Últimas noticias:

Violencia en el noviazgo

Cuando un hombre y una mujer son novios, inmediatamente pensamos en una relación llena de amor, cariño, detalles y tranquilidad.


Noviazgo


Sin embargo, no siempre sucede así. Según la Organización Mundial de la Salud, 3 de cada 10 adolescentes denuncian haber vivido violencia en su noviazgo, y se sabe que muchas de las mujeres que son maltratadas en el matrimonio, lo fueron antes de casarse.

En México, la Encuesta Nacional sobre Violencia en el Noviazgo, realizada por el Instituto Mexicano de la Juventud, revela que 76% de las parejas entre 15 y 24 años de edad han padecido algún tipo de violencia.

Durante esta edad se vive un amor idealizado, que hace que las jóvenes ignoren o minimicen estas conductas. Existen también estereotipos o costumbres machistas que llegan a afirmaciones tales como “amar es sufrir”, “el que bien te quiere, te hará sufrir”, que nos ilustran la aceptación social.

La violencia es “todo acto de poder u omisión intencional que se ejerce sobre una persona, en los diferentes ámbitos de la sociedad y que daña su integridad”.

Sabemos que la violencia NO es un hecho natural, se aprende a través de la cultura, de las instituciones, de la influencia familiar, escolar, comunitaria, o en los medios de comunicación social.

Los estudios sobre la violencia en la etapa del noviazgo han demostrado lo siguiente:

- La edad en que hombres y mujeres son más vulnerables a la violencia es durante la adolescencia.

- La mayoría de las veces se mantiene en silencio por considerarla una conducta normal o momentánea que no se atreven a denunciar.

- Es más común que la ejerzan los hombres, aunque también las mujeres la utilizan como control, manipulación o chantaje.

- Puede darse al poco tiempo de iniciar el noviazgo y seguramente continuará en caso de que lleguen a casarse.

- Muy importante: esta situación se da en todos los estratos sociales, aunque es mayor en las zonas urbanas.

- Una pareja violenta es muy probable que tenga antecedentes de violencia en su familia, por lo que su conducta no cambiará de un día para otro.

- Generalmente inicia la violencia psicológica, le sigue la física y puede terminar en sexual.

Las actitudes violentas que se pueden presentar pueden ser:

- Físicas: empujones, arañazos, puntapiés, bofetadas, puñetazos, mordeduras, hasta estrangulamiento o agresiones con armas.

- Emocionalmente hay insultos, gritos, amenazas, intimidaciones, castigos, sometimiento o chantajes.

- O bien sexuales, en donde la más frecuente es la llamada “violación por confianza” y sucede cuando la pareja es presionada a tener actividad sexual; luego de insinuaciones, chantajes y amenazas, la pareja logra que acepte sostener relaciones sexuales, aun en contra de sus deseos.

Puede haber otro tipo de comportamientos que son signos de que tu pareja está siendo violenta contigo:

- Le gusta controlar lo que hace y te exige explicaciones.

- Revisa tus pertenencias: celular, mail, bolsa.

- Crítica y quiere que cambies tu forma de vestir.

- Te hace sentir menos ante los demás.

- Es agradable con los demás e irrespetuosa contigo.

- Se enoja y deja de hablarte o te ignora por mucho tiempo.

- Provoca en ti miedo.

- Se niega a hablar de los conflictos que tienen.

Éstas y otras situaciones son muy graves y pueden llevar al o la adolescente a deprimirse, aislarse, bajo rendimiento en la escuela, a padecer trastornos de sueño o alimentación; a caer en alguna adicción, embarazo no deseado y una baja autoestima.

Si estás viviendo una situación como ésta o conoces a alguien que la vive, debes de terminarla de inmediato. Recuerda que la violencia en el noviazgo es muy sutil y va creciendo poco a poco con el tiempo. Siempre estás a tiempo para tomar las decisiones necesarias, como alejarte de esa persona y buscar ayuda profesional.

Las conductas violentas “enferman la relación”. No se vale pensar: “sólo estamos jugando”, “porque me quiere se preocupa por mi”, “me quiere, tanto, que no quiere que me pase nada”.

En el amor verdadero existe “respeto” y se busca el bien de la otra persona.

El noviazgo es para conocerse y disfrutarse, no para temer, manipular o lastimar al otro. Tú eres quien decide sobre tu felicidad, a quien debes amar; nadie puede obligarte ni someterte.

Recuerda la decisión más importante en tu vida es “con quién te casas”, y es durante el noviazgo cuando la tomas. 

¿Cuál es tu opinión?

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar