Últimas noticias:

Abortos en el DF: un cuarto de millón en siete años

Si las paredes hablasen, mucho tendrían que contar los viejos muros de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

Marcha pasos por la vida ayuda a reflexión

El actual edificio lo inauguró en abril de 1911 el presidente Porfirio Díaz poco antes de marchar al destierro y, desde entonces, dentro del recinto, que hasta hace apenas tres décadas fuera la Cámara de Diputados, han ocurrido importantes acontecimientos de nuestra historia.

Uno de los más importantes fue que allí, en febrero de 1913, se veló el cuerpo de asesinado presidente Francisco I. Madero.

Con el paso de los años, debido a que era la sede del Poder Legislativo Federal, allí tomaron posesión varios presidentes y fue también allí donde, tratando de vencer el sueño, los diputados soportaban aquellas interminables peroratas que eran los informes presidenciales.

Momentos de júbilo, como cuando se le rendían honores a un mandatario extranjero; de tragedia, como cuando allí, en 1943, se suicidó el diputado Jorge Meixueiro, o cuando los diputados discutían a balazos en vez de hacerlo con argumentos.

Sin embargo, lo que tuvo lugar en abril de 2007 no solamente supera a la peor de las tragedias, sino que vino resultando mucho peor que todas ellas juntas.

¿Puede haber mayor tragedia que un asesinato colectivo en el que han muerto más de un cuarto de millón de mexicanos?

En abril de 2007 aquel recinto se manchó de lodo y sangre, ya que la mayoría de los diputados (todos del PRD) aprobó que el aborto fuera despenalizado en la Ciudad de México.

Una vez que se levantó la veda se puso en marcha el asesinato de miles de niños que aún se encontraban dentro del seno materno.

Al peor de los criminales se le somete a juicio antes de dictarle sentencia condenatoria, o sea, que los narcotraficantes, pederastas, secuestradores o tipejos que se dedican a la trata de personas pueden defenderse.

En cambio, un niño no nacido, que ni siquiera ha cometido la más inocente de las travesuras infantiles, es condenado a muerte porque a su madre le estorba su presencia.

Pues bien, a raíz de que se levantó la veda, se calcula que más de 250 mil niños han sido asesinados en hospitales públicos o privados.

Apenas se han cumplido siete años y la masacre cometida es de tales dimensiones que asombra al más ecuánime.

Ante ello, una organización civil que responde al nombre de “PASOS POR LA VIDA” ha convocado a una marcha para el próximo sábado 26 de abril a las nueve de la mañana.

Una marcha que saldrá del Monumento a la Revolución, que recorrerá importantes avenidas del centro de la Ciudad y que culminará a las puertas mismas de la Asamblea Legislativa.

Precisamente allí, a las puertas de un edificio que inauguró un viejo dictador, que veló el cuerpo de un presidente asesinado y que ha sido testigo de los más diversos acontecimientos, los manifestantes le exigirán a los diputados que respeten los derechos humanos y, de una manera muy especial, el derecho a la vida.

Un derecho natural que es válido en cualquier época y en cualquier lugar y que no puede ser violado por nadie.

Hace siete años, un grupo de diputados sectarios, traicionando su vocación de representantes del pueblo que los eligió, decidió darle carta legal a un crimen.

Ojalá que la marcha del ya muy próximo 26 de abril los haga reflexionar y, fruto de dicha reflexión, decidan derogar una ley que solamente ha servido para matar inocentes.

Allí estaremos.

#YienRoma

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar