Últimas noticias:

¿Por qué perdió Hillary?

Dos semanas antes del 8 de noviembre, la candidata demócrata Hillary Clinton sabía muy bien lo que le iba a pasar el día de las elecciones. Y prueba de ello fue que por esos días, tanto el presidente Barack Obama como su esposa Michelle, realizaron una desesperada campaña de apoyo a la abanderada de su partido. Veían lo que se les venía encima e hicieron hasta lo imposible por impedir la catástrofe.



El caso es que tanto Hillary Clinton como su contrincante el republicano Donald Trump llegaron al 8 de noviembre con las encuestas muy parejas.

Expertos en el tema electoral de aquel país afirmaron que Florida sería el estado clave, puesto que quien allí resultase vencedor tendría automáticamente las llaves de la Casa Blanca.

El caso es que Hillary, a pesar de haber tenido más votos populares que Trump, perdió ante un republicano que la superó en votos electorales. Una disposición anacrónica que data del siglo XVIII, pero así son las cosas y, respetando dicha norma, fue posible que Donald Trump se convirtiera en presidente electo.

Ahora bien, permanece la duda que da título a este comentario: ¿Por qué perdió Hillary?

Esto ya lo hemos dicho en ocasiones anteriores y no está por demás repetirlo: En estas elecciones de 2016, el Partido Demócrata no pudo haber escogido un peor candidato.

Aunque los medios presenten a la ex primera dama como una súper-mujer nunca antes vista y poseedora de todas las virtudes habidas y por haber, la realidad es muy diferente.

En Estados Unidos los Clinton son el ejemplo viviente de corrupción y malos manejos desde la mafia del poder. Para nadie es un secreto que, aprovechando su estancia en la Casa Blanca, se enriquecieron echando mano de todo el poder de que disponían.

Entretanto, el pueblo que padecía los rigores de una terrible crisis económica no podía perdonarles que, mientras millones pasaban las de Caín, unas cuantas familias del Sistema se dieran la gran vida.

Por eso fue que en cuanto apareció en el escenario un personaje que –aunque millonario– nada tenía que ver con la desprestigiada clase política y que, a pesar de tener la lengua muy larga al criticar al viejo sistema, fueron millones quienes confiaron en él.

Al mismo tiempo, el tan cacareado “Obamacare” (sistema de salud implantado por el presidente saliente) resultó un estrepitoso fracaso que solamente encareció los servicios sanitarios perjudicando a millones de personas pertenecientes a las clases media y baja.

Ni duda cabe que esos millones de afectados deseaban cobrarles la factura a los demócratas y prueba de ello fue el descalabro que sufrió dicho partido en las elecciones legislativas de 2014.

Y por si lo anterior no bastase, tenemos la reanudación de relaciones con Cuba con la cual Obama, sin pedirle a los hermanos Castro que, a cambio del reconocimiento, permitieran elecciones libres, lo que hizo fue darle un balón de oxígeno a la dictadura más antigua del continente.

Esta medida indignó a millones de cubanos que residen en Estados Unidos, la gran mayoría en Miami. Eso explica que dicho estado lo acabase ganando un Donald Trump que siempre criticó el apoyo de Obama a la dictadura castrista.

El hecho de que el candidato liberal Gary Johnson haya participado en la contienda, obteniendo un 3% de los votos, perjudicó a Hillary al quitarle a ella dicha cantidad e impidiéndole la victoria en aquellos estados donde la contienda fue más reñida.

Asimismo, una gran cantidad de los partidarios del precandidato demócrata Bernie Sanders prefirieron quedarse en casa en lugar de acudir a las urnas, lo cual, sin duda alguna, perjudicó también a Hillary. Eso sin contar que millones de católicos vieron siempre a una Hillary entusiasta partidaria del aborto como alguien hostil al catolicismo. También este vasto sector le pasó factura a la demócrata.

Por supuesto que el nunca aclarado suicidio de Vince Foster, ex amante de Hillary, influyó también en el ánimo de los electores.

A grandes rasgos, y según nuestra modesta opinión, estas son algunas de las razones que explican la derrota de Hillary Clinton.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Comentarios  

#3 praxedis sanchez 06-12-2016 21:16
Borraron lo que habia escrito.

No tengo su tiempo para volver a escribir
Citar
#2 praxedis sanchez 06-12-2016 21:14
Además el 30% de los latinos le cobraron la factura a los demócratas por no haber pasado la ley de inmigración cundo tenían la mayoría en el congreso durante los primeros cuatro años de Obama.
Citar
#1 Anita 17-11-2016 22:24
Excelente análisis, creo que en el asunto del aborto, ayudó mucho el que la Iglesia católica hiciera énfasis que votar por alguien partidario a éste, era un pecado grave, lo cual es cierto. Es esperanzador que los obispos y sacerdotes tengan y comuniquen una postura firme como lo hicieron. Ser congruentes con la doctrina de la Iglesia sin miedo es lo que debieron hacer desde hace tiempo. Felicidades.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar