a siete idiomas y ha suscitado el interés de padres de familia mundialmente.

El video-documental puede verse en la siguiente liga StopCSE.org. conocido como “Guerra a los Niños: Exponiendo la Agenda de Educación Sexual Integral”, con subtítulos traducidos al español.

Ya en otra ocasión se informó por este mismo medio que la manera ‘progresista’ en que se está difundiendo esta educación, partió del modelo de un hombre mentalmente desquiciado, llamado A. Kinsey y que fue retomado después por la Organización Planned Parenthood y por el Sexuality Information and Education Council of the USA (SIECUS).

En este modelo el aspecto más radical descansa en omitir totalmente la tradición moral, y por el contrario, imponer a manera de ideología, que todo se permita en cuestiones sexuales. Este tipo de des-educación intenta cambiar a la sociedad, al cambiar normas sexuales y de género y enseñar a los menores que deben demandar sus “derechos sexuales”.

Estos programas con diferentes connotaciones son aquellos incluidos en la llamada “educación sexual integral” o “educación integral de la sexualidad” conocida en Estados Unidos como “comprehensive sexuality education” o CSE.

El objetivo de esta defectuosa educación son los menores de edad a partir de los 5 años de edad. En muchas ocasiones este tipo de programas esconden su contenido y sólo se conocen como “salud sexual”, siendo que en realidad son para educar en el libertinaje sexual.

La mayoría de programas CSE promueven la aceptación de diversas identidades y orientaciones sexuales y a través de esto se insta a combatir la homofobia, pero también rechazan el heterosexismo como relación sana entre un varón y una mujer para la formación familiar.

La última versión de la CSE considera a los padres de familia como obstáculo para su enseñanza en las escuelas, así como también consideran como otro obstáculo, los valores religiosos y culturales. Esta educación sexual integral es disfrazada con nombres indefinidos como educación en derechos humanos, educación en igualdad de género, información o educación sexual y reproductiva y casi siempre se enseña a los menores sin el consentimiento de los padres de familia.

Cada padre y madre de familia y otros ciudadanos que deseen preservar el bien de las familias, deben saber que la educación sexual integral es errónea y que va más allá de la educación sexual tradicional, deformando a las personas desde la niñez al sugerir además que la educación homosexual pueda formar parte de la educación sexual a los niños y niñas. Considera además que la abstinencia es ‘discriminatoria’ y que está basada en la normatividad   heterosexual.

Tanto el Fondo de Población de la ONU (UNFPA), como el Programa Conjunto de la ONU sobre el SIDA (UN-Aids) ya han distribuido manuales de educación sexual en países latinoamericanos que contienen sus propias definiciones y adoctrinamiento sobre “homosexualidad”, “bisexualidad”, “pornografía”, “introducción a la masturbación”, “derechos sexuales de la niñez”, y otorgar ideas sexuales muy controvertidas a los niños y niñas (sexualizarlos).

Como padres de familia es nuestro deber proteger a nuestros hijos de corrientes ideológicas descabelladas que pueden causarles mucho daño y perturbar su futuro.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar