Últimas noticias:

Navidad en México

En estos días en que el mundo cristiano se dispone a celebrar veinte siglos de que Dios se hizo hombre, nuevamente comprobamos cómo el sentimiento navideño es un vínculo que une a gran parte de la humanidad.


El verdadero sentido de la Navidad


En el caso concreto de México, la Navidad tiene un sello tan original que la distingue de otras partes del mundo.

Hablaremos brevemente de los elementos característicos de la Navidad mexicana como son las posadas, las piñatas y las pastorelas.

Las posadas nacen alrededor del año 1589 en el convento agustino de Acolman, en donde los frailes empezaron a festejar durante los nueve días que van del 16 al 24 de diciembre los nueve meses de embarazo de la Virgen María.

Durante esos nueve días, por medio de cánticos y oraciones, los fieles pedían “posada” para los Santos Peregrinos (María y José) que iban buscando un lugar donde pasar la noche.

La piñata es de origen franciscano y surge en el momento en que estos frailes, deseando catequizar a los indios por medio de símbolos, deciden explicarles la maldad del pecado, la necesidad de vencer las tentaciones y los beneficios que de todo ello resultan.

Fue por eso que decidieron revestir una olla de barro con papeles de llamativos colores y sobresaliendo siete picos.

Los frailes les dijeron a los indios que la piñata era el Mal que seduce a la humanidad por medio de los siete pecados capitales; por ello, era necesario vencer al Mal, pero que esto era muy difícil, porque nos lo impedía la venda que tenemos en los ojos y que representa las bajas pasiones.

Solamente por medio de los sacramentos lograríamos vencer el Mal. Los sacramentos estaban representados por el palo que se le daba a quien, vendado, intentaría romper la piñata.

Una vez rota la piñata, se demostraría que el Mal podía ser vencido y, algo aún mucho mejor, que se derramarían sobre todos abundantes bendiciones que –en este caso– estaban representados por las frutas, dulces y colación que caían al suelo.

En lo referente a las pastorelas, también su origen tiene mucho que ver con la catequesis y expertos en el tema la clasifican dentro del Teatro Evangelizador.

Todo parece indicar que las pastorelas fueron invención de los jesuitas, quienes les dieron vida inspirándose en los “Ejercicios Espirituales” de San Ignacio de Loyola, concretamente en el que se refiere al combate de las dos banderas, que no es otro más que la eterna lucha entre el Bien y el Mal.

El argumento de la pastorela no es más que la Historia de la Salvación puesta al alcance del pueblo.

Los pastores representan a la humanidad que está llamada a encontrar su salvación en Cristo; el demonio se propondrá perder al hombre a lo largo de su vida, pero Dios habrá de ayudarle, tanto por medio de Su gracia como de los ángeles custodios.

Como estas nociones tan elevadas eran difíciles de explicar a las rudas mentes de unos indígenas recién convertidos al Cristianismo, fue que los jesuitas echaron mano del Teatro Evangelizador que don Pedro Calderón de la Barca había puesto de moda en la España del siglo XVII.

De este modo, y así como se acomodan las piezas de un rompecabezas, fue como posadas, piñatas y pastorelas fueron integrándose hasta dar vida a ese cuadro maravilloso que es la Navidad mexicana.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar