Últimas noticias:

Provida Chile dará la batalla en el Senado

El jueves 17 de marzo la Cámara de Diputados de Chile aprobó por 66 votos frente a 44 el proyecto de ley del aborto. Como dijo el diputado de la UDI, Jaime Bellolio, “lo justo y lo bueno no dependen de la mayoría”.


Campaña


El asunto se llevará ahora al Senado. CitizenGO ha lanzado una campaña dirigida a los senadores de la Democracia Cristiana pidiéndoles que rechacen el texto, por ser contrario al compromiso alcanzado por su partido en su último congreso. “También es contrario al artículo 19 de la Constitución chilena, que señala abiertamente que la ley protegerá la vida del que está por nacer”.

Por eso, desde el partido Renovación Nacional ya han anunciado que probablemente recurrirán al Tribunal Constitucional. El Alto Tribunal tendrá que hacer círculos cuadrados para afirmar que el aborto es compatible con la Constitución chilena.

Por su parte, el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, ya se ha manifestado al respecto:

“Creemos que la vida es un bien que va más allá de otros bienes (…) como lo dice la Constitución de Chile, que un país debe defender y proteger el derecho a nacer“.

Éstas han sido las principales declaraciones del debate celebrado este jueves.

A favor:

• Claudia Pascual, ministra del Servicio Nacional de la Mujer (SERNAM): “Este proyecto abre opciones y no impone posiciones. Hemos trabajado fuerte porque queríamos conseguir una fuerte mayoría”.

• Lidia Casas, del Centro de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales (UDP): “Este es un momento histórico. Con todos los vaivenes que ha enfrentado esta discusión, que por décadas fue abortada, el movimiento social y la opinión pública ha empujado y enfrentado a la clase política chilena a dar respuestas a una realidad que refleja que, en Chile, las mujeres todavía somos ciudadanas de segunda clase”.

¿Y la opción a la vida del que está por nacer?, ¿qué tendrá que ver la lucha por la igualdad con el aborto?

En contra:

• Ernesto Silva (UDI): “Este proyecto es inconstitucional porque vulnera el derecho a la vida”.

• Nicolás Monckeber (RN): "Si el Estado renuncia ahora a su deber de defender la vida, tampoco será capaz de defenderla en su desarrollo o en su término".

• Jaime Bellolio (UDI): "Este debate es de carácter antropológico y sobre la dignidad humana, de ahí emanan nuestros compromisos con la salud y las políticas públicas".

• Germán Verdugo (RN): "Están sembrando el germen de la injusticia y de la violencia".

• Sergio Gahona (UDI): “Prefiero perder elecciones, pero jamás perder mis convicciones".

• Renzo Trisotti (UDI): “No estoy disponible para entregar una autorización legal para matar a miles de seres indefensos”.

• Enrique Van Rysselberghe (UDI): “Hay quienes dicen, al igual que los nazis y comunistas, que la vida humana se puede limitar”.

• Arturo Squella (UDI): “Se está instalando una cultura de la muerte (…) espero que en el Senado se revierta esta decisión”.

Squella además arremetió contra los diputados de la DC:

“Esperaría que los senadores de la Democracia Cristiana estén a la altura, los diputados no lo estuvieron (…) Han traicionado a la ciudadanía, los demócratacristianos han traicionado sus principios, pero han sido fieles a su tradición: hablar en una línea y votar en otra”.

El diputado de la DC Fuad Chahín, se defiende:

“El primer proyecto era ambiguo y efectivamente permitía el aborto libre, pero después de las indicaciones que fueron sugeridas por la DC y que tuvieron el respaldo del Ejecutivo y de la Nueva Mayoría, hoy día estamos frente aun proyecto de 3 causales específicas”.

¿Lavando su conciencia? La causal de violación no exige de denuncia. Basta con su solicitud bajo dicha causal. ¿Eso no es aborto libre?

Por otra parte, aunque el texto aprobado respeta la objeción de conciencia del médico, la ministra de Salud, Carmen Castillo, insiste en que debe ser individual. Es decir, un hospital católico no podría oponerse a practicar abortos.

Es más, el proyecto contempla que el director de hospital debe de asegurar que se le practique el aborto a la mujer que diga haber sido violada. No se le obliga a practicar el aborto, pero sí a planificarlo. ¿Eso no es violar la objeción de conciencia?

Varias asociaciones provida de América Latina se están solidarizando con Chile.

Desde CitizenGO recuerdan que la batalla no está perdida. Por eso están pidiendo a los senadores de la democracia cristiana que rechacen el texto. Si quieres sumarte a esta campaña, puedes hacerlo AQUÍ.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar