Últimas noticias:

Recomendaciones para quien cuida a un familiar enfermo

Hablamos mucho de los cuidados que debemos tener hacia un familiar enfermo o mayor, pero poco se habla del cuidador o cuidadora que lo atiende.



La mayoría son mujeres, jóvenes y no tan jóvenes, que dejan a un lado parte de su vida por cuidar a ese familiar, y que acaba afectándolos tanto física como psicológicamente.

Es por esto que el día de hoy quiero compartir contigo una guía de recomendaciones dirigidas a “ti: cuidador o cuidadora”. Recuerda que tú eres la persona más importante.

Siempre ten presente que el cuidado de nuestros seres queridos implica mucho compromiso físico, emocional y social.

Estamos acostumbrados a sacrificar todo por proteger, atender y cuidar a la persona que amamos. Sin embargo, para poder ofrecer los mejores cuidados, nosotros debemos estar en óptimas condiciones; por lo cual te sugiero las siguientes recomendaciones:

- Recuerda que no estás sólo; platica con tu familia y personas cercanas para crear una red de apoyo. El cuidado de tu familiar no debe recaer sólo sobre tus hombros, expresa tus necesidades y sobre todo “date permiso de pedir ayuda”.

He observado cómo en familias de varios hijos, únicamente una de ellas es quien se encarga del papá o la mamá. Los demás se desentienden y piensan que es su obligación.

Si son varios en la familia, incluyendo cuñados, deben dividirse las obligaciones mediante un calendario preestablecido, con el cual todos estén de acuerdo.

- Mantén tus actividades personales, no sacrifiques tu bienestar.

- Ten al menos tres días por semana en lo que te puedas tomar un tiempo para descansar, realizar actividades sociales o de tu interés. Esto te permitirá retomar el cuidado de tu familiar con mayor energía.

- Procura realizar al menos 30 minutos de ejercicio al día, como salir a caminar.

- Acércate a una especialista para platicar, existen también asociaciones con grupos de apoyo para familiares donde podrás aprender de la experiencia de los demás y tener una red de apoyo muy sólida.

- Infórmate sobre el padecimiento al que se están enfrentando, esto te permitirá disminuir la ansiedad y el miedo a lo desconocido.

- Cuida tu salud física y emocional.

Una de las preguntas más comunes es cómo relacionarte con tu familiar en este momento y cómo manejar situaciones difíciles cuando su comportamiento y sus reacciones no son comunes.

He aquí algunas sugerencias:

Trata de mantener siempre una actitud positiva ante tu familiar. Aunque en ocasiones sea complicado, te va a permitir acercarte con mayor facilidad.

1. El respeto es una herramienta básica que puede hacer la diferencia en tu día a día.

2. No hables de tu familiar y sus problemas cuando esté presente. Puedes pensar que no te escucha, pero esto le puede afectar emocionalmente.

3. Exprésale sentimientos de afecto, y fomenta que él o ella lo haga.

4. Permítele realizar sus actividades de manera independiente. Si se equivoca, o comienza a sentir frustración, dale la oportunidad para que las realice lo más posible de manera independiente.

5. Sé comprensiva, evita regaños y situaciones en las que pueda sentir humillación. Recuerda que actividades sencillas le implican mucho mayor esfuerzo.

6. Sé receptivo cuando intenta comunicar algo. Si se le dificulta encontrar las palabras correctas, ten paciencia y ofrécele ayudas sencillas.

7. Sé flexible y creativo. En muchas ocasiones, las estrategias que han funcionado por mucho tiempo, un día dejan de funcionar. Hay que intentar adaptarse a las nuevas necesidades y cambios de comportamiento de tu familiar.

8. Evita en la medida de lo posible involucrarlo en cosas que pueden afectarlo-a emocionalmente. Es posible que olvide la información, pero el impacto emocional permanece.

9. Utiliza frases cortas, para concentrar la información importante en los comienzos de las frases.

10. Elimina el uso de pronombres y sustitúyelos por los nombres de las personas; acompaña tus palabras con gestos, ademanes o imágenes.

11. Háblale siempre de frente a su cara.

Y recuerda que para poder “cuidar a un familiar, primero debes cuidarte a ti mismo”. Al tomar medidas para cuidarte, estás creando un ambiente más sano y de mayor calidad para ti y tu familiar.

¿Cuál es tu opinión?

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

cervantes.lucia@gmail.com

www.lucialegorreta.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar