Últimas noticias:

Peor que en los tiempos de Nerón

Empezaremos dando unos datos que, es posible, que a muchos les pongan los pelos de punta: En los primeros veinte siglos de Cristianismo se han producido alrededor de 70 millones de mártires.


Recordando la época romana


Y de esos 70 millones, más de la mitad, alrededor de 40 millones, pertenecen al siglo XX.

Ahora bien, lo peor del caso es que la persecución continúa, puesto que se calcula que alrededor de cien mil cristianos son asesinados al año; esos son los que pierden la vida, ya que tenemos otros cien millones que sufren alguna restricción a sus libertades por el sólo hecho de estar bautizados.

No hay duda. Como en los peores tiempos de Nerón, Diocleciano, Stalin, Calles y cuanto tirano se ha ensañado con la Iglesia.

Todo ello hace que el Cristianismo sea la religión más perseguida del planeta.

Si hubiera que hacer un resumen acerca de las persecuciones que los cristianos sufren en distintos países, bien podríamos hacerlo de la siguiente manera:

* SIRIA: Los rebeldes que luchan por la primavera árabe han convertido a los cristianos en blanco de sus ataques.

* IRAK: Desde que cayó Saddam Hussein (2003) se ha producido una sangrienta limpieza étnica que ha provocado el exilio de más de seiscientos mil habitantes.

* INDIA: Los hindúes radicales arrasan pueblos enteros a la vez que aprovechan para destruir las misiones que los jesuitas tienen en aquel país.

* PAKISTAN: La Ley de la Blasfemia es un pretexto para asesinar o encarcelar de por vida a quienes practican la doctrina de Cristo.

* CHINA: Los fieles católicos son internados en campos de concentración que mucho recuerdan a los de los nazis.

Si hubiera que decir cuáles son los países con menor libertad religiosa pondríamos a China en primer lugar, siguiéndole muy cerca Egipto y Afganistán.

Y si ponemos nuestros ojos en Hispanoamérica, aparte de Cuba, donde los católicos viven en un estado de persecución permanente, debemos señalar a Bolivia y Venezuela.

En Venezuela todo empezó con el extinto Hugo Chávez, quien se las ingenió para hostilizar de mil maneras a la Iglesia Católica. Su sucesor, Nicolás Maduro, continúa la misma política.

En el caso de Bolivia, el régimen de Evo Morales ha emprendido una campaña descristianizadora mediante la cual pretende resucitar las antiguas creencias de los incas.

Ambos regímenes, y en cierto modo el de Rafael Correa en Ecuador, detestan todo lo que tenga que ver con la cultura hispanocatólica que fue la gran civilizadora del Continente Americano.

Cada vez cobra mayor fuerza una tendencia que consiste en volver al paganismo de los pueblos precolombinos y para ello es necesario erradicar el catolicismo.

Dentro de dicha campaña anticatólica, encontramos continuos ataques al idioma español, al que se pretende reemplazar por dialectos como son el quechua o el aymará.

En las lejanas Filipinas, evangelizadas por España gracias a la valiosa ayuda que iba desde México, también se deja sentir la ofensiva anticatólica; concretamente son los musulmanes que predominan en la isla de Mindanao quienes con bastante frecuencia atacan a los católicos que son mayoría en Cebú o en Luzón.

Resumiendo todo lo anterior, diremos que tres cuartas partes de quienes en el mundo sufren algún tipo de discriminación por causa de su fe son cristianos.

Ahora comprendemos cuánta razón tenía Benedicto XVI cuando en su día dijo que “actualmente son los cristianos el grupo religioso que sufre en el mundo la mayor de las persecuciones”.

No hay  duda: Como en tiempos de Nerón, o quizás peor.

Y todo, en medio de la criminal indiferencia de un Occidente burgués a quien solamente le interesa su propio bienestar. 

@yoinfluyo

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar