Últimas noticias:

Pide Coparmex priorizar PyMEs en Reforma Energética

La iniciativa del Ejecutivo enviada al Congreso la semana pasada para reglamentar la reforma a los artículos 25, 27 y 28 Constitucionales que modifican el marco regulatorio de la industria energética, abre la puerta para una nueva discusión que puede colocar a México en un círculo virtuoso de crecimiento económico, creación de empleos y una nueva industrialización del país.

Para Coparmex, lo más importante en este proceso que se definirá en un próximo periodo extraordinario de sesiones del Congreso, es lograr que el aterrizaje de la Reforma Energética traiga beneficios concretos y palpables en la vida de todos los mexicanos.

En el sector privado, y Coparmex en particular, le apostamos al debate informado de esta iniciativa. Coincidimos con las voces que desde la sociedad demandan una discusión pública en la materia, pero insistimos que sea sobre la base del conocimiento técnico del sector energético, para que dejemos atrás, como país, los atavismos ideológicos que han impedido cambios trascendentes y que hemos postergado por años. Una discusión técnica, no ideológica.

Nuestros expertos de la Comisión Nacional de Energía de Coparmex están revisando a detalle los alcances de la iniciativa, para participar activamente en ese debate que tanto requiere México. Necesitamos los empresarios dar nuestra opinión, nuestra propia visión, de las oportunidades y, sobre todo, de la transparencia y de la trascendencia de esta iniciativa.

Sólo en la medida que pueda imprimirse un sentido social a nuestra riqueza energética, realmente la reforma nos permitirá transformar a México. La iniciativa apunta en el sentido correcto al convertir a Pemex y la CFE en empresas productivas del Estado mexicano, flexibilizando sus regímenes tributarios y fijando las reglas para que los recursos de la renta petrolera sean optimizados mediante la creación del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, que será administrado por Banco de México.

En Coparmex, consideramos que para desarrollar una industria energética realmente competitiva, debe irse más a fondo para construir un marco regulatorio que propicie y facilite la asociación de grandes empresas nacionales e internacionales y pequeñas y medianas empresas.

Debemos dejar abierto el diálogo para debatir los mejores caminos para fomentar el contenido nacional de los contratos en la industria, para que las PyMEs mexicanas puedan encadenarse a su estructura de valor.

La propuesta gubernamental para el contenido nacional se basa en la idea de un promedio facultativo para el fomento industrial y de la inversión directa, con un esquema de preferencia por empresas nacionales en condiciones similares.

Coparmex propone sumar a estas estrategias la creación de una Dirección General de Contenido Nacional en la Secretaria de Economía y, además, un Consejo Consultivo, con presencia social y del sector privado, para diseñar permanentemente las mejores políticas en el fomento al crecimiento de nuestra industria y darle seguimiento a la integración nacional, contrato por contrato, concesión por concesión.

Para lograrlo, será necesario un registro independiente y nacional de proveedores y contratistas certificados, como el que propone Coparmex. La certificación deberá hacerla una empresa calificadora de prestigio, externa al propio gobierno, con los requisitos de trasparencia para que sea la sociedad la que fiscalice el propio proceso.

Esta discusión sobre el contenido nacional debe trascender el ámbito de la proveeduría, para abarcar el universo total de asignaciones y contratos, desde la exploración y la producción, hasta la petroquímica, primaria y secundaria.

Las nuevas inversiones que vendrán al sector energético sólo podrán traducirse en nuevos empleos y mayores ingresos para los mexicanos, si aseguramos que las Pymes puedan participar en conglomerados productivos que trasciendan el ámbito de los estados con potencial energético.

En los estados del sur y sureste, por ejemplo, la generación de clusters energéticos que produzcan insumos para desarrollar otras industrias como la textil, electrónica, química o del plástico, pueden generar una nueva realidad de crecimiento y desarrollo sostenido para millones de mexicanos que viven en condiciones de rezago con respecto de otras regiones del país.

Una de nuestras propuestas es que las empresas que ganen los contratos cumplan con sus pagos a los subcontratistas PyMEs que utilicen, en el mismo plazo en el que reciben las contraprestaciones del contrato original.

Esta medida financiera ya se ha utilizado en otros países y es una herramienta muy eficiente para reducir la mortalidad de las PyMEs y asegurar el encadenamiento en el sector energético.

De la misma forma, estamos proponiendo que todas las empresas que ganen un contrato se comprometan a participar en el Modelo de Formación Dual Mexicano, de tal forma que al cabo de un tiempo tengamos técnicos mexicanos especialistas que hayan egresado de nuestro sistema de educación media superior y también de la educación superior.

La aprobación de las leyes secundarias del sector energético no sólo es responsabilidad del Congreso: todos los organismos sociales debemos contribuir desde nuestros espacios en esta discusión de la mayor relevancia. Coparmex reafirma su compromiso para lograr la mejor implementación posible de la reforma energética que transformará a México.

* Presidente Nacional de la Coparmex

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar