Últimas noticias:

“Comunicar es más que hablar”

Vivimos juntos… comemos juntos… dormimos juntos… y ¡no nos comunicamos!


Matrimonio; comunicación


Los expertos aseguran que el principal problema entre los matrimonios de hoy en día es la falta de comunicación; incluso hay quien ha definido la comunicación como “todo un arte”. Un arte, porque supone “entregarte al otro todos los días”, “entrar en contacto con alguien”, “penetrar en su mundo y que te conozca tal y como eres”. Parece algo fácil, pero en realidad no lo es.

Las parejas de hoy nos enfrentamos a diversos retos para lograr que nuestra comunicación sea efectiva, entre los cuales se encuentran:

1. Escuchar contra oír: es común confundir el oír con el escuchar. Creer que comunicarse es simplemente un intercambio de palabras, ignorando que la escucha es la parte más difícil, pero también la más importante cuando se quiere lograr una verdadera comunicación. Escuchar implica “prestar atención a lo que dice la otra persona, mostrar interés y hacer sentir al otro que es importante”.

2. Apertura contra individualismo: la comunicación en el matrimonio o con la pareja requiere apertura, es decir, “mostrarse uno al otro con sus sentimientos, pensamientos, expectativas, temores y anhelos”.

3. Tiempo para los dos contra activismo: buscar un tiempo a solas para dialogar sin interrupciones, para comentar lo que es importante para cada uno, y analizar lo que están haciendo bien y lo que necesitan mejorar, así como sus preocupaciones y proyectos.

4. Cultivo contra rutina: no quedarnos en una comunicación informativa, sino hablar desde nuestro interior, compartir los sentimientos más profundos y anhelos, para así construir sobre bases sólidas un proyecto de vida en común que responda a las aspiraciones y valores de ambos.

5. Confianza contra temor: la comunicación verdadera implica compromiso y riesgo, por lo que debemos sentirnos aceptados, respetados y amados. Que sea la confianza quien domine nuestra relación, y no el miedo a ser rechazados o traicionados.

6. Espíritu de lucha contra conformismo: estar convencidos de que se pueden evitar o cambiar situaciones no deseadas teniendo claro a dónde se quiere llegar, actuando oportunamente y evitando conformarse con “llevar la fiesta en paz”. La felicidad en el matrimonio no se da en forma automática ni instantánea, es el resultado de un proceso que implica esfuerzo y compromiso.

7. Intimidad contra terceros: cuidar mucho la relación, construir un “nosotros”, evitando que terceras personas o circunstancias interfieran en la buena comunicación.

------- o0o -------

Comparto contigo algunos tips o consejos que pueden ayudarte a que la comunicación con tu pareja sea más profunda y mejor cada día:

– Escuchar con atención al otro.

– Evitar lo que ofende, agrede o violenta.

– Decir las cosas de tal forma que el otro se sienta tomado en cuenta, respetado y amado.

– Comunicar las “propias ideas y sentimientos” de manera natural, franca, voluntaria y libre.

– Decir siempre la verdad, sin perder la calma y la prudencia.

– Tomar en cuenta el tiempo y las circunstancias en las que la comunicación se desarrolla, para lograr que el mensaje que transmitimos sea interpretado adecuadamente.

– Decir “lo que se piensa”, pero también “pensar lo que se dice”, para que siempre guardemos respeto entre nosotros.

– Hacer sólo las promesas que se van a poder cumplir, o mínimo que se hará todo el esfuerzo por cumplirlas.

– “Saber pedir perdón” cuando se ha cometido un error o equivocación, y por supuesto “perdonar al otro”.

– No generalizar. Evitar lo famosos: todo, siempre, nada y nunca.

– En momentos de enojo, guardar la calma y saber esperar.

– Cuando la relación se enfríe o aleje, revisar qué es lo que los unió en su relación para retomar y reforzar todo lo positivo, y con base en ello definir nuevos objetivos y planes.

– “No juzgar”, evitar las frases que empiecen con “tú eres”, y cambiarlas por “yo pienso, yo creo, yo siento”: frases que comuniquen sentimientos propios y no juicios arbitrarios.

– Ser positivos y propositivos.

– Aclarar los hechos y palabras para evitar los “malentendidos”.

– Evitar actitudes de superioridad de cualquiera de los cónyuges que hagan sentir mal al otro, lastimándolo u ofendiéndolo.

– Cuida mucho la “comunicación no verbal”, recordando que la mayoría de las veces los gestos, ademanes, posturas o acciones, dicen mucho más que las palabras.

– Buscar en el matrimonio momentos diferentes, que rompan con la rutina de todos los días.

Recordemos que la comunicación en el matrimonio es un medio indispensable para lograr que los esposos se sientan entre sí, queridos, apoyados, tomados en cuenta y dispuestos a trabajar juntos, para crear así un ambiente positivo que favorezca tanto su propia felicidad, como el sano desarrollo de sus hijos.

Hay una frase que me gusta y que comparto contigo:

“El verdadero éxito de un matrimonio consiste en enamorarse muchas veces… siempre de la misma persona”.

¿Cuál es tu opinión?

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar