Últimas noticias:

La opción de la alternancia marca las elecciones del 5 de junio

Luego de la intensa jornada electoral de este 5 de junio, tras la ronda de los primeros resultados preliminares, que daban cuenta de una competencia muy cerrada en algunas de las gubernaturas y en otros cargos públicos de elección popular, se ha ido definiendo con claridad un panorama político que permite esbozar varios rasgos definitorios, lecciones importantes y prioridades hacia delante.


México; elecciones 2016, alternancia


Todo apunta a que la tasa de participación ciudadana, en promedio, fue similar a la de otras ocasiones en elecciones locales, con entre 45 y 60 por ciento de abstención, salvo en el caso de la elección para la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, donde se acercó la abstención al 72 por ciento. Lo que claramente muestra el desinterés de los capitalinos, más preocupados por desafíos más concretos y acuciantes, como el tema de la contaminación y la circulación vial.

Reiteramos nuestra felicitación a todos los ciudadanos que ejercieron su derecho y deber de votar, al igual que a quienes participaron como funcionarios de casilla y a las decenas de miles de personas que contribuyeron a llevar a cabo este relevante ejercicio democrático.

La jornada no estuvo exenta de casos de violencia ni de acusaciones de acciones ilegales entre los partidos y candidatos, pero no fueron un denominador común o rasgo generalizado de los comicios, teniendo en cuenta que las alrededor de 68 mil casillas que se instalaron operaron adecuadamente.

De cualquier modo, estos incidentes nos recuerdan que aún hay un largo camino para recorrer, asegurando una democracia plena en todos los rincones de México, para que ningún ciudadano vea limitado o coaccionado su derecho al voto por terceros, ni se utilice el temor o el clientelismo como herramienta de disuasión u orientación electoral.

De la misma forma, no podemos soslayar la orientación inadecuada, con sus honrosas excepciones, de las campañas electorales, que se caracterizaron por la falta de propuestas, acusaciones cruzadas, denuncias, manipulación mediática y de encuestas. México requiere aún avanzar en su consolidación democrática y perfeccionar su normativa electoral para que estas situaciones no se repitan.

Este tipo de campañas no puede ser el referente de los procesos democráticos en nuestro país.

Confiamos en que las autoridades electorales concluirán todos los procesos de conteo y cómputo de votos y actas con celeridad y transparencia, brindando certeza a la ciudadanía sobre los resultados. De la misma forma la fiscalización de los gastos de campaña, que deben de ser transparentes y eficientes.

A los candidatos y a los partidos políticos, los exhortamos a actuar con responsabilidad y civilidad, y a partir de esos principios, a dirimir cualquier eventual inconformidad por las vías institucionales correspondientes.

Más aún, los convocamos a que en aquellas elecciones donde se presente una diferencia sustancial e irreversible en la votación lograda, se acepten los resultados y se evite judicializar y prolongar los procesos. Pedimos que se muestre el compromiso con la democracia y el bien común, y ahorrar a la ciudadanía la incertidumbre, la confrontación y la pérdida innecesaria de tiempo para acometer los retos de la sociedad.

En el mismo sentido, hay que exigir a todos los partidos políticos que no contaminen con eventuales disputas de carácter electoral a los procesos de negociación que están actualmente en curso, para definir  reformas y tomar decisiones fundamentales para el país.

Los grandes retos del país, de los estados y los municipios, trascienden a los intereses de los partidos y a la competencia electoral. Los legisladores, que esta semana deben llegar a acuerdos en asuntos de la relevancia del sistema nacional anticorrupción y la coordinación de fuerzas de seguridad, son representantes de la nación, por encima de su afiliación partidista.

Al corte, y en especial en el caso de las gubernaturas, pero también en otros órdenes, la opción de la alternancia partidista marca estas elecciones y el nuevo escenario político nacional. Cada caso es diferente, pero en todos ellos habrá que hacer una lectura objetiva de la decisión ciudadana.

México requiere de resultados concretos: gobiernos que impulsen el desarrollo integral, con acciones que mejoren la calidad de vida de las personas, el desarrollo económico, la seguridad, la educación, el combate frontal a la corrupción y la impunidad en cada uno de los estados, desde lo local, hasta lo nacional.

Hay que dar vuelta a la página electoral lo más pronto posible, para que en cada estado y municipio se empiece a trabajar en los retos concretos de la sociedad y gobierno. Esperamos que los candidatos ganadores pronto convoquen a la sociedad civil y a la iniciativa privada local para acordar estrategias integrales e incluyentes, que incluso deriven en compromisos concretos y medibles para los primeros 100 días de gestión, en particular en tres ámbitos importantes: economía y gestión gubernamental, Estado de derecho y transparencia, y Educación e innovación, para generar valor y desarrollo.

El sector empresarial, en todo el país, está preparado para construir soluciones y propuestas por el desarrollo local y nacional, ese es nuestro compromiso.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar