Últimas noticias:

De Albert Einstein a su hija Lieserl

 Indudablemente “Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal,

querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence,

todo lo trasciende y todo lo puede,

porque el amor es la quinta esencia de la vida”.

- Albert Einstein


La familia en el mundo


A finales de los años 80, Lieserl, la hija del célebre genio Albert Einstein, donó 1,400 cartas escritas por Einstein a la Universidad Hebrea, con la orden de no hacer público su contenido hasta dos décadas después de su muerte.

Éste es un extracto de una de ellas, en la que Einstein nos señala el secreto para salvar el MEDIO AMBIENTE, el planeta, la especie humana y todas las demás especies.

“QUERIDA LIESERL:

“Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad también chocará con la incomprensión y los perjuicios del mundo.

“HAY UNA FUERZA EXTREMADAMENTE PODEROSA para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros. ESTA FUERZA UNIVERSAL ES EL AMOR.

“Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo, olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas.

“EL AMOR ES LUZ, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El Amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El Amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y PERMITE QUE LA HUMANIDAD NO SE EXTINGA EN SU CIEGO EGOÍSMO. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. EL AMOR ES DIOS, Y DIOS ES AMOR.

“Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo.

“Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. SI QUEREMOS QUE NUESTRA ESPECIE SOBREVIVA, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, SI QUEREMOS SALVAR EL MUNDO y cada ser viviente que en él habita, EL AMOR ES LA ÚNICA Y LA ÚLTIMA RESPUESTA.

“Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, UN ARTEFACTO LO BASTANTE POTENTE PARA DESTRUIR TODO EL ODIO, EL EGOÍSMO Y LA AVARICIA QUE ASUELAN EL PLANETA. Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya energía espera ser liberada.

“Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal, querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede, porque el amor es la quinta esencia de la vida.

“Tu padre:

Albert Einstein

Con todo mi amor”.

Nuestro buen Einstein me sorprende cada vez más. Ya como estudiante en la Universidad de Berlín, demostró con una argumentación razonada a su maestro que Dios no era malo, como pretendía haber probado el maestro, terminando con una frase contundente: “El mal es el resultado de la ausencia de Dios en el corazón de los hombres”.

No solo fue un eminente científico, formado en Alemania, igual que Werner von Braun, iniciador de la NASA y la aventura espacial, sino que fue un profundo conocedor de la realidad en la que vivimos.

Nos señaló ya hace tantos años claramente, que la ausencia de Dios es la causa de todos nuestros males (y nosotros seguimos empeñados en hacer a Dios a un lado), que EL ODIO, EL EGOISMO Y LA AVARICIA asuelan al planeta. Que el Amor es la fuerza que PERMITE QUE LA HUMANIDAD NO SE EXTINGA EN SU CIEGO EGOÍSMO. QUE EL AMOR ES DIOS, Y DIOS ES AMOR. QUE SI QUEREMOS QUE NUESTRA ESPECIE SOBREVIVA, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, SI QUEREMOS SALVAR EL MUNDO y cada ser viviente que en él habita, EL AMOR ES LA ÚNICA Y LA ÚLTIMA RESPUESTA.

Que los “come-curas” de izquierda, que todas las demás mafias que pretenden imponer la CULTURA DE LA MUERTE Y DEL ODIO, en beneficio de sus intereses, no quieran aceptar lo defendido por SAN JUAN PABLO II y SU SANTIDAD BENEDICTO XVI en lo que ellos llamaron LA CULTURA DE LA VIDA Y DEL AMOR, se puede entender por su cerrazón. Pero que no quieran darse cuenta de lo que implican las afirmaciones contundentes de uno de los más grandes científicos: Albert Einstein, no es comprensible.

Aceptemos lo afirmado por Albert Einstein, reinstauremos la CULTURA DE LA VIDA Y DEL AMOR y habremos salvado al PLANETA, al MEDIO AMBIENTE, a la ESPECIE HUMANA y a todas las demás especies.

“Donde hay Bosques, hay Agua y Aire puro; donde hay Agua y Aire puro, hay Vida”.

@yoinfluyo.com

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar