Últimas noticias:

Propuesta para una agenda de finanzas sanas en los estados

Los empresarios Coparmex estamos comprometidos a redoblar esfuerzos para sacar adelante proyectos productivos, financieramente sustentables, en las diversas regiones de nuestro país. Y así, crear más empleos formales y oportunidades de desarrollo para las personas.


Análisis Económico


Es necesario que los gobiernos de los estados y los municipios hagan también su parte, que se comprometan a impulsar el desarrollo de sus comunidades, que sean innovadores y, sobre todo, que privilegien la salud de sus finanzas, con una cabal rendición de cuentas en el ejercicio de su gasto público. La sociedad lo demanda, ellos lo ofrecieron, necesitamos que lo ejerzan en todo el país.

La sociedad espera que las entidades federativas comprendan el gran esfuerzo que harán las empresas y los contribuyentes durante el año que entra, ante los menores ingresos públicos esperados.

Los estados y municipios tienen que sumarse al esfuerzo del Gobierno Federal en materia de presupuesto, con recortes al gasto corriente, presupuestos austeros y un compromiso claro para sanear sus finanzas públicas.

La deuda pública de los estados es un asunto complejo. Su monto representa, en promedio, apenas el 2.9% del Producto Interno Bruto (PIB) de los estados, según datos de la propia Secretaría de Hacienda al mes de septiembre pasado.

Sin embargo, lo que preocupa es el crecimiento desmedido de los pasivos, a lo largo de los tres últimos sexenios, en algunos estados como Chihuahua, donde la deuda se cuadruplicó, al dar un salto de1.8% de su PIB en 1994 al 8% de su PIB, al cierre del tercer trimestre de este año.

En Coahuila la deuda se elevó del 1.4% del PIB en1994 al 6.5% de su Producto Interno Bruto a septiembre de este año.

En Quintana Roo, el incremento pasó del 2.7% al 8.3% de su PIB estatal en el mismo periodo. En otras entidades la deuda pública se duplicó, como se aprecia en Nayarit y Nuevo León.

El nivel de deuda de esos estados es tan grande, que ni todos los recursos que reciben por concepto de participaciones federales alcanzarían para liquidarla. Las tres entidades más endeudadas necesitarían entre 2.5 y tres veces más recursos, para cubrir sus deudas. Por supuesto, hay que reconocer el esfuerzo que han realizado algunos estados para disminuir su endeudamiento en ese mismo lapso, como Sonora, Baja California Sur, el Estado de México, Querétaro y Jalisco. Sin embargo, casi todas las demás entidades del país han incrementado su deuda pública y, hay que decirlo, muchas veces con opacidad, sin rendir cuentas en el ejercicio del gasto.

La situación es más grave de lo que parece, pues los congresos locales tienen disposiciones diferentes en materia de contratación de deuda local, por lo que no hay obligación de los estados a reportar esas deudas a Hacienda. Tampoco están considerados en esos montos los pagos pendientes a proveedores.

Ante esa problemática, es urgente que en el actual periodo de sesiones del Congreso, que concluye el próximo 15 de diciembre, la Cámara de Diputados ratifique la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, que ya fue aprobada en el Senado, para que pueda ser promulgada a la brevedad.

En esa iniciativa se propone crear un Registro Público Único para transparentar las obligaciones financieras de los estados, que junto con la Ley de Contabilidad Gubernamental, proporcionará a la sociedad y al gobierno federal también una visión clara, completa, transparente y homogénea de las deudas y del ejercicio del gasto de todos los gobiernos de los estados.

Coparmex está preparando una propuesta que será entregada a la Cámara de Diputados, para incorporar a ese registro un mecanismo para que en los cambios de gobierno se documenten y reconozcan las deudas del gobierno saliente, incluidos los pagos a proveedores.

Hacemos un llamado a los partidos políticos para que al seleccionar a sus candidatos en los 12 estados donde habrá elecciones para gobernador en el próximo año, se incluya este tema en las campañas y en las plataformas de oferta política a la ciudadanía. Que los aspirantes expliquen a los electores qué van a hacer con la deuda pública de su estado, no sólo para transparentarla, sino también para administrarla y reducirla.

A los gobernadores que dejarán el cargo, los conminamos a iniciar un ejercicio de transparencia en la entrega de sus administraciones. Les pedimos un compromiso claro para cumplir a tiempo los pagos a proveedores, esa puede ser la forma más rápida y ágil en que los gobiernos de los estados pueden contribuir a acelerar el crecimiento de la economía en su conjunto al cierre de este año y los primeros trimestres del 2016.

Para elevar la transparencia y rendición de cuentas, la participación de la sociedad es indispensable. No sólo porque es destinataria de las acciones de gobierno, sino porque puede consolidarse en vigilante, a través de Consejos Ciudadanos, revisando que las finanzas estatales y municipales se mantengan en orden, sin hipotecar el futuro de nuestras familias, región por región.

Es responsabilidad de todos construir un México de paz, de equidad, de justicia, con los gobiernos transparentes que todos queremos y merecemos. Trabajemos juntos, con alegría y esperanza renovada, en lo que a cada quien nos corresponde.

Fuente:

http://www.hacienda.gob.mx/Estados/Deuda_Publica_EFM/2015/Paginas/3er_trimestre.aspx

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

@jpcastanon

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar