Últimas noticias:

Veracruz ¡Bravo por la Iniciativa!

 “Palacio Legislativo del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, 21 de enero de 2016


Veracruz; derecho a la vida


Iniciativa con proyecto de decreto, que adiciona un segundo párrafo al artículo cuarto de la Constitución Política de Veracruz de Ignacio de la Llave y recorriendo los subsecuentes, presentada por el doctor Javier Duarte de Ochoa, Gobernador del Estado”.

Esta iniciativa constituye un Proyecto de Decreto que adiciona un segundo párrafo al Artículo 4 de la Constitución Política del Estado de Veracruz de Ignacio Llave. Todos los ciudadanos que vivimos en este país deberíamos estar enterados de iniciativas como la que se presentó el mes de enero, ya que da primacía al primero de todos los derechos: EL DERECHO A LA VIDA.

Es importante leer esta iniciativa aprobada por el pleno del Congreso del Estado de Veracruz y que debería tomarse de ejemplo en todos los estados de la República. Aquí algunos párrafos:

II. Que entre los derechos del hombre, el más fundamental es el derecho a la vida, ya que de él se desprenden todos los demás derechos;

IIi. Que es imperativo que la Constitución Política del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave se actualice con los llamados derechos humanos de primera generación, y regule expresamente dicho derecho fundamental, al igual que lo hace con la prohibición de la pena de muerte;

IV. Que no podemos concebir la existencia de las instituciones públicas y sociales sin el reconocimiento y protección Constitucional del derecho a la vida de todo ser humano, como el valor primordial que sustenta el ejercicio de los demás derechos;

V. Que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en el Segundo párrafo del artículo 29 que hace referencia a la suspensión de garantías señala: “En los decretos que se expidan, no podrá restringirse ni suspenderse el ejercicio de los derechos a la no discriminación, al reconocimiento de la personalidad jurídica, a la vida, a la integridad personal, a la protección a la familia, al nombre, a la nacionalidad; los derechos de la niñez; los derechos políticos; las libertades de pensamiento, conciencia y de profesar creencia religiosa alguna; el principio de legalidad y retroactividad; la prohibición de la pena de muerte; la prohibición de la esclavitud y la servidumbre; la prohibición de la desaparición forzada y la tortura; ni las garantías judiciales indispensables para la protección de tales derechos”;

VI. Para el efecto, se acudió a dos peritos en la materia. En primer lugar, la Dra. María Cristina Márquez Orosco “con motivo de la acción de inconstitucionalidad número 146/2007 y su acumulada 147/2007”. La Dra. Márquez, quien es Licenciada en Biología por la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, Maestra y Doctora en Ciencias (Biología) por la misma facultad, declaró en síntesis que:

a) El embrión es constituido por la unión de un óvulo y un espermatozoide; b) El embrión, es un ser único e irrepetible; y c) El embrión es distinto a la madre; por lo que podemos concluir que el embrión humano es un ser vivo de la especie humana a partir de la unión del óvulo con el espermatozoide.

Participó además como perito en las mencionadas acciones de inconstitucionalidad el Dr. Fabio Salamanca Gómez, Médico Cirujano por la Universidad Nacional de Colombia, especialista con postgrado en Genética Médica por la Universidad Nacional Autónoma de México, quien afirmó lo siguiente:

X. “La condición de humano, como se ha anotado con anterioridad, está presente desde la unión misma del óvulo y el espermatozoide en el proceso de la fertilización, ya que su genoma contiene las instrucciones de un plan de desarrollo corporal particular para la especie humana y, como se anotó con anterioridad, cuenta con genes que son exclusivos para los seres humanos.

Además, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió la siguiente jurisprudencia definida:

XI. Novena Època, Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Registro: 187816, Tesis: P. / J 13/ 2002, Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XV, Febrero de 2002, pág. 589 Jurisprudencia (Constitucional)

“DERECHO A LA VIDA, SU PROTECCIÓN CONSTITUCIONAL”.

“Del análisis integral de lo dispuesto en los artículos 1o, 14 y 22 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se desprende que al establecer, respectivamente, el principio de igualdad de todos los individuos que se encuentren en el territorio nacional, por el que se les otorga el goce de los derechos que la propia Constitución consagra, prohibiendo la esclavitud y todo tipo de discriminación; que nadie podrá ser privado, entre otros derechos, de la vida, sin cumplir con la garantía de audiencia, esto es, mediante juicio seguido ante los tribunales previamente establecidos en el que se sigan las formalidades esenciales del procedimiento; y que la pena de muerte sólo podrá imponerse contra los sujetos que la propia norma constitucional señala, protege el derecho a la vida de todos los individuos, pues lo contempla como un derecho fundamental sin el cual no cabe la existencia ni disfrute de los demás derechos”;

XIL Que la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 señala en su artículo 3o que: “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”. Asimismo, el artículo 4.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos refiere que: Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”.

Que por su parte la Declaración de los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas en su resolución 1386 (XIV), de 20 de noviembre de 1959, en su preámbulo, párrafos tercero y cuarto, textualmente precisa: “Considerando que el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento”.

La reacción ante lo anterior no se hizo esperar. Como difundió Yo Influyo recientemente (Boletín 3513/20 Mayo, 16), grupos feministas partidarias de la cultura de la muerte saltaron en protestas con su único recurso, su “derecho a decidir” ante los hechos indiscutibles presentados por expertos y artículos puntuales de derecho internacional que presentó el Congreso del Estado de Veracruz.

Podemos decir que grupos pro-aborto promueven historias que presentan el aborto como una experiencia que empodera; sin embargo, aquellos otros grupos de mujeres que se encuentran en recuperación pos-aborto saben otra realidad. Muchas mujeres y también varones son profundamente heridos por su experiencia de aborto. Nadie quiere enterarse qué pasa durante la decisión para efectuarse un aborto, el procedimiento mismo y la vida posterior. Aunque el aborto pareciera ser una experiencia positiva, liberadora y de empoderamiento, ésta inevitable e íntimamente impacta en el cuerpo femenino y en sus emociones, de muchas formas que contradicen las ‘protestas’ de ‘derecho sobre sus cuerpos’, y de liberación.

¿Está el cuerpo hecho para el “derecho a decidir”?

El movimiento pro-aborto dice: “Mi cuerpo, mi decisión”. El problema está en que este lenguaje de derechos personales y autonomía física está claramente en desacuerdo con la respuesta natural del cuerpo femenino hecho para el desarrollo saludable de un bebé. El cuerpo de la mujer no está hecho para la decisión de un tema como el aborto. Cuando una mujer se embaraza, todo en su cuerpo se prepara para dar la bienvenida a la nueva vida que lleva dentro. En la concepción comienza una transformación compleja que está designada para proteger y nutrir a la nueva vida en desarrollo. A sólo ocho días de la concepción, el embrión produce chorionic gonadatropin (HCG). HCG, lo que permite que el embarazo continúe. El Dr. endocrinólogo Joel Brind, de Estados Unidos, lo denomina “el primer llanto del bebé”.

Cuando una mujer decide no llevar en su vientre a su bebé hasta el nacimiento, se lleva a cabo una ruptura en su mente y en su corazón. Esto es poderosamente evidente en mujeres cuyas decisiones sobre el aborto están cargadas de ansiedad, confusión y presión o coerción por parte de otras personas. Esto es verdad aun para aquellas que llevan a cabo la decisión con más facilidad.

La decisión de abortar tiene que hacerse mediante la represión del sentimiento de que dicha mujer ya es madre de ese ser humano en su vientre. Consciente o inconscientemente, esta negación produce un poderoso conflicto entre el amor natural materno por un hijo en desarrollo y una necesidad apremiante de reprimir esta verdad del corazón humano que trata de enterrar todo recuerdo del aborto. Esto contribuye a los conocidos síntomas experimentados posteriormente a un aborto, como depresión, ansiedad, adicciones y disturbios del sueño.

El aborto es un tema muy complejo, aunque la decisión parezca claramente el único camino a seguir. Pero el aborto no es solamente una “decisión” ni solamente una “elección”, sino que es fundamentalmente una relación, una relación que se rompe con el procedimiento y que desesperadamente necesitará de curación y cicatrización.

En la notaría Pública No. 12 de Coatzacoalcos, Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, se encuentra ya un importante documento en donde en la parte superior izquierda tiene un logotipo en forma de corazón estilizado circundado por una espiral que dice: ¡SI A LA VIDA!

“En estricto cumplimiento a la fracción III del numeral 12 de la Ley de Referendo, Plebiscito e Iniciativa Popular, los que suscribimos la presente Iniciativa Popular, PARA ADICIONAR AL ARTICULO IV DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO DE VERACRUZ, UN TEXTO EN EL QUE SE RECONOZCA EL DERECHO A LA VIDA DESDE EL MOMENTO DE LA CONCEPCIÓN HASTA LA MUERTE NATURAL, COMO VALOR PRIMORDIAL QUE SUSTENTA EL EJERCICIO DE LOS DEMÁS DERECHOS DEL INDIVIDUO, firmamos en el ejercicio de nuestros derechos plenos, con fundamento en los numerales 7 y 34 fracción VII de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Veracruz de Ignacio de la Llave”.

Se envían por este medio muchas felicidades a los diputados que favorecieron este proyecto de reforma constitucional y a los ciudadanos: Mucuy Kaak, de Santa María de los Ayala Lagos; Georgina Ceballos Hernández, Gabriel Ángel Miranda Hernández, Clementina Vázquez Azteca, Homero Gutiérrez Melchor, Luis Corzo Hernández, Carmen Blas Figueroa y Arturo Segovia Flores, por su valentía en la defensa de la vida con la propuesta de adición al Art. IV de la Constitución Política del Estado de Veracruz por medio de un texto en el que piden: “SE RECONOZCA EL DERECHO A LA VIDA DESDE EL MOMENTO DE LA CONCEPCIÓN HASTA LA MUERTE NATURAL, COMO VALOR PRIMORDIAL QUE SUSTENTA EL EJERCICIO DE LOS DEMÁS DERECHOS DEL INDIVIDUO, en estricto cumplimiento a la fracción III del numeral 12 de la Ley de Referendo, Plebiscito e Iniciativa Popular”.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar