Últimas noticias:

¿Por qué perdió Mariano Rajoy?

Los resultados de las pasadas elecciones generales celebradas en España el domingo 20 de diciembre fueron resumidos por los titulares de tres importantes diarios madrileños:


Elecciones 2016


* “El PP gana pero tendrá muy difícil formar gobierno” (EL PAIS)

* “España tumba el bipartidismo y deja en el aire el gobierno” (EL MUNDO)

* “Rajoy frente a la pinza anti-PP”

El Partido Popular (PP) fue el que obtuvo el mayor número de diputados (123); la realidad es que está muy lejos de la mayoría absoluta (176) que le permitiría al presidente en funciones, Mariano Rajoy, formar gobierno.

Por su parte, el tradicional partido de izquierda, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que postuló a Pedro Sánchez, obtuvo el peor resultado de su historia, al lograr tan sólo 90 diputados.

Asimismo –y como fruto de las elecciones–, entraron en el escenario dos nuevos partidos: PODEMOS, de extrema izquierda, que postuló a Pablo Iglesias; y CIUDADANOS, de centro-derecha, que postuló a Albert Rivera. PODEMOS obtuvo 69 diputados, en tanto que CIUDADANOS logró 40.

Esto marca el fin del bipartidismo que había gobernado España durante más de tres décadas.

En 2011, el PP de Mariano Rajoy había alcanzado 186 diputados fruto de más de 10 millones de votos; en las recientes elecciones perdió más de tres millones y medio de votantes.

Esto se podría resumir de la siguiente manera: El gran perdedor fue Rajoy, en tanto que el ganador indiscutible es Pablo Iglesias, quien llega haciendo gala de unas ideas propias de los elementos más radicales de la II República Española.

Ante lo anterior, volvemos a la pregunta que da título al presente comentario: ¿Por qué perdió Mariano Rajoy?

A nuestro juicio, son varias las razones:

1) En 2011, millones de católicos votaron a su favor, creyendo que quitaría la Ley del Aborto. A pesar de que contaba con la mayoría absoluta, Rajoy no solamente se negó, sino que destituyó al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, quien estaba a favor de que dicho precepto fuese derogado.

2) Esos millones de católicos esperaban también que Rajoy quitase la Ley de la Memoria Histórica. Rajoy tampoco lo hizo, a pesar de tener mayoría absoluta.

Esta ley, si se lleva a extremos radicales, puede afectar gravemente el patrimonio de la Iglesia Católica; el ejemplo más elocuente sería la abadía benedictina del Valle de los Caídos, en donde, argumentando que allí se encuentran los restos de Francisco Franco, su aplicación podría ocasionar el cierre de la abadía, la expulsión de los monjes y que se demoliera la gigantesca Cruz que puede contemplarse varios kilómetros a la redonda.

Estos dos puntos crearon en la opinión pública conservadora la imagen de que el gobierno de Rajoy había sido algo así como una prolongación del gobierno de Zapatero; o sea, cuatro años más de socialismo.

3) Rajoy contaba con el poder suficiente para reformar la legislación y establecer que, en unas elecciones municipales o regionales, el triunfo se le adjudicara a la lista más votada. No lo hizo; y eso ocasionó que, en las elecciones municipales del pasado mes de mayo, mediante pactos y coaliciones, los partidos de izquierda pasaran a gobernar las principales alcaldías, a pesar de que los candidatos del PP habían obtenido la mayoría. Madrid es el ejemplo emblemático.

4) Una vez que controlaron los principales ayuntamientos, los nuevos alcaldes, haciendo gala de un populismo delirante, empezaron a repartir dinero a manos llenas, con lo cual ganaron una amplia base de apoyo que votó a su favor el pasado 20 de diciembre.

5) Los continuos escándalos de corrupción dentro del PP asquearon de tal modo a la opinión pública, que fueron millones los que, o bien se abstuvieron, o si acaso votaron, lo hicieron a favor de CIUDADANOS.

6) Aunque durante estos cuatro años algo ha mejorado la situación económica, los encargados de comunicar dichos logros ante los medios no supieron hacerlo, y fue por eso que la opinión pública se quedó con la impresión de que Rajoy era un inepto, que todo estaba paralizado y que cuando había una nueva noticia era para anunciar un nuevo caso de corrupción.

7) En su afán por dividir a los sectores de izquierda, el gobierno de Rajoy permitió que a Pablo Iglesias se le diera espacio en todos los medios informativos gubernamentales. Al final, lo que se logró fue crear un monstruo que no solamente dividió a la izquierda, sino que pone ahora en graves aprietos a todo el sistema constitucional.

8) Por otra parte, aunque España se salvó de la quiebra financiera, aún existen más de cuatro millones de parados que se desesperan al ver cómo la mejoría tarda en llegar a sus bolsillos. Ni duda cabe que toda esta gente votó en contra de Rajoy.

9) El escaso, por no decir nulo, carisma de Rajoy, quien mostraba una imagen sosa y distante frente a los electores, que veían en el candidato conservador la simpatía propia de un oso hormiguero.

10) Debido a los programas educativos (arreligiosos y materialistas) implantados por los gobiernos del PSOE a partir de 1983, las nuevas generaciones pueden encuadrarse dentro de una ideología de centro-izquierda, lo cual explica su voto en contra del PP y a favor de los radicales de PODEMOS. Después de tres décadas de intenso adoctrinamiento, los socialistas recogen ahora la cosecha.

Con todo esto, a nadie le extrañó que la debacle del PP fuese algo tan natural como la salida y puesta del sol.

Ahora bien, aquí lo más grave es que el voto se encuentra tan, pero tan fragmentado, que será muy difícil que cualquiera de los cuatro candidatos pueda formar gobierno.

Si a mediados de enero los principales líderes no logran ponerse de acuerdo, todo hace suponer que hacia finales de marzo o principios de abril los españoles acudan nuevamente a las urnas.

Y eso es preocupante, puesto que puede traer las gravísimas consecuencias propias de un país ingobernable.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar