Últimas noticias:

¡Truenos en marzo!

El 3 de marzo en la tarde, mientras caía una lluvia apacible, se oyeron retumbar en la lejanía sonoros truenos. ¡En pleno marzo! ¿Cuándo se había visto, o más bien oído, algo así?


Medio Ambiente


¡Truenos en marzo! De verdad que el mundo está de cabeza y el clima ha enloquecido totalmente. La delincuencia está desatada; la impunidad de la que goza por la falta de decisión de los gobiernos, de México y Estados Unidos en nuestro caso, la alienta. La inseguridad está al máximo, como consecuencia de la protección de Amnistía Internacional y los Derechos Humanos más a los delincuentes que a los ciudadanos honrados.

En España, México y otros países se imponen leyes antinaturales y disolventes de la sociedad, como es el asesinato (aborto) de pequeños inocentes al por mayor, promoviendo la promiscuidad con el pretexto del sexo seguro, los sofismas de la libertad y el derecho a decidir; y la disolución de las familias, introduciendo un concepto antinatural de familia con los pseudo-matrimonios de homosexuales y lesbianas.

Los intereses de las grandes mafias económicas fuerzan a los gobiernos a actuar en contra del Bien común de los pueblos. Los productores y comerciantes de armas, necesitan clientes y los gobiernos se los proporcionan. Los narcos son sostenidos por México y Estados Unidos, este último da el dinero y las armas y nosotros el material humano.

En Siria el interés del petróleo y el gas hace que Estados Unidos apoye una insurgencia que no se justifica y Rusia apoye al legítimo Gobierno, surgiendo el Estado Islámico que aprovecha la oportunidad para desestabilizar al mundo, con un fanatismo irracional incomprensible, lo que aprovecha Estados Unidos apoyándolo por abajo con la CIA, que inclusive contrata a “Black Water”, el ejército particular de mercenarios más fuerte y bien preparado del mundo (yanqui), que se hace pasar por insurgente, sin ser siquiera iraquíes, pero haciéndose pasar por patriotas.

La persecución de cristianos que no aceptan renegar de su fe y que sufren persecución y martirio, provoca una ola enorme de fugitivos que inunda a Europa y causa problemas sociales tremendos, llegando a declarar Ángela Merkel, la Canciller de Alemania, que más les ha ayudado, que “si Europa quiere salvarse de la islamización debe regresar a sus raíces, a sus orígenes cristianos, a Cristo, a leer la Biblia”.

Las izquierdas, manipuladas por el demonio, utilizando a la cultura de la muerte (corrupción, ambición de dinero y poder, soberbia y materialismo), están desenfrenadas, aprovechando el control de muchos gobiernos o puestos políticos clave para desestabilizar al mundo en su beneficio.

Parecería que ya no hay remedio, que todo está perdido, que ya no se puede hacer nada, que las mayorías están condenadas a ser esclavos modernos, en beneficio de pequeñas minorías que explotan al ser humano tanto como a la naturaleza sin el menor escrúpulo y miramiento. Pero no, no todo está perdido. Todavía hay más gente buena que mala, lo único es que hagamos valer nuestros derechos a decidir sobre nuestra vida y de cuidar a la naturaleza como algo sumamente valioso que Dios nos confió para nuestro beneficio, para hacer uso pero jamás abuso de ella.

Es cuestión de morir en la raya de ser necesario. Podemos tener confianza que al final triunfaremos. ¡El bien vencerá al mal! Nuestro Señor nos la aseguró y Él no se equivoca: “Las fuerzas del infierno no prevalecerán sobre mi Iglesia”. Y nosotros somos si glesia, podemos estar seguros y tranquilos. Pero hay que actuar.

¡Quién contra mí, si Dios está conmigo! Contamos con Él totalmente, pero tenemos que hacer lo nuestro, tenemos que esforzarnos en no dejar que el mal vaya adelante. Tenemos que atender todos los detalles, en la casa, la familia, el colegio, el trabajo, la sociedad, la política y el gobierno. En los medios de comunicación no les dejemos los espacios a gente mafiosa o interesada y corrupta. Hagamos oír nuestra voz. Exijamos el respeto a nuestros derechos y no simplemente digamos “está bien” cuando la autoridad quiere imponer lo malo, poniendo como justificante el que no se puede “discriminar a un pequeño grupo” al que ni siquiera se está discriminando.

Forbes acaba de declarar a Bill Gates como el hombre más rico del mundo. Su hija Anna Gates con todo lo que tiene, no faltándole aparentemente nada, manifiesta en forma muy hermosa lo que le falta a ella y al mundo, igual que Ángela Merkel: “¿Cómo queremos que Dios, que es todo un caballero, intervenga en nuestras vidas, si nosotros lo hemos hecho a un lado?” ¿Será que las mujeres perciben más claramente las situaciones que los hombres?

Si queremos remediar todos nuestros males, empezando por salvar a la naturaleza, y con ella a nosotros mismos, tenemos forzosamente que regresar a Dios, hacer a un lado un falso laicismo trasnochado, reinstaurar la cultura de la vida y del amor, en lo que insistían tanto nuestro querido Papa mexicano, el inolvidable San Juan Pablo II, y su sucesor Benedicto XVI, y en lo que hacía hincapié el Papa Francisco ahora en su venida a México y su visita a nuestra Madrecita María Reina la Virgen de Guadalupe.

Librémonos de las cadenas de la esclavitud moderna, que con demagogia, apoyada por los medios de comunicación comprados, nos quieren seguir imponiendo las fuerzas de la izquierda.

Recordemos las palabras de Nuestro Señor: “La Verdad os hará libres”.

“Donde hay Bosques, hay Agua y Aire puro; donde hay Agua y Aire puro, hay Vida”.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar