Últimas noticias:

Un nuevo paradigma para la formación de talento en México

En México hay altas expectativas en la implementación de las reformas estructurales, en especial entre los representantes de los sectores productivos, que tenemos la oportunidad de participar en el debate social, para lograr las mejores estrategias que nos permitan acelerar el crecimiento de la economía y reducir finalmente las desigualdades regionales y sociales.


Las reformas estructurales


En este proceso, hay que tener claro que las inversiones y el crecimiento no vendrán automáticamente con las reformas; corresponde a los empresarios, al gobierno, a los trabajadores y a la sociedad en su conjunto crear las mejores condiciones en la implementación de las nuevas leyes secundarias en los diferentes sectores.

Desde la perspectiva patronal, el reto es aterrizar las reformas para el beneficio de pequeñas y medianas empresas; también de las grandes. Pero el reto está en vertebrar hacia toda la sociedad mediante estas cadenas de valor: pequeñas y medianas empresas productivas, y fortaleciendo las cadenas que ya existen. La clave es que las inversiones efectivamente lleguen a quienes necesitan un empleo formal en las distintas regiones del país.

El reto es generar oportunidades plenas de desarrollo para 21.5 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años de edad. Estos 21.5 millones de jóvenes representan el 18.2% de la población total; de éstos, solamente 10.3 millones asisten a clases. Los demás requieren de una oportunidad, de un empleo.

Si queremos convertirnos en un país desarrollado, tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para ampliar la cobertura en la educación de esos jóvenes, privilegiando la calidad de la enseñanza y el aterrizaje de ésta a las actividades productivas, fortaleciendo la vinculación entre el sector público y privado, y asegurando un nuevo impulso a la innovación.

Hoy, como lo hemos sostenido a lo largo de nuestros 85 años de existencia, la COPARMEX impulsa como su principal prioridad estratégica la promoción de la educación de calidad para todos los mexicanos, y una mayor vinculación empresa- escuela / escuela-empresa. Este es el pilar que nos permitirá generar oportunidades de desarrollo para los jóvenes de México en el siglo XXI.

Estamos concentrando nuestros esfuerzos en la inclusión de la cultura del emprendimiento en los programas oficiales en todos los niveles educativos y en el impulso al Modelo Mexicano de Formación Dual, que brinda al estudiante la oportunidad de aplicar sus conocimientos directamente en las empresas, con la ventaja de recibir una pequeña remuneración, que le ayude a sostenerse, y en sus gastos al propio joven.

La COPARMEX, fiel a su misión vertebradora, se ha convertido en el articulador del sector empresarial para la implementación del Modelo Mexicano de Formación Dual en todo el país. Es un gran reto, pero es nuestro reto: y nos debemos vertebrar con otras organizaciones para poderlo llevar a cabo. Este reconocimiento pleno se ve reflejado en la firma del Convenio SEP-COPARMEX firmado en agosto pasado.

La Comisión Nacional de Educación de la COPARMEX, con el apoyo de los 12 Centros Empresariales que participaron en el Modelo piloto, está realizando un diagnóstico para mejorar la operación y elevar los estándares de calidad de dicho modelo, a fin de promover la inclusión de más Centros Empresariales y de otros organismos empresariales en este proyecto.

Los logros en el Modelo Mexicano de Formación Dual han sido muchos: al cierre del piloto contamos con más de mil espacios educativos creados y 155 empresas operando en este esquema en once entidades del país.

Ahora, estamos preparando el Plan de Acción Empresarial para 2015, con la meta de alcanzar una cobertura nacional.

Estamos convencidos de que con el Modelo Mexicano de Formación Dual y nuestra propuesta de generar un nuevo modelo de desarrollo regional tipo triple hélice, será posible mejorar la productividad y generar empleos con mejores salarios, para elevar la calidad de vida, consecuentemente, de todas las familias de nuestros trabajadores.

Estos modelos de desarrollo regional, así como el potencial del Modelo Mexicano de Formación Dual, son importantes para consolidar otros mercados: otras actividades y vocaciones de las regiones.

Así como hemos consolidado la industria manufacturera, la aeroespacial y el sector automotriz en el norte y centro del país, es posible aportar al desarrollo de clusters en otros sectores orientados al mercado interno y externo mexicano: como la agrobiotecnología, la energía, las telecomunicaciones, las tecnologías de la información, el sector farmacéutico, los servicios de investigación y el turismo en sus diferentes nichos. Creemos que este potencial puede arrojar aún mejores resultados.

Nuestra propuesta es que se canalicen parte de los recursos para emprendedores y fondos de financiamiento al talento, a proyectos productivos que operen con el Modelo Mexicano de Formación Dual, en las diferentes entidades federativas.

Así, podremos construir un círculo virtuoso que nos lleve a crear industrias y regiones altamente competitivas, generando con ello un verdadero desarrollo y nuevas condiciones de prosperidad para todos los mexicanos.

Efectivamente, los desafíos son muy grandes, tanto como nuestra voluntad para impulsar política pública que forme centros de investigación y transferencia de tecnología. Es preciso preparar a los  especialistas que demandarán los sectores con alto potencial de crecimiento en el corto y mediano plazos, especialmente en energía y telecomunicaciones, para aprovechar el impulso de las reformas.

El talento mexicano es mucho y sería imperdonable no aprovecharlo para lo que viene de desarrollo en México. Más que impedir que sean especialistas de otros países quienes resulten favorecidos con la apertura, deben ser los nacionales quienes den la batalla por los empleos que deben crearse. Por eso debemos prepararlos y generar este talento.

Los invito a participar, para que desde cada uno de nuestros Centros Empresariales, aporten iniciativas enriqueciendo nuestro Modelo Mexicano de Formación Dual, para fortalecer las agendas regionales de desarrollo, identificando empresas y sectores con potencial de crecimiento que se incorporen a este modelo.

Presidente Nacional de COPARMEX

@jpcastanon

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar