Últimas noticias:

Jueves de Corpus

Una de las más grandiosas fiestas del mundo cristiano es precisamente la que se celebra el día de hoy: El Cuerpo y la Sangre de Cristo. Una fiesta que tuvo su origen el Jueves Santo, pero que –dados los tristes momentos de la Semana Santa– la Iglesia decidió celebrarla en todo su esplendor semanas después.


México; Jueves de Corpus


Una fiesta que ha enriquecido el Arte y el folklor. El Arte, en el momento en que prestigiosos artistas han elaborado monumentales custodias que, portando el Cuerpo de Cristo, llevan al Santísimo en procesión por las calles principales. El folklor, en el momento en que esas procesiones han pasado a formar parte de las costumbres de una nación.

Y así, valga el ejemplo, es famosa la procesión del Corpus en Toledo, España, que se distingue porque la encabeza una bellísima custodia de ordo que es una auténtica joya.

Aquí en México, a raíz de que nuestro pueblo se volvió cristiano, el Jueves de Corpus fue todo un acontecimiento durante más de cuatro siglos. No había gran ciudad, por importante que fuese, ni pequeño pueblo por humilde que fuera, que no sacase el Santísimo a las calles en un día tan especial. De ahí  viene precisamente la tradición de “las mulas de Corpus”. Explicaremos esto.

Al llegar un día como éste, en el Zócalo de la Ciudad de México, vecinos de los pueblos aledaños hacían “tianguis” vendiendo toda clase de frutas. Era aquella una magnífica oportunidad para cubrir cualquier tipo de compromiso, ya que solía ocurrir que al amigo o pariente se le enviase una mula cargada de frutas a su domicilio.

Con el tiempo, solamente quedó la costumbre de que, en este día, se vendiesen mulitas hechas de barro, pero llevando a lomos un huacal de frutas.

Gran colorido tuvo la Procesión de Corpus Christi durante más de cuatro siglos aquí en la Muy Noble y Leal Ciudad de México. Lástima que aquello terminó el 31 de Mayo de 1866, hace exactamente siglo y medio. El año siguiente no se celebró debido a que los ejércitos liberales asediaban la Ciudad de México y el ánimo no estaba para muchas fiestas.

Vinieron después diferentes gobiernos liberales en los que Benito Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada y don Porfirio Díaz fueron los personajes dominantes. Debido a que su ideología era liberal y anticatólica, prohibieron que en las calles se hiciera cualquier tipo de manifestación religiosa.

En 1911 cae don Porfirio, los revolucionarios destrozan el país y con Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles y sucesores se mantuvo la misma tendencia anticatólica. Así pues, nada de procesiones el Jueves de Corpus. Y lo mismo ocurrió durante los años duros de aquel sistema en que el PRI-Gobierno dominaba todo el escenario político.

En 1992 se reforman las leyes, se restablecen relaciones diplomáticas con el Vaticano y, tomando en cuenta que San Juan Pablo había visitado el país en dos ocasiones, las cosas empiezan a cambiar.

Será el Jueves 6 de Junio de 1996 (dentro de pocos días se cumplirán veinte años) cuando Monseñor Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México, tuvo la valentía de sacar el Santísimo a las calles después de un encierro de ciento treinta años.

Aquel día –coincidencias que tiene la vida–, aparte de ser Jueves de Corpus, era el día de San Norberto; o sea que el arzobispo festejaba también a su santo patrono; por supuesto que era también día de su cumpleaños.

Y a partir de entonces, renació una tradición que, conforme pasa el tiempo, va teniendo cada vez más seguidores.

Una piadosa tradición, profundamente religiosa y mexicana que –por lo que hemos explicado– se mantenía como recuerdo en los libros de historia y que estaba a punto de perderse.

Afortunadamente, gracias a la valentía de un prelado que supo aprovechar las nuevas circunstancias, el Santísimo volvió a salir a la calle.

No deja de ser significativo que, antes de que se cumplieran dos años de tan feliz acontecimiento, don Norberto recibiera en Roma en capelo cardenalicio.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar