Últimas noticias:

Cómo corromper a la familia

Mucho se insiste en que la Familia es la base de la sociedad, razón por la cual, si ésta base llega a corromperse, se desintegra el tejido social.


Viva la Familia


 

Por eso es que cuando enemigos externos han sentenciado la ruina de un pueblo, más que atacarlo frontalmente, han preferido pudrirlo desde adentro.

Es entonces cuando entran en acción una serie de elementos cuyo único objetivo es la desintegración familiar.

1). Los demoledores del orden social: Son todos aquellos que introducen y acatan las leyes del divorcio, del aborto y de las uniones homosexuales.

2). Los refinados: Son todos aquellos artistas que prostituyen su inteligencia empleando sus talentos en desacreditar y arruinar la Familia. Ejemplos: Poetas, novelistas, escritores, legisladores y guías de la opinión pública.

3). Los mundanos: Son todos aquellos que, por seguir los dictados de la moda, se mofan del Matrimonio, de sus leyes, asisten a espectáculos que hacen escarnio del mismo y leen novelas en las que son ridiculizados el pudor y la fidelidad conyugal.

Una vez que los demoledores del orden social han hecho aprobar leyes atentatorias contra la Familia, entran en acción los refinados, o sea, esa caterva de intelectualoides burlándose de ella con todos los medios a su alcance, tales como versos obscenos, novelas impías, cine pornográfico, etc.

Todo lo utilizan con tal de corromper y presentar lo bueno como anticuado y lo malo como novedoso.

Presentan lo malo como algo que está a la moda diciendo que la sociedad debe vivir de acuerdo con la época. De ese modo, van fomentando la indiferencia religiosa, y con esto, todo resulta mucho más fácil.

A continuación entran en escena los mundanos o esa numerosa masa bruta de pobres diablos que, por estar a la moda, acatan fielmente cuanto sugieren los refinados. Este tipo de elementos se burlan de la fidelidad conyugal, del marido modelo, de la esposa abnegada y de los hijos obedientes. Continuamente les repiten que viven fuera de época, que eso estaba bien en tiempos de los bisabuelos y que hoy en día la moda consiste en que los hijos critiquen a sus padres; que la esposa, con tal de liberarse, salga a trabajar aunque no lo necesite y que el marido haga lo que le venga en gana.

El caso es que entre los refinados y los mundanos van creando toda una corriente de opinión, quebrándose poco a poco la unidad familiar.

Al quebrarse la unidad familiar, serán varios los males a los que se enfrentará la Familia: Pornografía, hedonismo, adulterio, control natal, divorcio y amor libre.

La pornografía convertirá a su víctima en un hedonista que solamente vivirá para el disfrute viendo a su esposa como objeto de placer, y, si ésta ya no le resulta atractiva, se verá impulsado a saciar sus instintos sexuales en otra parte.

Siguiendo esa lógica… ¿Por qué ellas no habrán de hacer también lo mismo?

Lógico es que venga el adulterio, que se produzca algún embarazo no deseado y -ya que la Ley lo permite- que el niño sea asesinado por medio del aborto.

Ya para estas alturas, los esposos lo son tan sólo de nombre, el amor ha desaparecido y quizás se detesten. Paso siguiente: Divorcio. Entretanto… ¿Qué ocurre con los hijos?

Los hijos, al sufrir en carne viva la desintegración familiar, se volverán rabiosos contra sus padres, los juzgarán, se apartarán de ellos y -esto es gravísimo- tratarán de imitar los moldes viciosos de conducta que les han impuesto.

Ahora bien, ¿tendrán los padres autoridad moral para corregirlos? Ninguna, la perdieron desde el momento en que se rompió la coherencia entre acción y pensamiento.

Es muy importante estar alerta y, del mismo modo en que para evitar una invasión de serpientes se aplasta el huevo del reptil para que jamás nazca el viborezno, de igual modo, hay que ir a la raíz del problema atacándolo antes de que éste se desarrolle creando los peores males.

 

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar