Últimas noticias:

Dos dones: La vida y la fe

Cuando se habla del Medio Ambiente, de la Naturaleza, siempre se habla de la Vida, la cual cada quien ha de reconocer la suya como un Don Gratuito de la mano de Dios. De aquí se desprende otro Don que es la Fe, que resulta de la búsqueda de la Verdad y de la Razón de Nuestra Existencia. Dios a través de la Revelación en la Sagrada Escritura nos lo da a entender, y por medio del Evangelio proclamado por Nuestro Señor, nos lo deja claro todo.


Cultura de la Vida


Los dos Dones: La Vida como la Fe, son esenciales en la lucha por el Medio Ambiente. El que muchos no se percaten de la importancia de ellos y no les presten atención o inclusive los combatan, es la causa de nuestra situación crítica en extremo. Tenemos que entender lo que significa cada uno para la Humanidad.

La Vida, ese Don Divino combatido por la Cultura de la Muerte, que promueve el aborto (asesinato de criaturitas indefensas), pero da libertad y protege a asesinos (Suprema Corte de Justicia, Jueces, Derechos Humanos, Amnistía Internacional), en lugar de proteger y defender a los buenos mexicanos; que crea guerras y apoya a los narcos y grupos subversivos porque necesita clientes para la industria y el comercio de armas; que bloquea acuerdos mundiales a favor de la lucha contra el sobrecalentamiento, para no perjudicar los ingresos de la mafia petrolera; que promueve la disolución de las familias con leyes antinaturales a favor del divorcio, uso de preservativos, aceptación de pseudomatrimonios de homosexuales y adopción de pequeños inocentes por ellos. Se vale de la corrupción para conseguir sus objetivos y utiliza los medios de comunicación, que se dejan comprar o bien tienen que aceptar el material maquillado que les mandan las Agencias Noticiosas mundiales (Associated Press, France Press, Reuter, etc.) controlados por la mafia de izquierda. Por algo se le llama Cultura de la Muerte.

La Fe, el otro Don Divino, también gratuito, pero del que tenemos que mantenernos dignos, porque si no lo podemos perder, con lo cual también perdemos la brújula de nuestras vidas, que es lo que les ha pasado a los seguidores de la Cultura de la Muerte, a los que la Ambición y la Soberbia no les permite ya ver la realidad verdadera, viviendo en su mundo muy lejos de lo real, por lo que perjudican tremendamente al Medio Ambiente para hacer dinero, no importándoles “matar a la gallina de los huevos de oro”, como se dice popularmente, y sin pensar que ellos mismos están cavando sus tumbas con su proceder irracional.

La Fe es la fuente de nuestros Valores, los que nos permiten actuar correctamente, evitar la Corrupción y el uso consecuente de la mentira y la calumnia. La que nos muestra el camino para defender la Vida en la Naturaleza y de la Humanidad, que estrictamente es parte de la primera.

El olvidarse de esos dos Dones Preciosos, que debemos cuidar como el tesoro más valioso que tenemos, nos ha llevado a estar en esta situación precaria y peligrosa, que nos pone en peligro de no actuar antes de que sea demasiado tarde. Como hace unos días, Obama en la Casa Blanca, y Ban Ki Moon ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), declaraban independientemente uno del otro.

La Cultura de la Vida y del Amor nace del reconocimiento de esos maravillosos Dones: La Vida y la Fe que Dios nos otorga por un Acto de Amor, siendo Él mismo el Amor, la Verdad y la Vida.

La única solución a la situación que ya llega a ser desesperada, ante la pasividad de los gobiernos del mundo que se dejan manipular por las mafias de empresarios sin escrúpulos, mafias de izquierda, mafias de integristas, mafias de narcos y demás delincuentes; la única solución es reinstaurar la Cultura de la Vida, reevangelizando al mundo, según lo señalaba Su Santidad San Juan Pablo II, reconociendo para esto a América como el continente de la esperanza y designando a Santa María, Reina Virgen de Guadalupe como patrona de América.

De nada sirve una Ley de Transparencia, supuestamente para eliminar la Corrupción, si no regimos nuestras acciones en verdaderos Valores. De nada sirve una Reforma Educativa, si se concreta en dar una mejor instrucción, pero se olvida que si realmente se quiere educar debe basarse en Valores.

Vemos a cada momento que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) con sofismas impone lo antinatural al país (pseudo-bodas homosexuales, adopción de inocente niños por ellos, etc.), suelta a delincuentes probados (Florence Cassez, narcos y demás), sabiendo que un delito no castigado fomenta la realización de más delitos, porque los delincuentes saben que gozan de impunidad y que pueden seguir haciendo dinero fácil sin peligro alguno.

Sólo reconociendo lo que significan estos maravillosos Dones, que son la Vida y la Fe, reinstaurando la Cultura de la Vida y del Amor, dándole nuevamente a Dios el lugar que le corresponde en la vida pública, así como en la privada, triunfaremos en definitiva en la Lucha por el Medio Ambiente, como también sobre las demás Crisis, la de la pobreza, el hambre, la seguridad, la desintegración de la Familia, la juventud desubicada presa fácil de las drogas y del crimen.

“Donde hay Bosques, hay Agua y Aire puro; donde hay Agua y Aire puro, hay Vida”.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar