Últimas noticias:

Por un desarrollo más igualitario

En estos últimos días conocimos cifras que nos recordaron los enormes retos que enfrentamos, en especial la desigualdad que lastima y agravia a todos los mexicanos, pero sobre todo, lo que agravia a los más desprotegidos.


Análisis Económico


El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reportó la gran desigualdad en la actividad económica y el crecimiento de los estados de la República en este primer trimestre del año, en tanto que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) informó que entre 2012 y 2014 aumentó en casi dos millones el número de mexicanos que viven en situación de pobreza.

El 46% de los habitantes, es decir, 55 millones de mexicanos, viven en pobreza; son 11.4 millones de personas las que padecen pobreza extrema, en tanto que el 58% de la población ocupada labora en la informalidad. Esto nos lleva a la improductividad.

Esas cifras son consecuencia del bajo crecimiento económico, de 2.4% promedio, observado durante las últimas tres décadas en el país. Pero lo más preocupante es que ese crecimiento ha sido desordenado. De hecho, coexisten dos modelos económicos y por lo tanto, dos realidades en nuestro México. De acuerdo con en el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal dado a conocer hace unos días por el INEGI, el crecimiento promedio del país fue de 2.5% en el primer trimestre del año.

Sin embargo, tenemos regiones como El Bajío, donde el crecimiento es sobresaliente en entidades como Querétaro, que creció cinco veces más que el promedio nacional; Guanajuato creció tres veces más, y Aguascalientes, también, más del doble del promedio nacional; en el noreste del país las economías de Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas crecieron más del doble que el promedio nacional en el primer trimestre. Todo esto de acuerdo con el mismo reporte del INEGI.

La mayoría de esas entidades ocupan las primeras posiciones en el índice general de competitividad y son las que más atraen inversión extranjera. En varios de esos estados realmente se redujo la pobreza, tanto en números relativos como en el porcentaje de personas que salieron de esa condición. En contraste, los mexicanos de las regiones y estados del sur y sureste, enfrentan condiciones de alta marginación. Tenemos entidades como Chiapas, donde el 76% de la población vive en la pobreza, la economía presentó una contracción del 4.9% en el primer trimestre, y sólo 2 de cada 10 trabajadores tienen empleo formal, es decir, prestaciones de ley.

¿Qué han hecho los estados exitosos para abatir la pobreza, sobre todo la pobreza extrema?

La respuesta es que esos estados prósperos han logrado crear un entorno donde las empresas productivas florecen, generan empleo; creando un clima de oportunidades de negocio e inversión, propiciando así la creación de empleo formal y opciones de desarrollo para las familias, los trabajadores y sus propias familias. Han colocado como prioridad el acceso de sus niños y jóvenes a la educación de calidad y han sabido establecer alianzas con el sector académico para innovar y para potenciar el desarrollo.

Son muchos los retos que reclaman la acción comprometida de todos nosotros. Retos que implican contribuir a reducir la brecha de la desigualdad en México. Los empresarios de Coparmex refrendamos nuestro compromiso de aportar nuestros esfuerzos para lograr ese objetivo, como lo hemos hecho a lo largo de nuestra historia.

Por ello estamos impulsando una Nueva Cultura Empresarial, con la propuesta de unir esfuerzos con los tres órdenes de Gobierno y la Academia, para impulsar nuevos motores del crecimiento en México con un modelo de desarrollo de triple hélice: Academia, Política Pública y la Empresa.

El reto es construir un ecosistema nacional innovador y sostenible, con Política Pública orientada a adoptar la innovación continua para dar un impulso a las Pequeñas y Medianas empresas, que son las que más crean empleos, mediante la capacitación para la innovación.

Queremos impulsar encadenamientos productivos en los sectores con potencial identificados tanto por Secretarios de Desarrollo Económico, como por los emprendedores de cada región. En especial, en los ramos del turismo, la energía renovable y no renovable, tecnologías de la información, servicios médicos y servicios de investigación; y la industria farmacéutica y biotecnológica, en cosméticos, sólo por citar algunos con gran potencial región por región y donde hemos especializado en las regiones el conocimiento y la liga del conocimiento con las propias empresas.

Los empresarios de Coparmex reafirmamos nuestro compromiso para sentar las bases para un crecimiento más igualitario para México, para que más regiones crezcan y que el desarrollo se derrame subsidiariamente en todas las regiones, porque tenemos una sola nación, un solo país que tenemos que seguir construyendo entre todos los mexicanos.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar