Últimas noticias:

Escándalos “humanistas”

Cada vez es más evidente el quebranto ético del mal llamado Partido Humanista. Por dar sólo algunos ejemplos, recientemente su delegado nacional Héctor Castro afirmó que a su abanderado por la gubernatura de Sonora “ni en foto lo conocemos”. Hay allí una candidatura fantasma con todas las implicaciones políticas y legales que ello tiene.


Panorama electoral


En Puebla, la directiva local acusó a la nacional por “lavado de dinero, falsificación de documentos y sustitución ilegal de miembros de la dirigencia poblana y de otras entidades”, decidiendo romper todo tipo de relación con el líder nacional, Ignacio Irys Salomón.

En el DF, ese partido se vio obligado a desconocer las candidaturas a delegados de Rafael Acosta (el famoso “Juanito”), en Iztapalapa, y Román Santamaría, en Miguel Hidalgo.

A ello se suman imputaciones de acoso sexual a uno de sus dirigentes nacionales e impugnaciones varias. Pero destaca que su vicecoordinador nacional acusó al coordinador, también nacional, de haber secuestrado el partido y estar robando las prerrogativas. Según información del Instituto Nacional Electoral (INE), este partido recibirá más de 120 millones de pesos durante 2015. De ese tamaño es la disputa.

Este es el rostro que el Partido Humanista presenta al electorado. El rostro de la discordia interna, de las acusaciones de corrupción y de una absoluta desorganización, que refrenda esa imagen clientelista que se generaron con las tácticas que usaron para constituirse. Se trata de un árbol que nació muy, pero muy torcido, sin que sus líderes hagan algo para enderezarlo.

Todo lo contrario. Estamos ante una institución que nació marcada con la ignominia, ya cargando el descrédito que otros acumularon durante décadas. Pero además “llovió sobre mojado”, pues a ese génesis manchado en sus primeros meses de vida se sumaron una serie de escándalos que permiten vaticinar que no logrará reunir los votos necesarios para conservar su registro como partido político nacional.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar