Últimas noticias:

¿En vísperas de otra Cristiada?

Es muy probable que, después de leer la pregunta que da título al presente artículo, muchos piensen que exageramos. Desgraciadamente no es así; y con el fin de apoyar nuestros argumentos, proporcionaremos una serie de datos muy significativos.



Aparte de que, entre 1990 y 2016, han sido asesinados 55 religiosos, entre ellos el Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, Arzobispo de Guadalajara (mayo de 1993), algo que nadie puede negar es que, en lo que va del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto (cuatro años), 14 sacerdotes han corrido la misma suerte.

Y no hablemos de los continuos robos y sacrilegios cometidos en diversas iglesias, siendo el caso más reciente el ocurrido en el templo de San Francisco, en la ciudad de Aguascalientes.

Quisiéramos equivocarnos, pero, según los indicios, todo parece seguir un plan trazado cuidadosamente de antemano.

Fue el sábado 10 de septiembre cuando más de un millón de personas salió a las calles en ciento veinte ciudades de México para protestar en contra de la iniciativa presidencial de elevar a rango constitucional la posibilidad de que las uniones homosexuales adquieran la categoría de matrimonios. Manifestaciones en las que, en algunas ciudades, se contó con la presencia de obispos y arzobispos. Todo un éxito. Señal indiscutible de que la inmensa mayoría del pueblo mexicano reconoce y defiende su tesoro más valioso: La Familia.

Pocos días después, un pequeño grupo de sujetos, disfrazados de la manera más grotesca que podamos imaginarnos, se presentaba frente al edificio de la Mitra de la Arquidiócesis de México, no tanto para exponer unos argumentos de los que carecen, sino más bien para lanzar insultos en contra del Cardenal don Norberto Rivera Carrera.

Y por si eso no bastara, a las pocas horas –después de haber sido secuestrados y torturados– eran asesinados en Poza Rica (Veracruz) los sacerdotes Alejo Nabor Jiménez Juárez y José Alfredo Suárez de la Cruz. Lo peor del caso fue que el fiscal de dicho estado –olvidemos su nombre– trató de explicar lo ocurrido diciendo que los homicidios eran consecuencia de una pelea entre borrachos.

Aquí se ve claramente cómo, después de haberles privado de la vida, se pretende también privarlos de la buena fama.

Aún estaba fresca la sangre de los dos sacerdotes, cuando fue secuestrado y asesinado el Padre José Alfredo López Guillén, párroco de la Santísima, allá en Puruándiro (Michoacán). Y otra vez lo mismo: No contentos con quitarle la vida, pretendieron, después de muerto, quitarle también la honra al presentar un video en el que, supuestamente, el sacerdote entraba en un hotel acompañado de un menor.

Afortunadamente, todo se aclaró en el momento en que apareció la señora Liliana Arriaga, declarando a un medio local de Puruándiro que el hombre que aparecía en la imagen no era el sacerdote, sino más bien su esposo Salvador Lemus quien ingresó al hotel acompañado de su hijo.

Desde luego que es condenable y, en un momento dado, podrían ser llevados a los tribunales tanto las autoridades como los medios que –antes de concluir las investigaciones y sin deslindar responsabilidades– se sacan cualquier explicación de la manga, no importándoles manchar la honra no solamente de las víctimas sino del clero mexicano en general.

Y volvemos a preguntarnos: ¿Torpeza? ¿Prisa por cerrar el caso? ¿Morbo dentro de los medios de comunicación? ¿Cumplimiento al pie de la letra de un plan agresivo en contra de la Iglesia? ¿Represalias por lo de las marchas?

En este último caso, que Dios nos agarre confesados, ya que –después de tan trágicos sucesos– fueron cientos de miles quienes, en la Ciudad de México, salieron a las calles el pasado 24 de septiembre.

A diferencia de quienes condenan sin tener pruebas, nosotros no le ponemos alas a la fantasía, sino que preferimos que sean nuestros amigos lectores quienes saquen sus propias conclusiones.

Esa es la razón por la cual vale la pena comentar las declaraciones hechas por el Cardenal Juan Sandoval Iñiguez, Arzobispo emérito de Guadalajara, quien, durante la ceremonia de la presentación de su libro “Con mi propia voz”, comentó que, después de la Cristiada, los actuales son los momentos más difíciles vividos por la Iglesia en su relación con el gobierno: El asunto del matrimonio, el aborto, la familia, la anticoncepción y la perversión de la juventud.

Según el purpurado, ésta “es una situación que apenas comienza y que se atiza desde afuera…”

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Comentarios  

#4 Jose P Correa C. 08-11-2016 17:53
Viendo las circunstancias actuales, los catolicos tendremos que defendernos de los abusos del gobierno ateo y sus leyes anticatolicas.
Citar
#3 Rogelio Monroy 18-10-2016 23:07
Para quienes nos gusta leer la historia de Mexico, sabemos que la verdad brilla, aun pasando los años, y hoy se repiten los mismos hechos coercitivos que laceran a una sociedad que busca paz y tranquilidad, sociedades secretas anticlericales y anticatolicas son las causantes del terror que vive Mexico, y que su mira esta puesta en la iglesia catolica, pero por fortuna los medios electronicos son una herramienta que alivian ese mal.No volveremos, los catolicos, a ser engañados y derrotados.
Citar
#2 JOSE BRAMBILA 14-10-2016 15:53
Es una lástima que estos medios no sean masivos, como son los chismes de las y las famosos. Pero e s bueno que se sepa que muchos estamos dispuesto a dar nuestras vidas por nuestros hijos y familias, solo que necesitamos un general Gorostieta, que tenga los tamaños bien puestos, ya que los algunos militares de hoy tienen su precio y ya le llegó el gobierno a la cantidad y ya están copados, como los jueces y los diputados. Pero llegado el momento convocaremos a los valientes a defender al país que amamos. Tristemente nuestros enemigos declarados, el sionismo , los masones con sus marionetas, de la izquierda mundial, están fuera de nuestro alcance refugiados en la onu y en Basilea suiza , Inglaterra y muchos países europeos y asía' ticos. México nunca ha dejado de ser codiciado por estos voraces compra conciencias y traidores
Citar
#1 Ma. Elena Melgarejo 13-10-2016 20:58
Los sucesos lamentables recogidos por Rodríguez Lois, con base en información del Card. Sandoval Íñiguez, cuya investigación a consciencia por los cauces debidos, hay que tomarla en cuenta seriamente -con la oración en 1er. lugar- pero dispuestos a tomar todas las medidas legales y emplear los medios de información y redes sociales para defender nuestra fe católica, nuestros derechos constitucionales y humanos, para que se detengan las acciones criminales y sacrílegas que hasta hoy han ocurrido. Esto debe detenerse por el bien y la paz de México.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar