Últimas noticias:

¿Qué es lo que rige a los políticos?

Entramos a pleno año de elecciones y podemos preguntarnos ¿Qué es lo que mueve realmente a nuestros políticos y seguramente a la gran mayoría de los políticos del mundo? ¿Realmente es el servicio desinteresado a la Patria y a los mexicanos? ¿Podríamos catalogarlos como patriotas o más bien como traidores a la Patria? Esto es importante porque vamos a elegir al Gobierno que conducirá nuestros destinos los próximos seis años. Para lo cual necesitamos conocer si están verdaderamente a favor de la vida, la familia y a la libertad religiosa.


 


Y lo más importante, yo añadiría que estén a favor de la vida de la naturaleza. Porque para que nos vaya bien a todos, es necesario que a la naturaleza le vaya bien, que acabemos con el deterioro sistemático e irresponsable de los que dicen que protegen a nuestros intereses, cuando en realidad sólo lo que les interesa son sus bolsillos. La ambición de dinero, de poder y placer es lo que motiva y rige la vida de estos delincuentes, disfrazados de políticos honorables que luego saben muy bien como legalizar todo, para seguir apareciendo como ciudadanos irreprochables. De repente hace falta “un chivo expiatorio” para hacer ver que el partido está limpio. 

“Con participación” un organismo, privado y apolítico, por lo cual sus sondeos no pueden ser manipulados como lo son normalmente las de preferencia por candidatos, acaba de realizar y sigue haciéndolo una encuesta nacional por un México mejor y con valores. Llegando a la siguiente conclusión, ojalá la puedan editar tal como la presento, pues así queda más clara la situación: 

 

No hay duda a la mayoría de nuestros políticos y a la mayoría del mundo los mueve y motiva el que ya se está volviendo famoso el ego, el amor propio desordenado. Cuando el amor a sí mismo es más grande que el amor a Dios y lógicamente más grande que el amor al próximo. Los interfectos se sienten el centro del universo, aunque tratan de  disimularlo, para engañar a los ingenuos del electorado.

La campaña actual se caracteriza por descalificar al contrario, resaltar todo lo malo que hizo y que el SI va a resolver los grandes problemas lo que no hizo el otro. Meade por ejemplo afirma (lo que no es cierto) que los Estados con menos inseguridad y violencia son los gobernados por el PRI, pero se olvida de mencionar que precisamente en Estados del PRI, se han cometido los mayores desfalcos y enriquecimientos ilícitos de los políticos, a los que luego el Gobierno Federal, encubre y protege.

El grave problema es que no son los políticos de izquierda (masonería) solamente, sino muchos otros contaminados por el Sistema del Hueso, y que han tomado muy en serio lo “del que no tranza no avanza”. Además están las demás mafias, las de los narcos, los fabricantes u comerciantes de armas, las mafias integristas (musulmanes), de las etnias (Nigeria, el país más poblado de África), la industria farmacéutica. En fin todos aquellos que se dejan llevar por el ego, siguiendo falsos ideales de felicidad. Engañándose por su ambición y engañando a los pobres ingenuos que les creen todas sus mentiras.    

Los buenos somos la gran mayoría, por lo que en la democracia, tendríamos el poder. Tenemos el poder de elegir a quienes conviene, y tenemos el poder de exigirlo realmente. La seguridad, el fortalecer a la familia verdadera, una educación con valores familiares y morales, no simplemente instrucción, salud, trabajo digno, productividad, combate real a la pobreza, acabar con la corrupción en todos sus niveles. Que no se trate de imponer a cualquier precio la Ideología de Género, que esencialmente va contra la vida, la familia y la libertad religiosa, fueron los puntos en los que insistió la mayoría de los encuestados. En relación a la seguridad, la respuesta con mayor porcentaje fue la promoción de valores y cultura de la legalidad (77,26% de los encuestados), como también insistió en que era necesario “ un Gabinete de personadas honradas, comprometidas con el bienestar del Pueblo”.

¿Sería posible tanta belleza? Pues realmente si. Que lo único que hace falta, que la mayoría que somos los buenos y tenemos el poder, reinstauremos la cultura de la vida y del amor. Que seamos realmente hermanos, sin buscar tomar ventaja en cada momento sobre el otro. Somos mayoría, podemos lograrlo. No votemos por un candidato o partido que va contra la vida, la familias y la libertad religiosa. No nos dejemos engañar. Hay gente como el Peje que están dispuestos a declararse públicamente Guadalupano con tal de atraer votos.

“Donde hay bosques hay agua y aire puro; donde hay agua y aire puro hay vida.”

 

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar