Últimas noticias:

¡No es justo…olvidar la Culminación!

Nadie se acuerda -porque la historia oficial lo oculta- que al culminar la Guerra de Independencia el 27 de septiembre de 1821, México, con aproximadamente 10 millones de km2, era después de Rusia con 17 millones de km2, la segunda nación de mayor superficie en el mundo, y por supuesto más rica, pues abarcando desde Colombia, toda Centroamérica, hasta Alaska, que había sido colonizada desde San Blas Nayarit por México entre 1775 y 1779.


Independencia de México


México podría haber llegado a tener una superficie de más de 12 millones de km2, uniendo California con Alaska. Canadá y EU,éstos no habrían tenido nunca la superficie que tienen actualmente. La riqueza, la cultura, el poder militar de México lo colocaban a la cabeza de las naciones del mundo.

¡No es justo…olvidar la Culminación!

Si la colocación de la primera piedra al construir es importante, más importante aún es el momento de su terminación. La primera piedra puede quedar en eso, sólo en eso, si no se le da fin a lo emprendido. Por lo que si celebramos el Inicio de la Independencia en Dolores Hidalgo con el Cura Hidalgo y Allende, el 15 de septiembre, con la más elemental justicia y un júbilo desbordante por haberlo logrado, tenemos que festejar la Consumación en la Ciudad de México por Iturbide y Guerrero el 27 de septiembre. A Vicente Guerrero y a Agustín de Iturbide les debemos el haber logrado la Independencia, pero en lugar de agradecérselos, los dos fueron fusilados después, sin serlo, como traidores a México, por no estar dispuestos a doblegarse a los intereses de EU.

Iturbide y Guerrero con el Abrazo de Acatempan, sellaban el nacimiento de una nación independiente sin igual. El único problema es que a la mafia Anglosajona, que tenía planeado crear con EU una superpotencia de control mundial, le estorbaba una potencia católica de la calidad de un México Independiente, por lo cual emplearon a Poinsett, un hugonote (anticatólico) de Luisiana (recién adquirida de Francia) que había sido expulsado de Chile y de Argentina por su acción subversiva, entrando al país apoyado por el Gral. Santana (de la mafia), para convencer a Iturbide de cederle a EU los territorios del Norte. El no aceptarlo, fue su sentencia. Ya con Hidalgo y después con Morelos, agentes yanquis, habían tratado de obtener la cesión a cambio de apoyo y reconocimiento, lo que no fue aceptado por ninguno de ellos.

Ya a principio del Siglo XIX, EU estaba planeando su expansión hasta el Océano Pacifico. En 1803 compraron a Napoleón, Luisiana, en 1804 Jefferson recibió en Washington a Humboldt, comprándole toda su investigación sobre la Nueva España, incluyendo mapas muy precisos. En 1806 enviaron a Lewis y a Clark, dos militares disfrazados, a explorar basándose en los mapas de Humboldt, todo el Oeste, llegando hasta San Francisco y los Ángeles California, y regresando por Arizona, Nuevo México y Texas. Vinieron las ofertas a Hidalgo, a Morelos y a Iturbide, que no fueron aceptadas.

Aquí entra en acción el agente de EU, Poinsett, que junto con los incondicionales, dispuestos a vender a su Patria, Gómez Farías, Santana, Zavala y otros de la misma mafia, destituyen a Iturbide y al regresar de su destierro, para defender a México de los intereses ajenos, poniendo a disposición del Congreso su espada, es apresado sin previo aviso y fusilado sumariamente, declarándolo traidor, lo que nunca fue.

Vicente Guerrero, más adelante siendo presidente del país, al darse cuenta de los manejos de los malos mexicanos pertenecientes a la mafia y hacerlos a un lado, es declarado por el Congreso incapaz de gobernar, hecho prisionero y fusilado, también como traidor.

Desde entonces han caído todos los gobernantes que no estaban dispuestos a obedecer las consignas de la mafia de EU, siendo notorios Zuloaga, Miramón, Porfirio Díaz; Madero, a quien mando asesinar Henry L. Wilson embajador de EU y no Victoriano Huerta, como han querido hacer aparecer, quien también callo al no ser incondicional; le siguieron Carranza, de la Huerta, el mismo Calles cuando ya no les garantizaban. Los que se alineaban contaban siempre con el apoyo necesario.

Es necesario para que no perdamos nuestra identidad reconocer la Verdad Histórica y celebrar con platillos y bombos y las campanas al vuelo lo que merece celebrarse como es la Consumación de nuestra Independencia, y aceptar el mérito de quienes la lograron como son Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero.

Hay que ser agradecido y darles el honor que merecen. Si el 15 de septiembre fue fiesta, más aún debe serlo el 27 de septiembre, pues si celebramos la iniciación, con más ganas debemos celebrar la Consumación.

Mientras sigamos viviendo en la mentira y fomentando la Cultura de la Muerte, con la correspondiente Corrupción, no lograremos resolver nuestros problemas, entre ellos y como principal el cada vez más grave Problema del Medio Ambiente.

Celebremos con júbilo el 27 de septiembre, la Consumación de la Independencia y honremos a los héroes que la lograron Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero.

“Donde hay Bosques hay Agua y Aire puro; donde hay Agua y Aire puro hay Vida”.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar