Últimas noticias:

“Quien no vive como piensa, acaba pensando como vive”

Quieras o no, esta frase es muy cierta. Ponte a reflexionar si tú en tu vida vives bajo tus ideales y valores o te dejas llevar por el ambiente, la moda, las series, etc. ¿Quién es realmente tu líder a seguir? ¿Vives como enseñan las redes sociales, videos de YouTube y series de TV?


Las relaciones humanas


Hoy en día, creemos que la pureza de intención, la castidad y el pudor son temas del año de nuestros abuelos. Ahora es rara la pareja que no se van a vivir juntos antes de casarse, que no tuvieron relaciones sexuales en su primera cita; es raro que las niñas usen faldas 5 cm arriba de la rodilla, es raro que los chavos no tengan que ponerse borrachos para pasársela fregón en la fiesta o en la pre.

¿No te has puesto a pensar que si ponemos de moda lo que ya no está, nuestra sociedad sería diferente? ¿No te has puesto a pensar que si te das a respetar, tu novi@, amig@, te vería y te querría realmente por lo que tú eres por dentro en lugar de lo que tienes por fuera? ¿Qué prefieres: una relación exprés y vacía o una relación larga y profunda?

Y déjame decirte que la respuesta en todo esto está dentro TI Y EN TUS ACCIONES. Fuerte, pero cierto: De ti depende el cómo quieres que la gente te trate y te mire. PERO lo bueno es que NO TODO ESTA PERDIDO, aún tienes una oportunidad más para arreglar lo que has hecho mal.

Para eso existen 3 virtudes básicas que podemos volver a poner de moda; no hay que ser mediocres, hay que ir más allá y dar el 101% de nuestro esfuerzo. Que no baste hacer lo nuestro, sino hacer un poco más de lo que nos toca.

La primera es tener pureza de intención; o sea, que todo lo que hagamos y pensemos sea de la manera más pura y limpia posible, es decir, sin buscar sacarle provecho a alguna situación o alguna relación de manera egoísta en donde sólo TÚ sales beneficiado. Lo sé, somos simples mortales y podemos tener momentos de debilidad; pero hay que tratar de que el 99.999% de nuestras acciones y pensamientos se hagan con pureza de intención.

El segundo es el pudor. Sí, de seguro lo escuchaste de tu abuelita, pero nunca supiste qué era. Te lo voy a decir simple y sin darle vueltas al asunto. El pudor es respetarte y amarte a ti mismo(a) como eres, haciendo intimas las cualidades, pensamientos y cosas que más valoras de ti. Para que exista la pureza se necesita tener el pudor; y la unión de éstas dos nos lleva a la tercera virtud, que es la castidad.

Esta virtud tiene un mito: Que sólo las personas con una vida religiosa o consagrada deben cumplir… ¡cosa que es FALSO! Es una virtud a la que TODOS estamos llamados a seguir. Cada uno de nosotros tenemos una misión distinta, una vocación especial; y obviamente cada uno vamos a vivir esta virtud conforme a nuestra vocación.

Básicamente la castidad es hacer un uso responsable de la sexualidad y este acto, que es principalmente para AMAR, tiene dos características propias: la exclusividad, porque es entre sólo dos personas que se aman; y la totalidad, porque te entregas en cuerpo y alma.

El amor es algo eterno, no momentáneo, ¿a quién le gusta que lo amen sólo un rato?

Y tú, ¿qué clase de persona eres?, ¿la que es congruente con su forma de ser, o congruente con lo que la sociedad le dicta?

¡¡¡ÁNIMO!!! ¡NO ERES EL ÚNICO QUE ESTÁ LUCHANDO CONTRA CORRIENTE!

Conoce más de cerca nuestro trabajo en las redes sociales:

Facebook: Lío x México

Twitter: @LioxMexico

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCh-njgZzP8spPmLEDdAJP7Q

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar