Últimas noticias:

Un Abraham Lincoln que pocos conocen

De todo mundo es conocido que el presidente estadounidense Abraham Lincoln pasó a la historia porque abolió la esclavitud en el vecino país del norte, decisión que provocó una sangrienta guerra civil y que a él acabó costándole la vida.


Abraham Lincoln


Un mérito que todos le reconocen, y prueba de ello es la enorme escultura sedente (en la que aparece sentado) que en su honor se erigió en Washington y desde la cual Lincoln parece contemplar el Capitolio.

No obstante, buscando siempre el apego a la verdad histórica, se hace necesario conocer un poco más acerca de este personaje, con el objeto de apreciar mejor la trascendencia de su obra.

Lincoln era protestante, razón por la cual su ideología estaba influida por sus creencias; y esto, en el tema concreto de la esclavitud, lo sitúa muy lejos del pensamiento propio del mundo católico.

La Iglesia Católica condenó siempre la esclavitud; en cambio, en el mundo anglo-protestante –a raíz del cisma de Lutero e ideología calvinista– no ocurrió lo mismo. Los protestantes vieron siempre la esclavitud como algo de lo más natural. Eso explica lo que ocurrió con los negros en el vecino país. Hasta que Lincoln abolió práctica tan inhumana.

Sin embargo –y como líneas arriba dijimos–, a pesar de haber liberado a los negros, Lincoln no estaba inmune al virus protestante que insistía en una superioridad racial que acababa justificando la esclavitud. Eso explica que Lincoln, en un momento dado, apoyase la idea humanitaria de Henry Clay, quien proponía enviar a Liberia a toda la gente de color, con el objeto de devolverles la libertad, sus costumbres y su tierra de origen.

Vale la pena hablar un poco acerca de Liberia.

Liberia es un pequeño país africano situado en la costa del Atlántico, cuya capital es Monrovia, con más de cuatro millones de habitantes, cuya industria se basa en la extracción de caucho, madera y diamantes.

Lo que aquí realmente nos interesa es que dicho país fue fundado por esclavos emancipados procedentes de Estados Unidos.

En 1821 agentes de la American Colonization Society compraron a los jefes de las tribus locales grandes extensiones de terreno y al año siguiente empezaron a llegar como colonos antiguos esclavos que acabaron apoderándose del país.

En 1847 Liberia se declaró independiente, su bandera es muy parecida a la de Estados Unidos, pues tiene en el ángulo superior izquierdo un rectángulo azul con una estrella y en el resto barras rojas y blancas. Eso explica que el idioma oficial sea el inglés, que su moneda sea el dólar y que el 86 por ciento de sus habitantes sean de religión protestante.

Estados Unidos ha sabido sacar provecho de todo esto; valga un ejemplo: en 1926, FIRESTONE, la famosa productora de llantas, logró que el gobierno liberiano le diera la concesión de explotar caucho durante 99 años.

¿Y qué tiene que ver Liberia con Abraham Lincoln?

En un discurso pronunciado en 1858 en Charleston, Illinois, Lincoln dijo lo siguiente:

“No soy partidario –nunca lo he sido, bajo ningún concepto– de la igualdad social y política entre la raza blanca y la raza negra… Existe una diferencia física entre ellas que les impediría, siempre, vivir juntas en igualdad social y política. Existe naturalmente una situación de superioridad e inferioridad, y mi opinión es asignar la posición de superioridad a la raza blanca” (Citado por José María Iraburu en su libro “HECHO DE LOS APOSTOLES DE AMERICA”, pág. 428).

Eso explica que –por razones humanitarias, no lo dudamos– Lincoln fuera partidario de enviar a los esclavos negros a Liberia… Una mentalidad muy distinta a la de aquel gran pensador del mundo hispano católico que fue Francisco de Vitoria.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar